No obligues a nadie a quererte, mejor oblígalo a irse. Quien insista en quedarse, es quien realmente te quiere. Siempre seremos para alguien, la persona correcta que conocieron en el momento equivocado.

Seguidores

25 agosto 2022

TODÓLOGO.

No confundir con tocólogo.
Aunque la palabrita está muy de moda en televisión con el anuncio de la "Lotería de Navidad", que manda cojones que tengamos que oír en vacaciones, en la orilla del mar, o en casa tomando una birra y con el ventilador en la cara: ¡Lotería de Navidad!
Como esto siga así, cuando termine el sorteo de Reyes ( que por cierto solo hay días para publicitarlo) empezarán a decir:
¿No te ha tocado nada ni en Navidad ni en Reyes?
Ya puedes comprar la Lotería de Navidad para este año que empieza. ¡Joe!
Pero vamos a la palabra...
La palabra está clarita hoy, logo viene de "λόγος" (logos= discurso, oración, cita, historia, estudio, palabra, cálculo o razón)  y "todo", pero de todo, todo, todo.
Por lo tanto todólogo viene más o menos a decir: Ciencia o estudio de todo.
Tocología viene a ser ciencia o estudio del parto. "τοκοσ" (parto).
Pues por mucho anuncio, mucho saber, mucho conocer; uno, o quizás el más o único todólogo sea otro..
El "todologo-ogle", anda que no.

Foto de mi amiga Juani Mora


SÓRDIDO.

Este vocablo proviene del latín "sordere" , que nada tiene que ver con los que tienen perdidos el oído (estar sucio) y el sufijo "idus" (que posee una cualidad perceptible por los sentidos).
Todo ello derivado de la palabra "sordes" (suciedad o mugre, lo oscuro por sucio y también las vestimentas oscuras, raídas y descuidadas que eran propias del luto) 
La sordidez o el ser sórdido o sórdida hoy en día tiene dos vertientes, dos acepciones; una referente a la suciedad del cuerpo, de la ropa, pelo etc.; y otra mucho más delicada que es la suciedad el alma.
1.- Que es miserable o sucio/a.
2.- Que es indecente o malicioso/a.
La segunda acepción como comprenderéis es mucho más peligrosa que la primera, y solo por un motivo; la primera se solventa con una mano de jabón con agua, algo de ropa limpia o nueva y un poco de dinero. La segunda no tiene visos de solucionarse con nada.
¿Por qué?
Porque es una condición humana, y como la mayoría de las condiciones humanas son de la misma índole que la del lechón.
Y si naces lechón o lechona, amigo o amiga, siempre serás un cochino o cochina hasta que seas un cochino muerto.
Y un sórdido o sórdida en la segunda afección tiene un máximo de peligro...
¡Dios nos libre!

Foto de mi amiga Juani Mora.


FORNICAR.

La palabra fornicar significa tener sexo fuera del matrimonio (no dentro del matrimonio). Esta palabra, como muchísimas de las nuestras, proviene del latín "fornicari", con el mismo significado que fornicar.
El verbo "fornicari" , procede de "fornix-fornicis" (arco, arcada, bóveda).
Y preguntareis el porqué de esta acepción y en esos términos.
Pues eso era debido a que las primeras prostitutas callejeras en Roma, ofrecían sus servicios a resguardo de las miradas bajo las arcadas de los puentes y los pórticos, estos fueron los primeros lugares en los que estuvieron.
Por eso la palabra "fornix" pasó también, en latín, a designar a un burdel, prostíbulo, o casa donde se practica la prostitución, siendo uno de sus sentidos.
Hay que tener mucho, mucho cuidado; hay que ser muy precavido, muy astuto, y ser temeroso de ello.
Cuando llegue la hora de visitar el colegio electoral, cuando vayas con tu nuevo DNI con una "fotito" entrañable; cuando te introduzcas en la cabina donde están las papeletas a elegir, cuando cojas la papeleta que vas a introducir en el sobre que más tarde introducirás, y valga la redundancia, en la urna; hay que evitar a toda costa visitar las arcadas de los puentes, hay que saber determinar quien te invita a ello para evitarlo; porque si no, si tiramos por ese camino sin ser conscientes de lo que nos puede pasar, lo más probable es que nos "fornix-fornicis", y eso amigas y amigos no es nada recomendable.




22 agosto 2022

DIZQUE.

