No obligues a nadie a quererte, mejor oblígalo a irse. Quien insista en quedarse, es quien realmente te quiere. Siempre seremos para alguien, la persona correcta que conocieron en el momento equivocado.

Seguidores

24 diciembre 2021

SERENDIPIA.

La gravedad no la descubrió Newton; la verdad es que la manzana hizo todo el trabajo.
El se√Īor estaba descansando bajo un manzano, y la manzana golpe√≥ fuertemente la cabeza de Isaac, pero gracias a la peluca, que se usaba en ese tiempo, la manzana se salv√≥ y le susurr√≥ a Newton que se hab√≠a ca√≠do por mor de la gravedad, y que todo cae en direcci√≥n al centro de la tierra. Una serendipia como otra cualquiera, que dio lugar despu√©s a una cantidad ingente de experimentos y teor√≠as.
√Črase una vez que Arqu√≠medes y el rey Hier√≥n ten√≠an una duda sobre la corona del rey. El rey consult√≥ al fil√≥sofo para resolver el problema de la corona de una vez por todas –probar si era toda de oro o no-. Estaba el sabio griego un buen d√≠a prepar√°ndose para tomar un ba√Īo en una ba√Īera, entretenido con esa cuesti√≥n. De repente, tuvo una visi√≥n de la soluci√≥n y sali√≥ corriendo, desnudo por las calles de la ciudad, gritando “¡Eureka, Eureka!”, que en griego quiere decir “¡Lo he encontrado, lo he encontrado!”
Lo que encontr√≥ fue lo que hoy llamamos el “Principio de Arqu√≠medes” (que se basa en empuje hidrost√°tico). A partir de √©l, podemos afirmar que: “un cuerpo sumergido en un l√≠quido flotar√°, se hundir√° o quedar√° neutro de acuerdo con el peso del l√≠quido desalojado por este cuerpo”. 
Total otra serendipia.
Y otra más la de Fleming con la penicilina, un moho que creció en un cultivo olvidado en su laboratorio, y etc., etc.
A ver si hay suerte, y con una serendipia (hallazgo grandioso que se produce de manera accidental o casual), se encuentra de una vez por todas un remedio eficaz contra los COVID que nos acosan que falta est√° haciendo.


Foto extraída de la página: franciscotorreblanca.es


QUASIMODO.

La Catedral de Notre Dame (Nuestra Se√Īora), es una catedral g√≥tica construida entre los a√Īos 1163 y que para el a√Īo 1260, estaba casi terminada; no obstante no se acab√≥ de construir hasta el a√Īo 1345.
El 15 de abril de 2019 sufrió un incendio y perdió 2/3 de su techumbre.
Esta techumbre estaba sostenida con vigas de madera y acord√°ndome de las vigas, y del evangelio de San Mateo, 7,1-5...
¿C√≥mo puedes decirle a tu hermano: "D√©jame que te saque la mota del ojo", teniendo una viga en el tuyo?
Hipócrita; sácate primero la viga del ojo; entonces verás claro, y podrás sacar la mota del ojo de tu hermano.
Y volviendo a Notre Dame, allí habitó un día un campanero, feo y jorobado; el famoso "Jorobado de Notre Dame, un tal Quasimodo".
Pues a ese personaje, como dice Rosa la cu√Īada de Carmelita, Dios le puso la joroba, como a todos los jorobados, en la espalda; para que no se la pudieran ver.
Mucha gente, pero que mucha, tendr√≠a que peregrinar sucesivamente a la catedral de Notre Dame: parejas, hijos, padres, hermanos, compa√Īeros de trabajo, y sobre todo pol√≠ticos, estos dirigentes insaciables e incomprensibles que nos ha tocado sufrir, y que solo, y digo bien solo se entretienen en ver la mota en el ojo del contrincante, y viceversa, eso s√≠, minuciosamente.
Y una vez que estén allí comprenderán de verdad lo que es una viga en un ojo.
¡Ay por Dios cu√°ntos Quasimodos pululan en la agenda pol√≠tica de nuestro penoso pa√≠s!


