No obligues a nadie a quererte, mejor oblĂ­galo a irse. Quien insista en quedarse, es quien realmente te quiere. Siempre seremos para alguien, la persona correcta que conocieron en el momento equivocado.

Seguidores

14 mayo 2024

OBLATO U OBLATA.

Esta palabra, tanto en su femenino como en su masculino, proceden del latĂ­n "oblatus" (ofrecido), y su significado en la RAE no dista mucho de su etimologĂ­a.
1.- Dicho de un niño: Ofrecido por sus padres a Dios, y confiado a un monasterio para que se eduque culta y piadosamente y, si se aficionase, entre en religión. Adjetivo usado también como sustantivo.
2.- Integrante de algunas de las congregaciones que se dan a si mismas el nombre de oblatos u oblatas, es decir, ofrecidos. También usado como sustantivo.
Me ha recordado esta palabra a la pelĂ­cula de 1955 dirigida por Ladislao Vajda, Marcelino pan y vino.
Película emocionante donde las haya, e incluida en la historia de la filmografía española.
Pero hoy en dĂ­a se estilan mĂĄs otros tipos de oblatos u oblatas.
Los oblatos u oblatas polĂ­ticos.
Jóvenes ofrecidos a la política desde edad temprana, que poco a poco, y aprendiendo triquiñuelas y trucos de los mås mayores, van trepando en el anagrama político del partido hasta que tienen la oportunidad.
Comparemos:
JĂłvenes ofrecidos a la polĂ­tica desde edad temprana, confiados a un partido para que se eduque polĂ­ticamente y oratoriamente, y si se aficionase, entre a formar parte definitivamente de la polĂ­tica.
Pues eso.

Torre de San Eustaquio.





No hay comentarios:

Publicar un comentario