Otro "palabro" para que mi amigo Paco Palomo incluya en su diccionario virtual de "palabros" no escuchados casi nunca pero que tienen, claro está, un significado como otras tantas palabras.
En el español de vastas extensiones en América sigue  vigente el fondo de esta expresión, procedente de la amalgama apocopada arcaica "diz" (dice, del verbo decir) y la conjunción "que".
La RAE nos explica esta palabra en los siguientes términos:
- Supuestamente, según parece, según dice, puede indicar ironía o duda.
Dizque todos los políticos son honrados, y los acusados, y los condenados, y los condenados por el alto tribunal supremo, también.
Dizque ninguno se lleva lo que no es suyo, bueno.
Dizque hacen por ahorrar dinero para beneficio de la sanidad, las pensiones, la educación, y el ja, ja, ja.
Dizque la culpa es siempre del otro; el uno es lo que se dice infalible, jamás se equivoca, siempre lo hace bien, y todo lo que hace es beneficioso para la sociedad.
Dizque, dizque tantas cosas, que al final mejor que no digan nada porque para lo que sirve.


Ademuz (Valencia)


DENUEDO.

 Denuedo viene de "denodarse",  y este del latín "denodare" (señalarse).
Pero en la RAE tiene un significado algo distinto.
- Brío, esfuerzo, valor, intrepidez.
Pues bien, ambos significados, el de dónde proviene la palabra, y lo que ahora mismo significa, si bien son distintos, tienen mucho en que parecerse.
El que pone brío en su trabajo; la que se esfuerza por hacer las cosas bien, por comportarse con corrección con las personas; el que tiene el valor suficiente para montar una empresa, sin subvenciones, con la colaboración de un banco, al que pagará religiosamente el capital y los intereses; la que es lo suficientemente intrépida, y sin temer a los peligros, arriesga su vida por los demás, donde se le necesite; ese y esa tienen denuedo.
Pero, si nos vamos al significado primario, también, lamentablemente, se señala.
¿Por qué se señala?
Pues porque la mayoría no tienen denuedo, por lo que sea. Porque no cobran lo suficiente, porque no están acostumbrados a tirar "palante", porque se premia más a la vagancia que a la laboriosidad, porque viven mejor los que no saben hacer nada que los que se afanan en hacer las cosas.
Y se señalan, claro que se señalan.
Una vez le dijo un compañero mío a otro: ¡No pases tantos apuntes, no te señales, que nos estás echando tierra encima a todos!
¿Al final de qué sirve el denuedo?
Y si nos fijamos donde todos ya sabemos...
Pues eso.



19 agosto 2022

ABIGARRADO O ABIGARRADA.

Procede del latín, cómo no, "variegare" (adornar con variedad de colores y cosas) y el sufijo "ado" (el que ha recibido la acción.
Por lo tanto, abigarrado, literalmente sería: El o la que se adorna con variedad de colores y cosas.
Cosa casi idéntica a lo que indica la RAE:
-De varios colores, especialmente si están mal combinados.
-Heterogéneo, reunido sin concierto.
Se me viene a la mente esta palabra escuchando las tertulias tarde a tarde, noche a noche; y las tertulias de las mañanas, y el "porculeo" del medio día, y así todas las jornadas del año.
Son todas un batiburrillo  heterogéneo de opiniones, muchas de ellas vanas, sin sentido, arengadas por partidos o ideologías políticas y pesimistas en grado sumo.
Muchas veces no comprendemos como pueden aludir tan vehemente a algo y después pasar por alto, o incluso defender lo indefendible, pero claro, es de tu cuerda o de tu partido.
¡Pues señoras y señores abigarrados y abigarradas, ya es hora de combinar coherentemente los esfuerzos necesarios para sacar a este país adelante, condenar lo condenable, defender lo defendible y por supuesto glorificar lo glorificable (que es más bien poco o nada, diría yo)!
¡Ay las tertulias! Un nuevo retiro dorado para que los políticos, en teoría retirados de la vida pública, a parte de otras colocaciones en empresas y organismos semi-públicos, continúen percibiendo emolumentos y más emolumentos y más emolumentos.
Pero como decía mi queridísimo compadre Juanjo Villagrán (allá donde estés amigo, cuida de nosotros que falta nos va a hacer)
¡Al final "to" una leche, como la calle de la paja!




18 agosto 2022

LA FE.

La fe es una de las tres virtudes teologales, a saber:
La fe, la esperanza y la caridad.
Todos sabemos qué es la caridad, pero no dando lo que sobra, se sobrentiende. Señal de que amamos al prójimo como a nosotros mismos. ¿Si?
La esperanza es ese sueño verde que nos mantiene vivos y en el que todos esperamos o esperan subir al cielo cuando mueran.
Y la fe, virtud por la que creemos en Dios.
Si bien, esas tres virtudes, son virtudes teologales (teología: ciencia que trata de Dios), también pudieran y debieran ser virtudes simplemente humanas.
La caridad es esencial para que las personas que tienen menos vivan un poco mejor, y no solo económicamente, hay muchas formas de tener caridad con el prójimo, si no que le pregunten a los ancianos sin compañía por ejemplo.
La esperanza, siempre debe ser lo último que se pierde y el alimento que nos aliente siempre a seguir adelante, aunque haya trabazones, tropiezos, muros, paredes, y demás, siempre adelante con una esperanza.
Y la fe, la fe mueve montañas, pero la primera fe que hay que tener es la fe en nosotros mismos, nunca hacernos de menos, menospreciarnos, mirarnos mal. Siempre hay que tener fe, incluso en los demás.
Tengo la fe y la esperanza de que la caridad de las personas termine con la guerra.
Puafff.

