No obligues a nadie a quererte, mejor oblígalo a irse. Quien insista en quedarse, es quien realmente te quiere. Siempre seremos para alguien, la persona correcta que conocieron en el momento equivocado.

Seguidores

27 junio 2019

CANALES DE TELEVISI√ďN.

No se cu√°ntos canales de televisi√≥n, hay hoy en d√≠a, en el elenco de la televisi√≥n digital terrestre, ¿treinta?, ¿cuarenta?...
Y si sumamos los de la televisi√≥n por sat√©lite, ¿ciento treinta?, ¿ciento cincuenta?...
En fin, un ramillete muy tupido de canales a disposici√≥n de los tele-videntes para que no tengamos la opci√≥n del desgano; para que no estemos ni un minuto aburridos.
Ahora, yo más bien creo, que sumando todos los programas que se emiten a diario por todos esos canales, podríamos sacar en claro no más de diez u once canales coherentes.
De todo el catálogo de canales de televisión que se disputan nuestra atención en la parrilla televisiva, hay muchos tipos de canales.
Unos canales que van directo a tu corazón, que te emocionan, que te llegan al alma.
Otros, que apuntan directamente a tu alegría, a tu felicidad, a tu sonrisa, a que te lo pases bien.
Algunos que te hacen sufrir, que te asustan, que te dan miedo.
También tenemos pocos que nos informan de la naturaleza, de la vida en sí mismo, de la biología.
Informativos dictaminados, estrellas sublimes que presentan hasta cuatro programas, pues por lo visto no hay nadie m√°s para presentar.
Series en las que el "master" seguramente ya estar√° bastante gastado y seguramente lo tendr√°n que "remasterizar" de las veces que se han puesto.
En fin, miles de programas, series, películas, y además...
Y me quedan esos canales que van directamente a las cloacas, a la basura, a la mierda, a la ciénaga de detritos televisivos.
Esos canales no deberían ni de pasar por nuestra pantalla, pero mientras haya gente que los vean, que los pongan, que los visualicen, pues esos canales seguirán discurriendo, aunque huelan muy mal.
¡Cuanta mala leche emanan algunos canales de televisi√≥n y cuanta mierda conllevan!

FRUSLER√ćA.

Mi amigo Paco me conminó el otro día a que hablara de una fruslería, pues bien...
Esta palabra proviene de "fruslera", que a su vez dimana de "fusilaria", y esta de "fusilis" que significa "fundible", metal para fundir de poco valor; por lo que frusler√≠a es una cosa de poco valor, una bagatela, una peque√Īez, una menudencia.
Hay multitud de cosas, en la vida cotidiana, que tomamos o toman como fruslerías; hay cantidad de consejos, advertencias, atisbos, avisos a los que no prestamos atención por considerarlos fruslerías.
Que se pierde la educación, el respeto, la forma de comportarse...
¡Bah, son frusler√≠as!
Que le quedan a un ni√Īo, en primero de primaria, un par de asignaturas: Colorear y palotes (como dir√≠a mi admirado Manu S√°nchez)...
¡Bah, son frusler√≠as!
Que un "muchachote" fuerte y musculado le da un guantazo a la chica con la que se junta, o sólo le falta un poco al respeto...
¡Bah, son frusler√≠as!
Que los hijos  e hijas no respetan a los padres y a las madres, que muchos ancianos y ancianas se sientan solos o los recojan en un asilo.
¡Bah, son frusler√≠as!
Que sigan los que dirigen nuestros destinos empecinados en el: no, es que..., no que..., es que..., es porque..., es que debemos..., es que tenemos...
Al final fruslerías, todo queda en una vergonzosa fruslería.
No vamos a tener más remedio que "fusilis" (fusilar) las urnas de las votaciones con otro tipo de vertientes, a ver si así toman conciencia de para qué han sido elegidos.

UNA ECONOM√ćA DE CUIDADO.

La tan traída y tan llevada economía, la tan denostada y criticada, la mal entendida y prejuzgada economía, casi el 100 por 100 de la humanidad entiende de macro economía, somos eruditos en la materia, y tenemos soluciones para todo lo que ocurre a nuestro alrededor.
Pero la solución para nivelar la economía es muy difícil; el que más tiene nunca va a permitir tener menos en beneficio de los que tengan poco.
Mucho de lo que cedemos buenamente para los que tienen menos se difumina por el camino y donde dije 100 llegan 80, o 70, o menos.
Los sueldos actuales no son ni mucho menos los de hace unos a√Īos y eso tambi√©n es un verdadero problema para la independencia de los hijos e hijas, es una traba importante para que tomen su propio vuelo.
Muchos y muchas han estado acostumbrados a una vida sin necesidades económicas, en una familia donde trabajaban ambos cónyuges, y eso ahora es contraproducente.
Creo firmemente que una de las directrices que deber√≠amos apreciar es utilizar desde ya, la ECONOM√ćA DEL CUIDADO.
Cuidado de no dejar las luces encendidas, cuidado de cerrar bien las ventanas y puertas si se pone el aire acondicionado o la calefacción; cuidado con el coche siguiendo sus revisiones necesarias y estando pendientes de que no le falte nada, cuidado en no gastar mucho agua al ducharnos, cuidado de nuestra ropa para que nos dura más, cuidado de no comer y beber mucho fuera de casa; cuidado con los alimentos, que no se estropeen, consumiéndolos a su debido tiempo.
Ahora sí, con lo que hay que tener mucho cuidado es con qué se vota, y a quién se vota, porque de ello, (estando en democracia) dependerá también nuestra economía.
Y muchos no ponen reparos a subirse un treinta por ciento el sueldo nada más hacerse cargo del Ayuntamiento; y esa subida, ojo, determinada por la unanimidad de todos los partidos políticos.
¡Of√ļ!

GEN√ČRICOS.