Foto extraída de la página: elperiodico.com

 

20 diciembre 2021

LETEO.

Esta es otra de esas palabras raras que me aparecen de vez en cuando en los crucigramas, se aprende tanto en los crucigramas...
Este nombre proviene del griego antiguo "őõő∑őłő∑" (olvido) que despu√©s se romaniz√≥ a "lethe" que literalmente tambi√©n significa olvido.
Es el nombre de unos de los ríos de Hades (el inframundo griego); y antiguamente, los griegos creían que cuando alguien se moría, le daban de beber agua de este río, antes de la reencarnación, para que no recordase su vida pasada.
Leteo, o letea, seg√ļn la RAE, significa: Del r√≠o Lete, del r√≠o del olvido.
Y pareciera, que la bebida mística del río Lete no sólo se consume cuando se muere, hay mucha gente que se embriaga diariamente de las aguas del Lete.
Los amigos que no recuerdan los favores de otros amigos, los hijos que no se acuerdan casi nunca, o nunca, de los padres y abuelos; los y las compa√Īeras de vida que no recuerdan cuando recibieron una caricia o una caranto√Īa de su pareja; los camaradas del trabajo que olvidan qui√©n los impuls√≥ a crecer, quien le salv√≥ de vez en cuando de un apuro; y c√≥mo se me iban a olvidar esos trepas que son capaces de lamer el asfalto para mantenerse en el poder a toda costa y que olvidan lo m√°s esencial, el servicio y la dedicaci√≥n al pueblo.
¡Dejaros ya de tantos cubatas de agua del Lete con coca-cola y un poco de m√°s seriedad ante la digna tarea que se os ha encomendado joder!


Foto extraída de la página: mitología.guru



19 diciembre 2021

LA TOLERANCIA.

La tolerancia es una palabra que como muchas de las que utilizamos a diario proviene del latín.
Primero dimana del lat√≠n "tolerar" que procede del vocablo latino "tolerare (soportar, aguantar); esta a su vez viene de la palabra "tollere" que significa levantar, f√≠sica o simuladamente; llevar o sobrellevar algo material o espiritual.
El que tolera tiene un poder real sobre el que es tolerado, y valga un ejemplo. Un policía puede tolerar que no se cumpla la ley y que una persone circule a más de 120 km. por hora, pero esto indica que tiene el poder real suficiente para no tolerarlo.
La filosofía indica que tolerar es el incumplimiento de un precepto, y a veces puede ser bueno y a veces malo.
Ser tolerante con una persona no quiere decir que esta tenga razón en lo que dice, no es reconocer su veracidad, sino comprometerse a no ejercer la violencia contra ellos aun estando "equivocados".
Creo que se hace necesaria en nuestra vida política un poco de tolerancia por todas las partes.
La tolerancia llega mucho m√°s lejos que el l√°tigo. (√Āngelo G. Roncali, SS el Papa San Ioannes PP XXIII  1958-1963)



Foto extraída de la página: accem.es




18 diciembre 2021

EPIDURAL.

Como siempre ando buscando los significados de las palabras y su origen, hoy me ha parecido oportuno explicar el de esta palabra, tan traída y llevada en medicina, sobre todo en las parturientas.
Epidural, es un vocablo anat√≥mico y m√©dico formado por tres partes, y que fue  acu√Īado en la segunda mitad del siglo XIX.
A saber:
EPI-DURA Y AL.
EPI: Es un prefijo griego "őĶŌÄőĻ"=epi" que significa: sobre. 
DURA: Es el femenino de "durus" que significa: Dura, firme y sólida, en alusión a la dureza y solidez de la duramadre (capa exterior del tejido fuerte que cubre y protege el cerebro y la médula ósea.
AL: Sufijo adjetival que indica pertenencia o relación con.
Por lo tanto "epidural" sería: Sobre la parte firme y dura de la duramadre.
Pues ahí es donde te pinchan el anestésico epidural, bloqueando las terminaciones nerviosas en su salida de la médula espinal.
Hay algunos y algunas, que haciendo un invento nuevo de anestesia,  deber√≠an inyectarle la anestesia...
EPI-CORTEX-ALUn pinchazo exactamente sobre el córtex de ellos mismos; a ver si así se quedaban un poco dormidos dejando de decir, hacer, perpetrar, preparar, urdir, e inventar gilipolleces.
¡Viva la "epicortexal"!