Foto de mi amiga Juani Mora.


RABOTAZO.

Del latín "rapum" (nabo, por el parecido de la cola de los animales con esa raíz comestible), de donde procede el estándar rabo.
Un rabotazo, sería literalmente: Un golpe dado con el rabo.
Todo esto elucubrando que la persona tuviese rabo, y al darse la vuelta repentinamente para largarse, le daría un golpe con el imaginario rabo al interlocutor. )Absténganse de pensamientos obscenos.
En la RAE lo determinan así:
Expresión destemplada o lujuriosa con ademanes groseros.
Pues si, así es, habría que darle un buen "rabotazo", sin acritud, a muchos y a muchas de los que nos encontramos día a día en nuestro devenir cotidiano.
¿Por qué nos quitaría la evolución la cola?
Si hubiésemos mantenido en la evolución la cola, sería seguramente de grandes dimensiones arreglada a nuestro cuerpo, y podríamos asestar a algunos y algunas algún que otro rabotazo.
Eso sí, hay algunos humanos que nacen con rabo (no me vale la broma que todos los hombres nacen con rabo), me refiero a los órganos vestigiales que unas cien personas en el mundo poseen y que son una especie de apéndices al final de su columna vertebral.
Esos no sirven para dar rabotazos.


Foto extraída de la página: Noticias ZMG



UFANO.

¿Que eres qué?
¿Que presumes de guapo o guapa?
¿Que presumes de cuerpo o músculos?
¿Que presumes de ojos bonitos?
¿Que presumes de coche, casa o piso?
¿Que presumes de cartera repleta?
¿Presumes de ser un gran profesional en tu trabajo, un gran goleador en el fútbol?
¿Presumes que sabes mucho de todo y de todos?
¿Presumes de algo?
¿Me puedes decir de qué te vale presumir de esas cosas, ufano o ufana de mierda?
Eres un jactancioso, presumida, muy pegado a ti mismo, engreído, arrogante, presuntuosa.
¿Y de qué te sirve? ¿Para que crezca tu autoestima desprestigiando a los demás?
¡NO!
La autoestima se consigue haciendo todo eso, pero solos frente al espejo. 
El detrimento de los demás es la forma de no tener autoestima sino ser un ufano o ufana.
Ah, pero en la RAE hay una tercera acepción que no se qué tiene que ver con las otras.
-Que procede con resolución y desembarazo en la ejecución de algo.
En qué quedamos...
¿Somos muy ufanos y ufanas, o poco?
Mucho peor todavía es presumir de lo que careces.
Pues eso.




ESTULTICIA.

Este "palabro", como diría mi amigo Paco, proviene, cómo no, del latín.
"Stultitia" que a su vez se divide en dos partes, "stultus" (necio) y el sufijo "ia" (cualidad), por lo que literalmente estulticia significaría: cualidad de necio.
En le RAE indica que es: necedad, ignorancia o estupidez de una persona.
¿Y hay algo más estúpido que matarse unos y otros por un trozo de terreno o por lo qué sea?
Seguramente hay muchos entresijos escondidos que motivan una guerra, o una invasión, pero lo que no es de recibo y es una necedad es la muerte de personas inocentes, niños, etc.
Como siempre, los que incitan a la guerra o están en un búnker para que nada les pase, o en otro país, dirigiendo los hilos libres de cualquier tipo de riesgo.
La estulticia pulula por las cabezas de muchos de los dirigentes de este mundo, es una enfermedad intrínseca que se hereda de dirigente en dirigente, de presidencia en presidencia, de gobierno en gobierno, sea o se desarrolle con cualquier tipo de ideología política.
La estulticia, lamentablemente, se extiende también por los terruños más pequeños, por nuestras zonas más queridas, por nuestros pueblos y ciudades y en las autonomías.
Y la cuestión es que ¿para que sirve tener estulticia?
¡Coño pues para ser un "estulticio"! O sea un necio, o necia, que cree que se va a llevar algo de este mundo.
Todo ello con la salvedad de las honrosas excepciones a las que me refiero a diario.


Foto de mi amiga Juani Mora.


VIESE O MIRASE.