La palabra "gen√©rico" est√° formada por ra√≠ces del lat√≠n y significa literalmente: "Com√ļn en el conjunto de la misma naturaleza". Sus componentes l√©xicos son: "GENUS" (Estirpe, linaje, nacimiento, clase o tipo natural de algo); "-ERO" (Pertenencia, procedencia); m√°s el sufijo "ICO" (Relativo a...)
Por tanto, un medicamento genérico, es un medicamento: De la misma clase o tipo que el específico, procede del mismo componente y es relativo a la misma enfermedad que se trata con el concreto para ella.
Si esto es así, como así me lo parece, a qué viene esa diferencia tan enorme de precio entre un medicamento específico y un genérico.
El precio, por ejemplo de una caja de √°cido acetilsalic√≠lico gen√©rica es de aproximadamente 2,40 €, cuando el medicamento espec√≠fico con esta composici√≥n se va por encima de los 5 €. 
Entonces... ¿d√≥nde est√° el truco?
¿El √°cido de uno es peor que del otro?
¿En vez de 500 mgs. el gen√©rico tiene 400 mgs.?
Después de darle muchas vueltas a la cabeza para encontrar una explicación, la hallé el otro día en la celebración de una comunión.
Nos pusieron un jamón de 5 jotas que estaba exquisito, y entonces lo comprendí todo.
El jamón de Jabugo de cinco jotas es el jamón específico de una zona determinada, criado con bellotas, y de pata negra; el genérico...
¡Ea, pues ah√≠ est√° la respuesta, el otro jam√≥n ni te permiten comerlo si tienes la tensi√≥n alta!
Entonces.. ¿Qu√© tipo de medicinas gen√©ricas nos est√°n metiendo por el cuerpo por Dios?
Ojalá no necesitemos comprar mucho jamón de JJJJJ.

EL DESTINO.

El destino (tambi√©n llamado: determinismo, hado, o sino) dicen que es el poder sobrenatural inevitable e ineludible que, seg√ļn se cree, gu√≠a la realidad humana o la vida de cualquier ser humano y une a dos personas incondicionalmente... (eso no est√° confirmado).
Hemos escuchado muchas veces por ejemplo:
  -Estar√≠a para ella.
  -Si eso le ha pasado es por que estaba as√≠ escrito.
  -Se ha librado de morir porque el destino as√≠ lo ha querido.
Son muchas las frases, en las que nuestra manera de ver la vida, achaca al destino las cosas que nos pasan, aunque el dichoso destino no tenga nada, o casi nada que ver.
He decidido esta ma√Īana darme un "refresc√≥n" en el mar, en la zona donde pupula una manada de tiburones blancos muy hambrientos.
Todos me aconsejaron que no deber√≠a hacerlo, que lo dejara para otro d√≠a cuando se desperdigaran los escualos, pero yo me empe√Ī√©...
Cogí mi traje de buceo, mis gafas, mi bombona y mis aletas, navegué en mi esquife a una distancia de la playa, eché el ancla y me lancé al agua.
Dijeron:...
El pobre, el destino ha querido que muera devorado por un "carcharodon" que estaba por la zona, se han encontrado muy pocos restos.
¿Y qu√© cre√≠as, que te ibas a librar?
Mucho cuidado con nuestras decisiones, que obviamente son las bisagras del destino, las que determinan hacia donde puede abrir la puerta o la ventana de nuestro andar por estos mundos de Dios.

GIRASOLES.

El otro día, una muy buena amiga, me enviaba un "post" , mejor dicho, un "cuadrito", con este texto:
Que los girasoles buscan la luz del sol, eso todos y todas lo sabemos.
Lo que no sabía yo, y ni creo que muchos, es que en días nublados se miran unos a otros buscando la energía en el de enfrente.
No se quedan mustios, ni con la cabeza baja, ni agachados, ni acongojados, ni p√°lidos ni temerosos porque no hay sol...
Se miran unos a otros... erguidos y hermosos.
Como en casi todas las ocasiones, la respuesta a nuestros problemas, a nuestras divagaciones, a nuestras dudas, a nuestros retos, est√° en la naturaleza.
Es la naturaleza la que nos ense√Īa.
No todos las fechas tenemos el sol que nos ilumine el día, no todas las jornadas podemos sonreír y ser medio felices, no todas las etapas de nuestra vida son eternas, pero tampoco efímeras, pero seguimos sin mirar a la madre naturaleza.
Es difícil que la mayoría de personas en todos los momentos de nuestra vida tengamos al sol de cara, más bien diría en pocos o no muchos, por lo que necesitamos por cojo... de los demás.
Si no tenemos el sol todos los días, que será lo más probable, nos deberíamos tener los unos a los otros, que para eso estamos.
El que quiera ver, que vea; el que quiera o√≠r, que oiga; y el o la que tenga confianza en la no necesidad de dejar su hombro para que se apoye quien lo necesite, despu√©s que no busque donde apuntalar su desaz√≥n cuando la ma√Īana est√© nublada.

19 junio 2019

ANSIEDAD.

Jos√© Enrique Sarabia con tan solo 15 a√Īos compuso esta canci√≥n en 1955; tuvo un sinf√≠n de versiones, algunas importantes, como la de Nat King Cole en 1958, Sara Montiel, Dyango, Lucho Gatica, Raphael; resurgi√≥ en 1976 con la versi√≥n del cantante gibraltare√Īo Albert Hamond; en 1996 Miguel R√≠os la grab√≥ en ritmo de blues en su √°lbum "Como si fuera la primera vez".
√öltimamente, y por desgracia en bastantes a√Īos atr√°s, la canci√≥n la est√°n cantando muchas personas a diario.
El que está esperando detrás tuya a que el semáforo se ponga verde, y en cuanto se reverdece el peatón empieza a sonar la canción:
Pi,pi,pi,pi...
       - Ansiedad, de salir el primero....
La que est√° aguardando la llegada del autob√ļs de l√≠nea en el quinto o el sexto puesto de la cola, y cuando ve venir el 2 por la avenida a lo lejos, ¡No s√© c√≥mo co√Īo lo puede ver!,  yo no veo ni el bulto color rojo, empieza a tararear:
        - Ansiedad, de colarme de todos...
Y pasito a pasito, va adelantando a unos y a otras hasta que se coloca de las primeras.
El que, o la que esta con el móvil delante, tecleando con los dedos pulgares a la velocidad del sonido, pero en un momento determinado, el "circulito" de conexión empieza a dar vueltas, y vueltas, y vueltas canturreando:
        - Ansiedad, de darle a la pantalla...
 Y se deja las yemas de los dedos gastadas de darle al m√≥vil, pam,pam,pam, como si as√≠ pudiera establecer r√°pidamente la conexi√≥n perdida por unos segundos.
La ansiedad acabar√° con la existencia del ser humano; nacer√°, empezar√° a tener ansiedad, y m√°s ansiedad, y m√°s...
Y al final rápidamente al barrio de los "callaos" y se acabó la ansiedad.


