No obligues a nadie a quererte, mejor oblígalo a irse. Quien insista en quedarse, es quien realmente te quiere. Siempre seremos para alguien, la persona correcta que conocieron en el momento equivocado.

Seguidores

30 octubre 2020

SI TE LO QUIERES LLEVAR TODO...

Llevamos unos días de narices con la Cantora y el DJtuver (perdón por el palabro, he buscado en wikipedia a Kiko Rivera, y ni te cuento que es lo que pone), y se me ha venido a la mente esta reflexión, aplicable a quien sea y como sea.
Hay multitud de refranes referentes a la avaricia y como ejemplo:
- La avaricia es como el fuego, mientras más leña se pone, más arde.
- La avaricia y la ambición congelan el corazón.
-¿Quieres ser rico? Pues no te afanes en aumentar tus bienes, sino en disminuir tu codicia (Epicuro).
- Al pobre le faltan muchas cosas, al avaro todas (Publio Siro). 
-El avaro experimenta a un tiempo todas las preocupaciones del rico y todos los tormentos del pobre (Albert Guinon)
- Y la última del sabio Séneca: El que tiene mucho desea más, lo cual demuestra que no tiene bastante; pero el que tiene bastante ha llegado a un punto al que el rico no llegará jamás.
Y podríamos seguir hasta el infinito porque la avaricia ha sido el pecado capital más antiguo, junto con la envidia, y por ello hay un sinfín de refranes y dichos referentes a ella.
No tiene fin, no se acaba, creo que los avaros se mueren y en el velatorio se les quedan los dedos como pidiendo moneda.
Pero no solo de pan vive el hombre, no solo de dinero vive el avaro; lo quiere todo, quiere acaparar todo: el poder, el control, el mando, las fotos, los cuadros, la ropa, los zapatos, todo, lo que se dice todo.
Y después, en la oscuridad y el silencio de la noche disfruta contando sus propiedades, mirando las cuentas de los bancos, las joyas, y la moneda contante y sonante.
El avaro lo quiere todo, arrasa como un elefante en una cacharrería.
Pero cuidado,  mucho cuidado con la avaricia, porque:
"Si te lo quieres llevar todo, al final te llevas hasta la mierda".
Y si acaso volvamos la mirada un poco hacia el Rey Midas.

Foto extraída de la página: balcon40.com



BUENOS Y MALOS.

Viendo la salida del crucificado de la Sed hace unos años, se me pasó por la mente una frase: Ni todo el que parece malo lo es, ni tampoco el que parece bueno, es bueno.
Los judíos del tiempo de Cristo, daban a beber a los crucificados, antes del suplicio, vino dulce con mirra; el cual, servía como anestésico para el dolor; más tarde, ya clavados en la cruz, los romanos les fracturaban las piernas para que se ahogaran, al no poder apoyarse en la cruz con los pies para respirar.
Los nativos de Judea también les daban de beber a los reos: mosto nuevo amargo y agrio, porque según una antigua creencia judía, la muerte de un crucificado se aceleraba al darle de beber, y ese vino agrio sería la única bebida que habrían podido encontrar en el Gólgota, porque era lo que bebían los soldados romanos para soportar el día allá arriba.
No todo lo que parece ser, lo es en realidad. ¿O sí?
Cristo, supongo que lo rechazaría todo, para descubrir en sus propias carnes lo que era el sufrimiento humano, o por lo menos así lo creo.
De lo que sí estoy convencido es que la sed por la que clamaba Jesucristo, era la sed de justicia; la que padecen las gentes buenas y honradas y de la que tanto carecemos hoy en día.
En la actualidad, es más relevante, se ensalza, se sigue más a lo malo, a lo perverso, a lo morboso; se idolatra al chorizo, al manipulador, al prevaricador, y encima se le hace la pelota. A los buenos, lo que hacen es darle mucho por saco desde tiempos inmemoriales; que sí, que después irán al cielo, pero...
¿Por qué para ir al cielo hay que sufrir? ¿Estará todo perdido?
" Todo estará perdido cuando los malos sirvan de ejemplo y los buenos de mofa" (Demócrates 460 a.c.)
Y desgraciadamente no estamos muy lejos de ello
.

Foto extraída de la página: elpais24.com




EL DESTINO.