¡Ay si pudiéramos determinar correctamente lo que decimos cuando hablamos continuamente! 
Hay muchas expresiones que parecen iguales pero que si profundizamos interiormente son completamente diferentes.
Muchos y muchas miramos a muchas partes, a muchas personas, a muchas cosas, pero...
¿Las vemos?
Ver a una persona a una cosa es totalmente diferente a mirarla.
Se puede mirar algo, o a alguien con ojos de bondad, con ojos de inquina, con ojos lascivos, con ojos inquisitivos, con ojos analizantes; pero eso determinará siempre que lo que veas estará condicionado a como lo mires.
Ver es otro sentido.
Ver es conocer profundamente como es esa persona, analizar fehacientemente esa cosa, localizar  y determinar la forma de comportarse contigo del personaje, contigo y con los demás, porque el que nace lechón muere cochino, y el malo, o la mala, es malo o mala en todos sitios, casa, trabajo, oficina, amistades, en todos lados.
Por eso es mucho mejor, mucho más coherente y mucho más real, ver que mirar.
"Porque mirar se mira con los ojos, y ver se ve con el alma."




17 agosto 2022

MENESTEROSOS.

Es un adjetivo que deriva del vocablo latino "menester" (en su acepción de necesidad) y del sufijo "oso" (osus= abundante en).
Por lo que menesteroso lo podríamos determinar literalmente como necesitado en abundancia. 
Aunque la palabra "menester" es un apócope de "ministerium" que significa: ocupación, tarea, obligaciones o trabajo de un "minister", o sea, de un servidor o criado. Jejeje, servidor o criado un "minister", jajajaja.
En español, a raíz de la frase: Lo que sea menester, tomó la acepción que hoy tiene el vocablo.
Los menesterosos son, según la RAE: faltos, necesitados, que carecen de una cosa o de muchas cosas.
Pero, no así, los ministros, que ya no son sirvientes de nadie, se sirven a sí mismos y se sirven de nosotros mismos.
¡Anda que de un menesteroso a un ministro, que en un principio no había poca diferencia, lo lejos que están ahora unos de otros.
Y yo, yo soy un menesteroso...
¡Si, lo confieso, un menesteroso!
Soy menesteroso de tus ojos, menesteroso de tu sonrisa, menesteroso de tus labios, menesteroso de tu cuerpo, menesteroso de tu pelo, menesteroso de tu piel, menesteroso de tu paz, menesteroso de todo tu ser.
No llego a ser un mendigo, pero me acerco tanto...



Foto de mi amiga Juani Mora.


LLORA EL TELÉFONO.

"Le télèphone pleure" (llora el teléfono) es una canción del egipcio-francés Claude François, apodado Cloclo (1939-1978); el mismo que compuso "Comme d´habitude" que posteriormente Paul Anka plagió para Fran Sinatra como "My way" cambiándole la letra.
Llora el teléfono, fue también un gran éxito de Cloclo, y seguro que lo recordarán la mayoría de los que me están leyendo.
Salía una niña que cogía el teléfono, etc. os la pongo abajo.
Había también una versión muy popular de Doménico Modugno.
Pues eso, "Le télèphone pleure", el teléfono lloró esta mañana en mi hombro.
Iba andando por la acera, como casi todas las mañanas, temprano, haciendo un poco de ejercicio.
De una calle de al lado, a mi derecha, donde sabéis que tengo un ojo por el que casi no veo nada, y por tanto por el ángulo muerto, me apareció una chica que venía a toda velocidad andando y por lo visto mirando atentamente su móvil; como van muchos por la calle, cuando van en el coche, incluso conduciendo, o en la aberración mas supina, montado en una moto o !Agárrense! !En un patinete!.
Pues bien, la chica, como iba mirando el móvil, no me vio; yo como no veo por el lado derecho tampoco la vi, y ¡zasca! porrazo que me llevo en el hombro con el móvil.
El móvil se cae al suelo y salta en varios trozos (la funda por un lado, la carcasa por otro, billetes que tenía entre la funda y el móvil por otro, y el cristal hecho añicos.
Desconozco cuánto le va a costar la broma, pero me acordé de la canción de Cloclo.
"Llora el teléfono, y al suelo se cayó, llora el teléfono y se calló"
Y también lloró un poco mi hombro, menos mal que no era el de "hierro" que si no el teléfono se hubiera desintegrado.
En fin esperemos que le sirva de advertencia para que tenga más cuidado la próxima vez.




LA HISTORIA REVISIONISTA.