LA REGLA Y LA VIDA.

Muchas veces me acuerdo de mi padre q.e.p.d., dieciocho a√Īos que se fue, desde que tengo uso de raz√≥n siempre me dec√≠a se√Īalando una regla, o algo que estuviera muy recto:
    - Mira hijo, el camino que has de seguir en la vida es como esa regla, desde aqu√≠ donde est√° el cero (que es cuando naciste), hasta el n√ļmero que llegue; el camino correcto y m√°s corto es el recto; pero si te sales de la l√≠nea recta, tendr√°s que andar m√°s y peor para llegar al mismo sitio.
Todas las vueltas que le demos es para nada, al final mi padre llevaba y todavía lleva razón; y como hijo aplicado y obediente, se la doy y procuro no salirme demasiado de la línea recta.
Pero todos coincidiremos que una línea es demasiado fina para no salirse nunca en una mediana existencia, y aunque todo se podría hacer sin evadirse de la regla, hay momentos en los que creemos que no hay más remedio que hacerlo y lo hacemos.
Despu√©s, nos quedar√° esa r√©mora del remordimiento de conciencia por el paseo dado fuera de lo establecido durante bastante tiempo; y algunos de esos paseos nos tintinean en nuestra cabeza hasta el √ļltimo d√≠a.
Hay algunos y algunas que van dando bandazos gran parte de su vida, andando mucho por fuera del camino, con los zapatos llenos de barro y yerbajos, para al final salirte de la vida por el n√ļmero de la regla que te toque. 
Dicen los que volvieron por un rato y por alg√ļn tiempo, que cuando se llega al final de la regla, en los √ļltimos pasos te da tiempo de mirar atr√°s y ver todas las pisadas que fuiste dejando por fuera del camino, y a muchos se le saltaron las l√°grimas en el √ļltimo paso.
A otros/as hab√≠a que darles no una, sino un pu√Īado de veces con la mism√≠sima regla en la cabeza.

UNA MOTA DE CEMENTO.

El otro d√≠a estuvimos celebrando la onom√°stica de un amigo, y estuvieron sus nietos, el m√°s peque√Īo se llama Lucas.
Hago mención al peque, porque nada más escuchar su nombre, se me vino a la mente el del evangelista, que hoy traigo a mi reflexión.
En el capítulo seis, versículos del 38 al 42 de su evangelio se puede leer lo siguiente...
   - Dad, y os ser√° dado; medida buena, apretada, remecida y rebosante, vaciar√°n en vuestro regazo. ¿Acaso un ciego puede guiar a otro ciego? ¿No caer√°n ambos en un hoyo?; un disc√≠pulo no est√° por encima de su maestro, mas todo disc√≠pulo, despu√©s de que se haya preparado bien, ser√° como su maestro.
      - ¿ Y por qu√© miras la mota que est√° en el ojo de tu hermano, y no te das cuenta de la viga que est√° en tu propio ojo? ¿C√≥mo puedes decir a tu hermano: hermano, d√©jame sacarte la mota que est√° en tu ojo, cuando t√ļ mismo no ves la viga que est√° en el tuyo?
¡Hip√≥crita!  Saca primero la viga de tu ojo y entonces ver√°s con claridad para quitar la mota que est√° en el ojo de tu hermano.
¡M√°s claro, agua de Lanjar√≥n!
¿Por donde empezamos?
¿Por casa, en las discusiones entre parejas o entres hijos/as y sus padres?
¿En la calle buscando los defectos de los que llamamos o nos llaman amigos?
¿En el colegio?
¿En el trabajo con los compa√Īeros y compa√Īeras?
¿En alg√ļn debate sobre pol√≠tica, f√ļtbol, o religi√≥n?
O si no os ha perecido poco para tener en cuenta esta par√°bola de Lucas...
¿Alg√ļn dirigente pol√≠tico cre√©is que se ve su viga en el ojo cuando se mira al espejo de ma√Īana?
En la época de Lucas las vigas eran de madera como fueron hasta hace no mucho tiempo, pero ahora, son de cemento y en algunos ojos de hormigón armado.
Por cierto, Lucas "pa" comérselo, pero no al evangelista por Dios.



HIPOTECA VITAL.