Foto extraída de la página: serpadres.es


17 diciembre 2021

SILLAS VACANTES.

Cuando fallece un Papa, la sede del Vicario de Roma queda vacante, y durante el per√≠odo hasta la elecci√≥n del nuevo Papa el papado es una Sede Vacante, seg√ļn los c√°nones del 416 al 430 del derecho can√≥nigo.
En nuestra casa pasa lo mismo, progresivamente, o de s√ļbito, van quedando sillas vacantes; que como todos los a√Īos, en estas fechas en las comidas de Navidad, es cuando se cuentan detalladamente.
Con el paso de los a√Īos se van vaciando las sillas con la partida de familiares, la mayor√≠a porque pasan a una mejor existencia, y en otras ocasiones porque los avatares de la vida hacen que cambien de compa√Ī√≠a, tanto tus familiares como t√ļ mismo.
No obstante, como en el papado, en las di√≥cesis o en las iglesias; esas sillas normalmente se van ocupando paulatinamente por los nuevos v√°stagos que acuden a la llamada de los mayores, o por los nuevos acompa√Īantes. Las sillas de mis abuelos y de mi padre, hoy en d√≠a est√°n ocupadas por mis hijos y sobrinos e incluso por el nieto de mi hermano.
Llegará el día, y espero que sea tarde, que mi silla también quedará vacante; el cónclave familiar elegirá un sustituto para ocupar mi asiento; pudiera ser mi nieto, mi nieta, otro sobrino nieto, o una nueva pareja de alguien de la familia.
Por todo esto, ruego encarecidamente que asist√°is a la cena con la familia en estas Navidades en el momento en que alguien os llame y si este maldito COVID nos deja; nunca sabr√°s si ser√° la √ļltima vez y es tan solo un d√≠a al a√Īo, por Dios.
Lo que si es cierto es que las sillas quedar√°n vacantes, quedar√°n vacantes todas las que tengan que quedar, pero el rinconcito del alma en el que duerme el recuerdo de los seres queridos que murieron, estar√° siempre repleto con su presencia. 
¡Buena cena de Navidad!
Ah, y si no puede ser una cena; co√Īo, pues un almuerzo.

Foto extraída de la página: elcorreo.com




16 diciembre 2021

ABANICOS.

Aunque no sea época de abanicos en estas fechas donde el grajo vuela bajo, me ha parecido curiosa la estructura de un abanico y por ello la comparto.
Abanico es el diminutivo de la palabra latina "abano" que proviene del latín "vannus", nombre que en la cultura agro-romana recibía el utensilio para aventar la cascarilla de los cereales.
Est√° compuesto, a saber por:
Baraja: Esqueleto plegable del anillo. 
País: Tela que va adherida a la baraja.
Varillas: Tiras de madera que pueden ir pintadas o caladas.
Caberas: Palas o varillas maestras, la primera y la √ļltima.
Calado: Agujeros art√≠sticos realizados sobre las varillas que sirven tanto para adorno como para aumentar la aerodin√°mica.
Como ahora no es √©poca del abanico, ya que se utiliza m√°s para aliviar los calores, podr√≠amos utilizarlo, abanicando al contrario, para: echar de nosotros a los malos efluvios, la mala gente, los malos modos, los malos augurios, las enfermedades, las depresiones, y un mil etc√©teras que nos hacen da√Īo .


Foto extraída de la página: ellayelabanico.com