Hay muchas, muchas, muchas ocasiones en las que la historia, la nuestra, la de nuestra comunidad, la de nuestro país o la del mundo se modifica.
Siempre se modifica al gusto del que en ese momento tiene el poder y dirige a las comunidades educativas, determinando los libros de historia, y qué debe poner en esos libros.
Los libros de historia de la monarquía absolutista no podrían ser nunca los mismos que los libros de la república, así como éstos nunca serán los mismos que los del franquismo. No serán los mismo los libros de la nueva democracia como los de hoy en día. Y ya si nos vamos a las autonomías, muchas suelen tergiversar la historia para reescribirla a su antojo.
Y eso, a todos los efectos se llama historia revisionista.
Reviso lo que me interesa que no se sepa de mi historia, lo modifico y lo cuento solamente modificado.
Que investiguen la historia de los colonizadores americanos españoles, y la de los colonizadores americanos ingleses, están totalmente tergiversadas.
Y si nos vamos a nuestra vida diaria, entre nosotros, en la política, en el trabajo...
¿Cuántos y cuántas veces se convierte nuestra vida y la de los demás en una vida revisionista?
También hay algunos que pretenden "revisionar" al mismísimo Dios.
Por ejemplo, uno que cultivaba marihuana, al guardia civil que lo iba a detener por cultivo ilegal...
-Hacer que una planta sea ilegal es como decir que Dios se equivocó.
Y el guardia le contestó:
- Hacer que una planta fuera ilegal es una de las cosas que primero hizo Dios. (El manzano).
¡Cualquiera sabe dónde ha de estar la verdad desde el principio de los tiempos!




"APOSEMATISMO".

La Real Academia no recoge esta palabra todavía, pero seguramente más temprano que tarde la incluirá en el diccionario.
Se puede explicar el "aposematismo" como un fenómeno que consiste en que algunos organismos presenten rasgos llamativos a los sentidos, destinados a alejar a los demás en especial a los depredadores.
La palabra se compone de dos raíces griegas: Î±Ï€Î¿ (lapo=lejos o aparte) y ÏƒÎ·Î¼Î¬Î´Î¹ (simadi-sema=señal)
Por lo que "aposematismo" sería literalmente una señal de lejos, o señal de advertencia.
El "aposematismo" es lo contrario del camuflaje, no te escondes te dejas ver a propósito, y es diferente a procurar ejercer la atracción, como en los pelajes y coloridos para apareamiento.
Pero también hay "aposematismo" entre los humanos, y además en el día a día.
Un señor que ha sudado el día anterior en la cocina de un restaurante, y se pone la misma camisa sudada y seca, y encima no se lava al levantarse, cuando entra en el autobús a las ocho de la mañana no me digáis que no crea un "aposematismo" para que no se le acerque nadie.
Y una chica que está en una disco, o bar de copas, con una cara de puro que le llega al suelo, no me digáis que no hace también un poco de "aposematismo" para que no se le arrime nadie, ni chico, ni chica, ni "chique".
En fin, un "palabro nuevo" como diría mi amigo Paco Palomo, pero esta vez si que es tan nuevo que no está todavía en la Real Academia de la Lengua.





UN LADRILLO.

Un ladrillo macizo de tamaño normal mide: 19 cm de soga o canto (largo), 9 cm de tizón o testa (ancho) y 9 cm de grueso (alto).
Haciendo la cubicación del ladrillo nos da: 19cm x 9cm x 9cm = 1539 cm. cúbicos.
1539 cm. cúbicos son exactamente 1,54 dm. cúbicos, o sea 1,54 litros, más o menos un litro y medio.
Si suponemos que unos 40.000.000 de personas que vivimos en España pulsamos la cisterna unas 5 veces por día, durante 365 días al año hacen un total de "setenta y tres mil millones" de pulsaciones de las cisternas en un año.
Si tuviéramos la capacidad de colocar dentro de la cisterna un ladrillo que ocupa un litro y medio, ahorraríamos al año en España 73.000.000.000 x 1,5litros= 109.500.000.000 de litros de agua; unos 109,5 hectómetros cúbicos, más o menos cinco pantanos y medio de Aznalcóllar.
¡Cuánto agua se ahorraría en España solo con meter un ladrillo en la cisterna!
¡Y eso solo con meter un ladrillo en la cisterna, si no ponemos a más cosas...!
Perdón por tanto número, pero me ha parecido una reflexión interesante para apreciar el valor que tienen todos los movimientos que hacemos en nuestra vida diaria.






14 agosto 2022

MONTARAZ.

Es una palabra que etimológicamente se divide en dos: MONT (de monte) y ARAZ que denota una cualidad intensa pero un poco despectiva.
Según la RAE dice que montaraz es una persona, animal o cosa que se ha criado en el campo o en la montaña, que está hecho para andar por los montes.
 En la afección segunda de la RAE propone:
- Dicho del genio o de otra cualidad de una persona, agreste, grosero y feroz.
Y de esos y de esas hay bastantes.
Todo el o la que sea, agreste, grosera o feroz con su prójimo, lo o la deberían de mandar al monte para que discuta con las piedras, se refriegue para dulcificar su carácter con las jaras, y si tiene la cabeza demasiado caliente de tanto pensar como hacer daño a los demás, que se vaya a la puta cima del monte y que meta la cabeza en la nieve que habita en los neveros de las grandes alturas.
¿Es menester ser tan irracional para que todo lo que tengas que hacer o solucionar, o dirimir, lo hagas groseramente?
¡Montaraz, que eres un montaraz!

Foto de mi amiga Juani Mora.