Tom Keating es un anciano de 80 a√Īos que resid√≠a en una residencia de Liverpool; hace unos meses enferm√≥, Tom nunca se cas√≥ y vivi√≥ toda su existencia con su madre Ada Keating.
Al caer Tom enfermo, Ada, de 98 a√Īos, (o m√°s bien podr√≠amos decir Hada) cerr√≥ su casa y se march√≥ a la residencia donde estaba su hijo para cuidar de √©l.
¡Ochenta a√Īos cuidando a un hijo y lo que le queda!
Todos estamos muy felices cuando nace nuestro hijo, todas celebran la venida de un nuevo vástago; pero no son conscientes, se van enterando progresivamente, que ese hijo o hija es una hipoteca para toda tu vida; lo normal es que los padres se vayan antes que los hijos, si no es así, y se marcha antes un hijo/a que un padre o madre la hipoteca se convierte en un suplicio de por vida.
La hipoteca vital de los hijos no solo es económica (crianza, ropa, comida, médicos, colegios, universidades, libros, coches, teléfonos, en una parte de la vida, y ciertamente es la menos onerosa, está la más difícil de sobrellevar la hipoteca sentimental.
Hay padres y madres que se evaden de la hipoteca econ√≥mica buscando mil triqui√Īuelas para omitir su obligaci√≥n, pero lo m√°s grave es que hay algunos/as que eluden m√°s o menos su voluntaria hipoteca sentimental.
La hipoteca sentimental empieza para un padre (un hombre de verdad) y para una madre (una mujer de verdad tambi√©n) cuando el pediatra se lleva al ni√Īo para reconocerlo inmediatamente despu√©s de su nacimiento, o m√°s bien en cuanto le comunican a la madre que est√° embarazada;  y termina cuando esos padres expiran su √ļltimo aliento pensando que va a ser de sus hijos en este mundo.
Entre medio de esos dos actos, de esas dos efemérides, están muchísimas noches sin dormir; penas, muchas más que alegrías; preocupaciones, nerviosismo, etc., etc.
Todo ello, contando con que es un hijo o hija sin enfermedades, taras, defectos físicos de nacimientos, y que, dentro de lo que cabe, circulen por un camino "normalito" en su vida.
Ada Keating firm√≥ su hipoteca vital con dieciocho a√Īos, y ochenta a√Īos despu√©s todav√≠a la est√° pagando, y despu√©s decimos de los bancos.

18 junio 2019

PASO DE PEATONES.

El verano pasado estuvimos de visita en Bilbao a saludar a una buena amiga y tambi√©n a primeros de este a√Īo visitamos Granada; en ambos sitios me sorprendi√≥ muy mucho el poco respeto que le tienen a los sem√°foros, sobre todo cuando est√°n en rojo.
Llegabas a un paso de peatones regulado por un sem√°foro y estabas con gente, en el momento que dejaban de pasar, o pasaban pocos coches, la gente se tiraba a las rayas blancas, a√ļn estando el sem√°foro en rojo, y lo peor es que por lo visto es lo habitual en ambas ciudades.
No se respetan las normas, (aunque como dicen algunos, ¿normas inventadas por qui√©n?) y eso puede conllevar un buen susto, un buen golpe, o el despedirse para siempre de la existencia.
Pues en la vida es todo igual, en todo momento, en toda situación, en todo dilema, en toda cuestión, siempre hay un paso de peatones regulado por semáforo, y ya sabemos, que si cruzamos por la vida cuando el semáforo está en rojo nos deberemos atener a las consecuencias.
Incluso, respetando el sem√°foro, y esperando a que salga el mu√Īequito en verde, tanto en la calle como en la vida, tendr√≠amos que mirar a ambos lados porque pudiera ser que apareciera alg√ļn o alguna inepta /beodo /dopada /despistado/ m√≥vil adicto o s√°dico asesino/a y no tuvieran nada mejor que hacer que llevarnos por delante.
Y despu√©s, reclamaciones al maestro armero, que tambi√©n tiene su historia. 

MA√ĎANA POR T√ć.

Frase hecha "Hoy por m√≠ y ma√Īana por t√≠" que se me ha venido a la mente despu√©s de o√≠r el relato de las peripecias de una alumna para que le cambien la fecha de un examen final para el que lleva todo un a√Īo estudiando y que le coincide con una prueba m√©dica para la que lleva meses esperando. 
Aunque el dicho se refiere a que hoy me haces el bien y ma√Īana te lo hacen o te lo hago a t√≠, parece como si algunos de los que rigen los colegios o universidades nunca hubieran sido alumnos, parece que algunos m√©dicos nunca fueron pacientes, parece que los que atienden en una mesa o por tel√©fono a personas nunca tuvieron que ser atendidos; porque si es as√≠, no tengo m√°s remedio que acordarme de las inocentadas al entrar en un trabajo, (parece que los auxiliares u oficiales nunca fueron botones) o en la antigua mili (parece que los soldados veteranos nunca fueron reclutas).
La sensaci√≥n que da, es que todos estos se√Īores/as que hacen pasar verdaderos quinarios a los que est√°n viviendo actualmente donde ellos o ellas vivieron un d√≠a, lo que pretenden es que el que venga detr√°s pase, como m√≠nimo, lo que tuvieron que pasar ellos, y as√≠ no se escape nadie.
Si los padres y madres hubieran hecho lo mismo con sus hijos/as, no se que hubiera sido del mundo.

MAZAGATOS.

No me quiero referir a la modelo, actriz, presentadora de televisi√≥n y miss Espa√Īa 1991 y de nombre de pila Sof√≠a; aludo a la de Mazagatos o a una de Mazagatos.
Y eso es lo que hemos tenido en la constituci√≥n de los nuevos ayuntamientos, en muchos se ha liado la de Mazagatos, cambios de rumbo de los concejales electos, pactos intr√≠nsecos y otros extra√Īos, repetici√≥n de las elecciones por errores en el recuento, cosa que no entiendo con toda la gente que hay en una mesa electoral, y el control tan exhaustivo que hacen los interventores de todos los partidos; y todav√≠a no se ha hecho la toma de posesi√≥n de algunas comunidades aut√≥nomos ni del gobierno y ya estamos hartos de Mazagatos.
Nos van a hacer cantar de nuevo "der ententanz" (1957) ,(el baile del pato), tambi√©n nombrada posteriormente: "der vogeltanz" nombre que todos conocemos.
En 1981 lo populariz√≥ en Espa√Īa Mar√≠a Jes√ļs y su acorde√≥n.
Os acord√°is...
Mazagatos por aquí, mazagatos por allí, mazagatos para tí, plin, plin, plin, plin.



JUAN Y PEDRO.