HARAGANES.

Si hacemos una lista, que podría ser interminable, de todos los haraganes y haraganas que pululan por este vida, en la que intentamos vivir, nos podremos encontrar con un rollo más grande que el de la película "Lo que el viento se llevó" que dura aproximadamente 3 horas y 58 minutos, por no decir, cuatro horas.
Sería una lista de haraganes y haraganas interminable...
-En la política, por supuesto.
-En los organismos oficiales: administración, sanidad (profesionales y no profesionales), educación.
-En los bancos, en las ventanillas de reclamación,  en las profesiones independientes: fontaneros, electricistas, carpinteros, en reparadores, etc.
-En cualquier sitio te encuentras una cantidad ingente de haraganes.
Y que conste que no acuso a todos y a todas, porque más bien al contrario, hay muy buenos y buenas profesionales; que por buenos y buenas, pasan desapercibidos lamentablemente, y solo destacan, cómo no, los haraganes.
Y haragán, en la RAE, solo tiene un significado, porque haraganería significa:
-Falta de aplicación al trabajo. 
Lo peor de todo es cuando se busca la etimología de la palabra, y entonces sale a la luz lo que despotricas cuando te encuentras con uno o con una.
La palabra haragán proviene del árabe Ø§Ù„حيوان (al-jayaguán= que se traduce por animal).
En fin, que no nos toque ningún haragán, ni ninguna haragana, cuando necesitemos hacer algo, o que nos lo hagan, mismamente dicho.




MORIR O MATAR.

Esa es la cuestión (It´s the question)
Hay una diferencia extrema en morir o matar.
Normalmente, o casi siempre, cuando el asesino mata la víctima muere.
Solo en algunas ocasiones y con carácter retroactivo no es así, en el amor por ejemplo, ah, y en política también a veces.
Cuando el desenamorado/a, la engañador/a cometen el asesinato moral con la persona con la que conviven, a la que juraron fidelidad y amor; la víctima, en un primer momento, puede morir, y de hecho muere para la vida cotidiana, pero no siempre es así.
Con el paso del tiempo, el asesinado o asesinada, recompone poco a poco su cuerpo, repara su alma, rehace sus sentimientos, remienda su existencia, como hizo Isis con Osiris; y si tiene suerte, resucita a una nueva vida.
Y esa nueva existencia, esa nueva vida, ese alma recompuesta, y ese cuerpo reparado tienen la virtud, que inconscientemente, pueden llegar a matar al final al asesino.
Por ello considero que hay que tener las ideas muy claras, en cualquier momento de la vida, incluso en el amor, y si hace falta morir por ellas.
Pero nunca, nunca, matar por esas misma ideas. 
"Morir por las ideas, nunca matar por ellas".



Foto de mi amiga Juani Mora´.


BÍFIDO, BÍFIDUS.

Qué dos palabras tan parecidas y qué dos palabras de significado tan dispar.
Aunque...
El "bífidus", o "bifidobacterium", es un género de bacterias "gram-positiva" (de color azul o violeta), anaeróbicas (capaz de vivir y reproducirse en ambiente sin oxígeno), no "mótiles" (esto no se ni lo que significa)y con frecuencia de aspecto ramificado (total, parafernalia para cobrarte bastante más por un yogurt).
Y referente al aspecto ramificado, me paso a la otra palabra: "bífido" o "bífida".
En la RAE dice de bífido o bífida:
-Que tiene un extremo dividido en dos partes, puntas o ramas.
Ahora ya no son tan diferentes las dos palabras ¿Verdad?
Dividido, ramificado.
Pues así tienen la lengua muchos y muchas, dividida en dos partes, como la lengua de las áspides.
Y si en las víboras la lengua dividida al final, significa cuando la ves, que te estás jugando la vida; si te encuentras con una persona bífida, también te la estás jugando. Imaginariamente hablando, debes saber que la partición de la lengua se debe a que: con un lado de la lengua te da la coba, te adula, te dice cuánto te quiere, te dora la píldora; y con la otra parte, normalmente cuando estás ausente, te critica, te arrastra por el suelo, difama de tu persona, y te pone verde como la jeta de Shrek.
Muchos yogures bífidus para el tracto intestinal, y mucho a tomar por el final de ese trato intestinal a los y a las que tienen la lengua bífida.


Foto de mi amiga Juani Mora




UNÍVOCO.

Esta palabra proviene, cómo no, de latín: "univocus" que a su vez está compuesto de dos palabras: "uni" (uno) y "vocare" (llamar, dar nombre); por lo que "univocus" significa: lo mismo que otro, que tiene un solo significado.
La RAE lo determina como:
-Que tiene la misma naturaleza o valor que otra cosa, que solo tiene un sonido, que solo tiene un nombre.
Y todo esto se me ha venido a la mente por una frase que subió mi amigo y compañero Claudio a nuestro grupo el otro día, una frase del gran político que fue Julio Anguita, al que como casi siempre, se le reconocieron sus virtudes después de muerto.
Julio decía:
"No me da miedo el ruido del poder, me da miedo el silencio del pueblo" Julio Anguita 1941-2020. 
Y dada la palabra de hoy, me da en la nariz que todos, o la mayoría de los políticos, para que las excepciones no se sientan dolidas y sean del color que sean, cada vez son más unívocos, con la misma forma de actuar, con la misma forma de proceder, con la misma forma de tratar al pueblo, y sin ningún tipo de miedo ni de respeto al silencio de ese pueblo; no les da miedo el ruido del poder, pero tampoco, ni mucho menos el silencio del pueblo; y el pueblo, amigos míos, está ya hasta los mismísimos cataplines de ellos.
El día que el pueblo hable...




08 agosto 2022

SI NUNCA HACES NADA...

Hay muchas formas de no hacer nada en la vida.
Por ejemplo:
¡Ser más flojo que un vendo!
¡Estar más cansado que el cartero de los corintios, o el fontanero del titanic, o un grafitero de la muralla china!
¡Estar más abandonado que Marco en un puerto italiano!
O tener más miedo que once viejas.
Miedo al fracaso, terror a equivocarte, pánico a no saber seguir adelante; muy usual en las relaciones entre chicos y chicas en la adolescencia; al inicio de un trabajo, a la iniciación de un nuevo negocio o simplemente a lo desconocido.
Temor a hacer algún arreglo en la casa, a meterte en la cocina a cocinar...
En fin, miedo a todo para no hacer tampoco nada.
Y si nunca haces nada, nunca te equivocas, pero no consigues ninguna otra cosa.

Foto de mi amiga Juani Mora


LAS ARRAS.

Arras viene del latín "arrha" (dinero dado de garantía para hacer un contrato o compra).
Esto es un préstamo del griego "ἀρραβών" (arrabón-prenda de compromiso), tomado del ebreo "×¢ֲרָבוֹן " (erabón-prenda de juramento).
Antiguamente las arras de boda eran consideradas una garantía del matrimonio, ya que si se faltaba a la promesa de fidelidad se perdían.
Esta costumbre se desarrolló a partir de la tradición de dar un "arrabón" que significaba, promesa.
Hoy en día las promesas se las lleva el viento, al igual que las arras.
Por cierto, en la ceremonia del matrimonio, el marido da las arras a la mujer, (adquiere el compromiso, y entrega la prenda del juramento (no tiene nada que ver con el dinero ni las dotes); y después ella las devuelve al marido con el mismo significado.
Por cierto...
La tradición señala que son 13 monedas, 12 de oro y una de platino, todas del mismo tamaño. Según el rito mozárabe, las trece arras representan los bienes repartidos en los doce meses del año, y una más –que antiguamente era de bronce–para compartir con los pobres.
Total, que hay un sinfín de hombres y mujeres que se pasan las arras por el forro de sus caprichos.


Foto de mi amigo Juani Mora.


AUTOCOMPASIÓN.

Hay una policía virtual que vive dentro de nuestra alma, que está pendiente siempre de nosotros y es la que nos ayuda a trabajar para alcanzar nuestros objetivos.
Cuando las cosas van mal y nos apartamos del camino recto, esa policía nos recuerda lo que suponíamos que debíamos hacer.
¿Es una policía dura, con escudo y porra o nos ofrece una sonrisa indulgente y una palabra amable?
Sea de una forma u otra, dejamos por sentado que si no usamos la autocrítica para empujarnos, no llegaremos a ninguna parte.
En un bajón, lo primero que haremos será pensar en los aspectos positivos de nosotros mismos, pensar en nosotros mismos con bondad y compasión viendo esta situación de bajón sin evaluarlo ni juzgarlo.
Pero la autocompasión, que puede parecer una cosa mala, a veces puede ser la salida del pozo.
Se pueden ver las posibilidades de cambio, se puede aumentar la motivación (auto-orgullo), tomar medidas de cambio, compararte con los mejores para levantar cabeza.
La autocompasión es la compasión de uno mismo, y "la compasión es la antitoxina del alma": cuando hay compasión incluso los impulsos más venenosos siguen siendo relativamente inofensivos.
La autocompasión puede ser buena, pero como todo, hasta ciertos límites.
La mariposa se auto-compadeció porque dejó de ser oruga, no podría comer más hojas, no podría reptar por las ramas de los árboles, hasta que se miró al espejo y abrió sus alas.




Foto de mi amiga Juani Mora




LAS ETIQUETAS.