Se celebran casi juntas las onom√°sticas de estos santos de la Iglesia Cat√≥lica; Juan, hijo de Zacar√≠as e Isabel (prima de Mar√≠a madre de Jes√ļs) por lo tanto primo segundo del mismo, y Pedro (Cefas) ap√≥stol cabeza de la Iglesia Cat√≥lica y precursor de la misma.
El primero, Juan, abri√≥ camino, con su predicaci√≥n, a la venida del llamado Mesias (el Salvador) incluso instaurando el bautizo como marca de sus seguidores; el segundo, Pedro, fue el continuador de la l√≠nea que marc√≥ Jes√ļs, si bien, probablemente muy desviada con el paso de los tiempos.
La onomástica de ambos solo está diferenciada por cuatro días, y esto me ha hecho recordar un dicho que deberíamos de aplicar a todo en nuestra vida: Al cotilleo generalizado, a la vida social, a la vida familiar, a la vida laborar, y cómo no, y más importante, la vida política; este dicho deja bien a las claras como hemos de juzgar lo que dicen los demás y por ende lo que decimos nosotros mismos a la hora de hablar de alguien:
"Lo que Juan dice de Pedro, dice m√°s de Juan que de Pedro"
Mucho ojo cómo hablamos, qué hablamos y de quién hablamos, porque todo ello dirá mucho más de nosotros mismos que de ellos.

DARWIN.

Este se√Īor nacido en 1809 en una ciudad de Inglaterra, escribi√≥ con cincuenta a√Īos "El origen de las especies" con numerosos ejemplos extra√≠dos de la observaci√≥n de la naturaleza, abogando por una evoluci√≥n biol√≥gica a trav√©s de una selecci√≥n natural.
Cada vez que nos infravaloremos, cada vez que nos sintamos inferiores (bien por convencimiento, pocas veces; bien por la influencia nefasta de los que se dedican a ser superiores pisando sin miramientos a los que les rodean); cada vez que nos creamos que somos una peque√Īa mierdecilla en este universo (que es exactamente lo que somos), deber√≠amos echar un vistazo a la teor√≠a de Charles Robert Darwin.
Cuando estemos de "bajona", sea cual sea el motivo, deberíamos parar un momento ese mundo nuestro que gira sin parar, acercarnos al espejo y decirnos a nosotros mismos:
    - T√ļ que est√°s ah√≠ enfrente, eres el resultado de millones de a√Īos de evoluci√≥n de tu especie, eres el compendio de genes de tus padres, abuelos, bisabuelos, etc., etc.; llevas en la sangre la sabidur√≠a de muchas personas que fueron aprehendiendo y guardando en su adn toda esa sabidur√≠a, y lo √ļnico que me falta es encontrar todo o parte de ello para demostrar que soy grande, porque serlo lo soy, pero en esta vida no solo hay que ser, tambi√©n hay que parecerlo, y adem√°s yo dir√≠a que demostrarlo.
Pues a ello.

PROBLEMAS.

Hoy en d√≠a hay una frase que se podr√≠a aplicar a mucha gente, una frase que nos dec√≠an cuando en alg√ļn momento de nuestra vida diaria nos com√≠amos "el tarro" con alg√ļn problema...
¡Co√Īo, te ahogas en un vaso de agua!
Actualmente hay, sobre todo gente joven, que se ahoga en un vaso de agua y muchas veces me he preguntado ¿Por qu√© esta falta de nataci√≥n?
Quizá simplemente porque están acostumbrados a pedir y recibir la subvención (física, psíquica y económica) de unos padres entregados a sus hijos/as intentando paliar ese "complejo" de abandono de los suyos, que lo que hicieron, fue soltar a sus vástagos en el mundo para que se forjaran ellos solos, para que se acostumbraran a solventar los problemas sin tener que contar con nadie, para que aprendieran a sobrevivir.
En la sociedad el problema que existe es el mismo; cuando hay alguna necesidad, cuando surge alg√ļn inconveniente, cuando se presenta una contrariedad, cuando aparece una desgracia, creemos y creen que el estado del bienestar es el que tiene que hacer frente a todo mientras esperamos sentados a que ese estado nos solucione nuestros problemas.
Nunca sabremos si volver√°n los a√Īos 40 del siglo pasado, o incluso algo peor; y lo m√°s malo de todo esto, es que nos estamos educando para no sobrevivir. 
No hay que ahogarse en un vaso de agua, es necesario saber nadar entre problemas y salir a flote.

07 junio 2019

UNA ERRE M√ĀS.

Hace unos días vi escrita una palabra que me dejó un poco descolocado; era en un periódico, por lo que pensé que yo siempre la habría pronunciado mal, me refiero a "aturullar", no me importa reconocer que siempre había oído y dicho "aturrullar".
Como hago, cada vez que algo no me cuadra, o desconozco alguna palabra que oigo o leo, o no entiendo algo de lo que me expresan, me adentré en "San Google" y como casi siempre, encontré respuestas.
Y por lo visto, seg√ļn la Real Academia de la lengua, significan lo mismo: Turbarse, embarullarse, confundir, si bien con dos erres, es menos usada, pues por aqu√≠ abajo creo que no es as√≠.
Otras palabras no significan lo mismo si se transforma la "r" en "rr" por ejemplo:
Erar (Hacer eras) y errar (equivocarse).
Pera (fruto del peral) y perra ( c√°nido hembra).
No es lo mismo ponerse una careta que ir al Rocío en una carreta; al igual que son diferentes baro (unidad de presión) y barro (lodo); también están: para y parra, moro y morro, turón (mamífero apestoso) y turrón (mucho más dulce); no es lo mismo un cura que uno que curra, ni tampoco hiero e hierro, ni encerar y encerrar.
En fin, si bien, en la primera palabra a√Īadiendo una erre, el significado  no cambia, en el resto la diferencia es notoria.
Del femenino de la "erre" (letra doble) al masculino del "ere" (despidos acordados).
Y lo m√°s curioso, cambiando el idioma pasa lo mismo; o si no:
Gora, en euskera es ¡Viva!, ¡Arriba!, y precisamente arriba de la cabeza es donde est√° la gorra.

06 junio 2019

POR LO MENOS.