¿Cuántas veces hemos oído hablar de la gente casi sin conocerla?
Calentona, subnormal, aprovechado, trápala, majareta "perdío", medio tonto, poco hombre, seria, cachondo, frígida, estrecha, golfo, buena gente, generoso, tiquismiquis, sieso; en fin, una cantidad ingente de etiquetas que colocamos a la gente, sin habernos comido un arroba de sal con ella.
Aparte de los gustos sexuales de cada uno, hay muchos vericuetos en la vida de cada persona, y un sinfín de circunstancias en la existencia de cada ser que normalmente desconocemos a la hora de colocar una etiqueta.
Etiquetar es muy fácil, des-etiquetar , yo diría que es casi imposible.
Cuando etiquetamos a una persona, la estamos condenando a llevar colgado el San Benito de por vida; y lo peor de todo es que cada vez que vayamos a tener alguna relación con ella diremos: ¡Bah, ese es tal, o esa es cual! Sin comernos, como dije antes, mínimo, una arroba de sal con el o ella.
Las etiquetas, que algún o alguna hija puta ha puesto, hace que todo el mundo que te conozca prejuzgue de ti, y por ende, que prejuzgues a la gente.
Y pongo un ejemplo:
Una persona que le gustan las bromas, que disfruta riéndose de todo, incluso de las cosas que le pasan a ella misma, automáticamente se le coloca una etiqueta, la que prefiráis, más dura o menos dura.
Eso influye en el trato de los demás hacia esa persona; los demás, que desconocen abiertamente su personalidad, y que por tanto, no tienen capacidad para valorarla; la tratan de insustancial, de baladí, de trivial, de fútil, desconociendo abiertamente la capacidad y los sentimientos de la persona en cuestión.
Incluso te etiquetan personas que conviven contigo una cantidad de años, tu pareja, tus hijos, tus padres...
Las etiquetas son para la ropa, y ya ni eso, están casi todas tergiversadas y la mayoría mienten.




JAZMÍN.

Hacía tanto tiempo, no se cuántos años han pasado, que no transito por la avenida Príncipe de España ( por cierto, habrá que cambiarle el nombre, ¿no? Rey de España o Princesa de España, digo yo), iba subiendo a casa por la acera de la Casa Municipal de Cultura, y de pronto me inundó un perfume tan familiar como el calor que hace cuando lo hueles, el olor a  jazmín.
Antes, en casi todos los corrales de las casas, o en patios y jardines, había plantado un jazmín, un  jazmín que proporcionaba un esplendoroso aroma al patio, y también a la casa. Como es una planta muy prolífica, aunque se quitaran las flores, al poco tiempo parecía que salían más. Normalmente se reservaban puñaditos de flores de jazmín para colocarlas en las mesillas de noche para un posible acobardamiento de los mosquitos nocturnos, como repelente.
Jazmín, viene del árabe hispano "yasamín", y éste del árabe "الياسمين" el cual lo tomó del palaví "yasaman". El palaví es una lengua hablada en Irán antes que Mahoma implantara el Islam, y que hoy se sigue hablando en todo Irán. 
Es una planta trepadora (como todos sabéis) de flores blancas y muy olorosas; y como cosas curiosas os diré que: en el siglo XVI, en Francia, había un perfume basado en esta flor llamado "jasmine", y otra más curiosa todavía: me enteré que es la comida favorita de los venados. 
Walt Disney tenía que haber dibujado a Bambi comiendo jazmines, si lo hubiera sabido claro.
Mi enhorabuena a los que conservan el jazmín de la Casa de la Cultura de Sanlúcar la Mayor, no lo arranquéis nunca, por favor.




03 agosto 2022

TOMA Y DACA.

Esta es una expresión que proviene del inglés "tit for tat"  que significa represalia equivalente.
Tanto "tit" como "tat" son golpes suaves, por lo que la expresión podría traducirse como: "Golpea suavemente al que te golpea suavemente".
El que use esta estrategia responderá consecuentemente a la acción previa del oponente; si el oponente coopera el agente cooperará, pero si el oponente deserta, el agente se vengará de el.
"Toma" del verbo tomar. Ten.
Y "daca" de la unión de dame acá. Tráeme.
Pero también, la versión inglesa tiene otra traducción que podríamos aplicar a la gente que nos gobierna.
Tit for tat también se puede traducir como: "Ojo por ojo y diente por diente", o lo que es lo mismo la ley del Talión: "Quien a hierro mata a hierro muere".
¿Cómo es posible que los dirigentes del mundo y en especial los de este país; y las personas en general no se den cuenta que lo que hagan a los demás, más pronto o más tarde les caerá encima?
¡Y nada, que no nos enteramos!
Y si los dañados pidieran alguna vez el ojo y el diente que les han arrebatado, o mataran igual que los han matado a ellos (no tiene que ser asesinato físico, puede ser económico, médico, cultural, etc.), entonces, solo entonces, se darán cuenta del daño que han hecho y que siguen haciendo.
Pues nada, en la vida diaria y sobre todo en las urnas...
"DACA (dame acá) y ahora TOMA".