Esta expresi√≥n es muy com√ļn entre nosotros; cada vez que pedimos algo, esta locuci√≥n la utilizamos para lograr el m√°s m√≠nimo resultado, el m√°s humilde de los premios, el menor de todos los honores; pero as√≠ mismo en las desgracias tiene un significado contrario y me explico.
- Dame un poco de comer, por lo menos un mendrugo de pan.
Aquí lo utilizamos solicitando una nimiedad como premio a nuestra petición. Mas en el otro sentido...
- En el accidente de coche el acompa√Īante qued√≥ inv√°lido; por lo menos, est√° vivo.
En esta frase el "por lo menos" se debería de cambiar a "por lo más", ya que quedar inválido es mejor que estar muerto, creo.
Cómo mínimo un trabajador tiene que ser honrado, laborioso y puntual, y como máximo...
Trabajar doce horas estando asegurado cuatro, no poder coger vacaciones porque las tiene prorrateadas para dar la sensación de que cobra más, estar al loro para salir corriendo si en un momento determinado se presenta un inspector de trabajo.
Un político, cuando menos, ha de intentar cumplir con su programa y defender los intereses de los que lo votan; y como máximo dedicar su vida a servir a los demás.
La mayor√≠a de la humanidad tiene una vida dura, porque vivir no es f√°cil, pero "por lo m√°s" vivimos en este pa√≠s, que con independencia de todo, y seg√ļn dicen, es uno de los lugares m√°s buenos para vivir.
Yo a√Īadir√≠a una tercera frase para que el trabajador sea bien retribuido, para que el dirigente piense continuamente en los que los/as han votado, para que muchos tengan la oportunidad de salir de la pobreza extrema y sacar un poco la cabeza:
"A lo mejor tenemos o tienen suerte"; porque "a lo peor" no se qu√© va a ser de este mundo.


TANTO DEJES, TANTO LLEVES.


En las parábolas del nuevo testamento, evangelio de Marcos, se habla de lo sembrado y de lo recogido, de la buena semilla esparcida y la proliferación de las malas hierbas que apagan, ensucian o esconden lo bueno.
La vida en general parece estar confabulada con el maligno, del cien por cien de las cosas que se propagan a diario por las redes sociales, un ochenta por ciento hablan de la ciza√Īa.
Seg√ļn la par√°bola, entre las semillas que caen en el camino y se comen las aves (los que trabajan poco y p√≠an mucho), entre las que se esparcen en los pedregales (cabezas duras y mentes cerradas que no son capaces de tener ni una pizca de empat√≠a con los dem√°s), entre las que brotan pronto porque no profundizan, pero que se secan r√°pido por falta de buenas ra√≠ces (pocos valores, poca educaci√≥n, poca capacidad de sacrificio); entre las que se derraman entre los espinos (malas compa√Ī√≠as, malos modos, malos ejemplos) que ahogan a las buenas semillas; entre las que se depositan en buena tierra y se las lleva el viento, devolvi√©ndolas a la calzada (malos caminos, coger una ruta de vida equivocada); y un veinte, o treinta por ciento, que cae en buena tierra y da su fruto; fruto, que al final de su existencia, suele ser de sabor variable.
Al final, como digo muchas veces , de lo que estoy convencido, es que todo es tan ef√≠mero que en ocasiones no hay tiempo ni de sembrar ni de recoger; y eso deja un reguero de desilusiones cuando el fruto que ha nacido de esa semilla desaparece con el paso de los a√Īos.
Tu vida se detalla en la semilla de tus progenitores, rodeada de gente que quiere llegar arriba trepando, con poca labor, y que no dudan en patear a un lado, o pisotear, a los que les molesten;  acompa√Īados de los que no tienen valores, con malas compa√Ī√≠as, evasiones da√Īinas, y soluciones f√°ciles; si aun as√≠, eres un buen fruto, entonces…
“Tanto descanso lleves, como tanta paz dejes”.

05 junio 2019

EL MORBO.

Viene del latín "morbus" y se puede referir a dos cosas:
     -Enfermedad o alteraci√≥n de la salud. (obesidad m√≥rbida).
     -Atractivo que despierta una cosa que puede resultar desagradable, cruel, prohibida o que va contra la moral establecida.
Centrándome en la segunda definición, algunas veces pasan cosas que son para echar la persiana y no volverla a levantar, para no tener que ver hasta donde puede llegar el tan famoso morbo.
Este morbo, trae como consecuencia que tengamos programas en televisi√≥n que se alimentan de esa misma morbosidad de los que los ven, y por desgracia, tienen una masa ingente de seguidores; si no, no tendr√≠a explicaci√≥n fehaciente de que est√©n en antena tanto tiempo.
Pero hay otros morbos que rayan lo impensable...
Se ha buscado en google, en estos √ļltimos d√≠as, a qu√© velocidad iba Reyes cuando se estrell√≥ con el coche; se hacen virales los v√≠deos de noticias desagradables, la mayor√≠a de las noticias de los informativos de "prensa" tanto escrita, y audiovisual despiertan el morbo, y pocas, digo bien, pocas se dedican a explicar cosas buenas y agradables, seguramente porque √©stas venden bastante menos que las que despiertan el morbo.
EL otro día llegó a mis ojos una noticia que fue la que me dejo listo:
- El vídeo más buscado en youtube en el pasado mes de mayo, fue el vídeo sexual de la trabajadora de Iveco que, a consecuencia de convertirse en viral esa película, tomó la decisión de suicidarse.
Algunos/as deber√≠an de grabarse en v√≠deo la cantidad de sandeces que hacen durante el d√≠a, e incluso durante la noche, y despu√©s pon√©rselo en pantalla grande para ver si as√≠ les da un poco de verg√ľenza por lo menos.
¡Vivir para ver!

LA NOBLEZA.

Todos tenemos entendido que ser noble es ostentar un título nobiliario o de nobleza en cualquiera de sus grados: heredado, otorgado o comprado.
Desde la antig√ľedad, la nobleza se constituy√≥ en la capa m√°s alta, privilegiada y cerrada de la sociedad, constituida por familias encargadas de asegurar la autoridad militar y pol√≠tica del poder, de forma que estaban reservados para ellos los cargos y empleos m√°s importantes.
Hoy en día, la nobleza, como tal, tiene una relevancia mínima, salvo la realeza, y está reducida a un concepto socio-grupal.
Si en aquellos tiempos en los que destacó la nobleza hubiera habido móviles, seguramente todos los plebeyos hubieran luchado, contra viento y marea, para hacerse fotos con un noble.
Lamentablemente, hoy en d√≠a han nacido otros tipos de nobles, nobles que desde la cuna est√°n en la capa privilegiada de la sociedad, nobles que cobran hasta por respirar; nobles que por ser hijos e hijas de quienes son no necesitan: ni terminar una carrera, ni hacer un master, ni B1, ni B2 de cualquier idioma; nobles, que cada vez que tienen un problema econ√≥mico, s√≥lo tienen que hacer una llamada telef√≥nica a la cadena de turno para que se lo solucionen. 
Los de arriba, los de los títulos nobiliarios, y los de más abajo, de partida de nacimiento con apellidos famosos, desconocen el verdadero significado de nobleza.
Pueden ser nobles hasta reventar, pero posiblemente no tengan nobleza.
"La nobleza no es un derecho de nacimiento, la nobleza se define por nuestros actos"
Seamos nobles sin títulos ni herencias famosas; porque seremos nobles con clase, y eso ni se hereda, ni se otorga, ni se compra; esos actos que te dan el título de nobleza se hacen o no se hacen.

02 junio 2019

PINOCCHIO IL BURATTINO.

Pinocho es la marioneta protagonista del libro "Las aventuras de Pinocho" , escrito por Carlo Collodi (seud√≥nimo de Carlo Lorenzzini 1826-1890) publicado en el peri√≥dico "Gionarle per i bambino" entre 1882 y 1883.
La película de dibujos animados de Disney de 1940, aunque es una adaptación libre de la historia, se consideró como una pieza maestra, y es en la que la mayoría de todos nosotros evocamos nuestros recuerdos.
¡Por Dios, cu√°ntos Pinochos hay hoy en d√≠a!
Cuántos políticos de madera, cuantas reminiscencias al libro de Carlo Collodi:
Un viejo político hace un candidato o candidata a su imagen y semejanza, y un hada vestida de azul (la política misma) le promete que si es: bueno, sincero y generoso lo convertirá en un político de verdad.
Malas compa√Ī√≠as, una gran cantidad de personajes mal influyentes, dinero f√°cil cayendo en los atrios y los atriles despu√©s de una corta actuaci√≥n, dinero del que despu√©s no se ve nada; y mintiendo; mintiendo tanto que su nariz bien pudiera hab√©rsela cortado para hacer un bate de b√©isbol.
De ciudad en ciudad haciendo su representación y ganando miles de adeptos...
¿Sab√©is lo malo?
Que el cuento de estos Pinochos nunca va a terminar como el de la película de Disney, por desgracia.

LA RAZ√ďN.

No es el periódico, es el gesto, la intención.
El ser humano siempre ha tenido en su mente un punto de mira, una obsesi√≥n, una cantinela que lo acompa√Īa desde el principio de los tiempos:
¡Llevar la raz√≥n!
Desde que nacemos, nos encontramos con personas que llevan la razón; y que por ser así ,nos la intentan imponer "a cojones".
No quieres comer fruta, pues todas las tardes la fruta molida y sin az√ļcar; que s√≠, que es buena pero no por narices.
No quieres estudiar derecho, prefieres ser zapatero remendón, pero no, estudiar derecho da más categoría; y lo estudias, aunque después seas un zapatero remendón con el título de derecho.
En casa, ante tus padres, con tus hijos, en la convivencia con la esposa, con el marido, el maestro, el profesor, incluso el bedel del instituto siempre tienen la razón.
Y si entramos en política...
¡Nooooo, ah√≠ no! En la pol√≠tica, tu rival pol√≠tico, sabes que cuando hagas las cosas bien y se lo demuestres, te dar√° la raz√≥n; tambi√©n cuando te equivoques y te lo reprendan, autom√°ticamente t√ļ les dar√°s la raz√≥n.
A veces es mejor estar en paz que quedarte con la razón.
Ahora s√≠, el que siempre llev√≥, lleva y llevar√° la raz√≥n ser√°: "el jefe"; y as√≠ lo dice el dec√°logo del buen empleado:
1.- El jefe siempre tiene razón.
2.- Si alguna vez nos damos cuenta que se equivoca, se aplica la primera ley.
Y así sucesivamente...

SIC TRANSIT GLORIA MUNDI.

El origen de la expresi√≥n parece venir de un pasaje de la Imitaci√≥n de Cristo de Tom√°s de Kempis (1380-1471) en la que aparece la frase "O quam cito transit gloria mundi".
Es una frase que se utilizó durante la ceremonia de coronación de los nuevos papas, en donde en cierto momento, el maestro de ceremonias del Santo Padre interrumpía el acto, mostraba una estopa, la encendía, y ya con el fuego casi consumido decía:
-"Sancte Pater, sic transit gloria mundi"
Todos deberíamos tener un maestro de ceremonias al nacer, ojalá lo hubiéramos podido tener, lo tengan o lo pudieran tener los que vengan; y nada más nacer, que cogiera un poco de estopa, le prendiera fuego y dijera la susodicha frase; amén de todo ello, lo mismo que se pone una "cadenita" con el nombre y la fecha de nacimiento, y la imagen de alguna Virgen, Cristo o Cruz yo le grabaría esta frase para que siempre la tenga presente el recién nacido.
Lo cierto y verdad es que esta frase conlleva, en sí mismo, la verdad de la vida, la realidad de todos, la existencia misma; incluso al máximo poder eclesial (el Papa), le recordaba que a pesar de la tradición y la grandilocuencia de la ceremonia, no dejaba de ser un simple mortal.
"Sic transit gloria mundi" (Así pasa la gloria en el mundo). En un soplo.

LIQUINDOY.

Los marineros británicos, cuando llegaban al puerto de Málaga con un cargamento de arroz, tenían que decirle a los estibadores del puerto que estuvieran atentos a lo que estaban haciendo; que estuvieran atentos y que descargaran el barco.
"Look and do it" (mirad y hacedlo).
Esta frase fue evolucionando hasta el "liquindoy" actual, (estar al loro).
Yo derivaría el significado de la frase original, a la original traducción:
Mirad, y hacedlo.
¡Pues eso, co√Īo, mirad y hacedlo!
En casa, en la escuela, en el trabajo, en la relaci√≥n de pareja, en la relaci√≥n padres e hijas, de madres e hijos, en la amistad, en la vida diaria, en la honestidad, en la verg√ľenza, en el comportamiento diario, en la humildad, en la caridad, mirad y hacedlo.
M√°s importante es que, los que dirigen nuestros destinos, se hagan eco de esta palabra, pero en el mismo sentido primitivo:
-Miren ustedes se√Īor√≠as y "se√Īor√≠os", miren a su alrededor, comprueben cual es el mundo real en el que est√°n; no est√°n en un planeta de sue√Īos de poder, no est√°n en un  sat√©lite de rencores, no est√°n en un astro de tirarse las cosas a la cara, no est√°n en el globo  del "todo vale", no est√°n en una estrella de s√≥lo mirarse a su espejo; el mundo en el que deben estar es este, el de aqu√≠ abajo, el del pueblo llano; y por favor h√°ganlo.
Les ruego encarecidamente que hagan todo lo posible para que podamos seguir adelante con dignidad para todos; si no lo hacen... "liquindoy" pero esta vez en su significado actual: 
"AL LORO".

BENEFICIOS.

D. Adolfo Suárez González es el político que más he admirado; quizá por la edad que tenía cuando él tuvo la necesidad de actuar (mi adolescencia), quizá por ese discurso pausado y convincente, quizá por esa capacidad de "lidiar" con todos los partidos e ideologías, las que estaban y las que retornaron; quizá por echarse a las espaldas la responsabilidad del resurgimiento de un país, quizá por tener que enterrar a tantas personas de ley y orden; o tal vez quizás por: "Poder prometer", y hacerlo sin tapujos.
No se si algunos de los políticos actuales tendrían la capacidad de "poder prometer", y hacerlo; hoy la política está llena de fraseología, de eslóganes, de ofrecimientos incumplidos, de bandazos improvisados o demasiado bien pensados, de "donde ayer dije "digo", hoy digo Diego; hoy lamentablemente ha habido un cambio radical en la política, y daba en la clave, el otro día Adolfo Suárez Illana rememorando las palabras de su ilustre padre.
"Usar la pol√≠tica para el beneficio personal es lamentable, porque la pol√≠tica debe utilizarse para el bien com√ļn".
Y hasta que los excelent√≠simos se√Īores y se√Īoras que se dedican a esta labor en este pa√≠s, no tengan como lema principal esta frase, nunca, y digo bien, nunca llegaremos a ning√ļn sitio.

DE AMANECIDA.

El otro día, se marchó de esta vida el futbolista José Antonio Reyes junto con su primo, se fue tan rápido de este mundo tal cual conducía.
Es dif√≠cil imaginar para su familia, sus compa√Īeros, sus amigos y tambi√©n para los aficionados al f√ļtbol, lo duro que debe de resultar para ellos y ellas dejar de verlo, dejar de sentirlo, dejar de o√≠rlo, dejar de abrazarlo en tan solo un rato.
Al día siguiente, cuando despuntó el día, él ya no estaba; se me vienen a la memoria amigos que se fueron en un suspiro, o mejor dicho, en un "expiro".
Tenemos una gran suerte los que seguimos por aquí, algunos hemos tenido demasiada suerte, otros no tanta, pero por aquí estamos.
"Ver amanecer, y saber que sigues estando dentro del juego, no tiene precio".
Habr√° que, de una vez por todas, empezar a valorar las cosas seg√ļn el valor real que deben tener para nosotros; y lo primero, lo esencial, lo primordial, lo principal es que podamos abrir los ojos cada ma√Īana a un d√≠a nuevo, y si no tenemos la facultad de ver, o√≠r una jornada nueva, que es lo mismo.
Valores primarios, placeres b√°sicos, imprescindibles para apreciar a lo grande el resto de nuestra vida.

POR LO "BAJINI".

Hace tiempo, mucho antes de que cada una de las casetas de feria contrataran un m√ļsico o un grupo para despu√©s del almuerzo, me llevaba la guitarra a la feria.
El mi√©rcoles del "pesca√≠to" iba cargado con la guitarra, a la que le hab√≠a puesto cuerdas nuevas, y ech√°ndole la llave, dorm√≠a en la trastienda toda la feria hasta que a alguien se le ocurriera cantar y precisara mi acompa√Īamiento.
Despu√©s del caf√©, y ya en los cubatas, nos reun√≠amos unos pocos y unas pocas en un c√≠rculo para cantar un rato, bueno cantar otros, yo "en teor√≠a" no sab√≠a hacerlo, por lo que me dedicaba a tocar. Cuando empezaron a proliferar los conjuntos despu√©s del almuerzo, mi reacci√≥n fue dejar de sacar la guitarra, el retumbo del bajo a todo volumen, podr√≠a da√Īar la caja de resonancia; algunos creyeron que era una pataleta, pero lo cierto es que dej√© de tocar la guitarra a medio d√≠a, y m√°s tarde dej√© hasta de bajarla.
Creo que fue una reacción equivocada, dadas las palabras que escuché el otro día de la boca del genial Kiko Veneno, que me abrieron los ojos, decía:
- Cuando tenía que cantar en un garito y la gente andaba con el run-run en un volumen desorbitado, sacaba la guitarra y me ponía a tocar por lo "bajini"; empezaba a cantar bajito, y cuando la gente se daba cuenta, automáticamente bajaba el volumen para escuchar.
Me equivoqué, si hubiera empezado a cantar por lo "bajini" quizás se hubieran callado los conjuntos, pero yo no sabía cantar...