Hoy tenía previsto una entrada sobre el destino, hace unos días, el pasado sábado hablé precisamente de el en VICTORIAS Y DERROTAS, y ayer quiso el destino que con 60 años se acabara para siempre el periplo por este mundo de unos de los mejores futbolistas de la historia. D.E.P. Diego Armando Maradona Franco.
Y hablando del destino, no hace mucho estuve viendo un reportaje de la vida del jugador de la NBA chino Yao Ming, un muchachito de 2,29 metros de altura y que ahora debe de pesar allá por los 160 kilitos de nada.
El destino quiso que un jugador procedente de esa China hermética pudiera salir para, en 2002, fichar por la NBA; jugó solo ocho temporadas, ya que sus pies y tobillos le daban demasiados disgustos con sus roturas, por lo que en 2011 anunció definitivamente su retirada del baloncesto. 
Actualmente es presidente de la federación china de ese deporte.
En una de las imágenes, que es la que me ha inspirado esta entrada, aparece junto a Yao Ming, que por aquel entonces jugaba en los Houston Rockers, un joven Koby Brian, dos años mayor que el y que por aquellos tiempos jugaba en Los Ángeles Lakers junto a Shaquille O´Neal.
Ambos estaban sonrientes, y saludándose al final del partido, sin esperar de ninguna forma lo que les depararía el destino.
Ming, se tuvo que retirar de las canchas con treinta años, Brian lo hizo con treinta y ocho después de ser un hombre récord, ganándolo todo.
Al final echó a volar (y no es una burda broma) con 41 cumplidos hace menos de un año.
El destino es tan caprichoso como la puñetera vida, nunca sabemos qué nos va a deparar, ni a dónde nos va a llevar; creemos que..., suponemos que..., imaginamos que..., y al final pasa lo que tiene que pasar, ocurre lo que tiene que ocurrir y mientras nosotros... discutiendo, enfrentándonos, pegándonos e incluso matándonos.
¿Todavía no nos enteramos que al final de la partida, desde el rey al peón, desde el blanco al negro, todos vamos a la misma caja?
Pues eso.

Foto extraída de la página: houseofhouston.com




28 octubre 2020

LAS TRES DIMENSIONES DE LA POLÍTICA.

El triángulo fue la base de la mayor civilización antigua, la egipcia, y a uno de sus dioses principales Horus (el elevado), dios iniciador de esa civilización, se le representaba con un ojo dentro de un triángulo.
La estrella de David judía son triángulos yuxtapuestos que simbolizan: la tierra, el fuego, el agua y el aire; lo masculino y lo femenino.
Un triángulo, con otro tipo de ojo distinto al de Horus en el centro, simboliza a la Trinidad que rige al cristianismo: El Padre arriba, El Hijo a la izquierda y el Espíritu Santo a la derecha, y todos suman a Dios que está en el ojo del centro, el que todo lo ve.
Podríamos hablar también del matrimonio: marido a la izquierda, esposa a la derecha y arriba Dios; la teoría: mientras más cerca estén de Dios el marido y la mujer, más cerca estarán entre ellos.
Con todas estas pistas, la política, que es esencialmente la que mantiene el poder en el mundo, también se rige por un triángulo, pero en esta ocasión en un triángulo movedizo porque es completamente variable.
Las tres dimensiones de la política las podemos comparar con un triángulo de tres lados. 
Es casi imposible que en política exista el triángulo equilátero, sería una utopía que todos los lados fueran iguales; se puede dar el triángulo isósceles obtusángulo donde es más prominente el lado derecho; o el triángulo isósceles acutángulo, donde predomina el lado izquierdo según la perspectiva desde  donde se mire; y cómo no, también esta el triángulo escaleno, donde el lado del centro, el de abajo, es el más desarrollado.
Depende del triangulo que represente la composición del parlamento de la nación así deberá ser el gobierno; pero...
En estos triángulos anteriormente citados falta la parte de dentro, el ojo que todo lo ve, el que mira a un lado, al otro, arriba y abajo, y riñe, como en las otras representaciones, y ahí hemos topado con Roma.
"Un mundo mejor no se logra desde la derecha, ni desde la izquierda, ni desde el centro, se logra desde el interior."
Pues eso.





INVASIÓN DE SOMBRAS.

Hay muchas personas a las que les da miedo la oscuridad, que al fin y a la postre, es ausencia de luz, por lo que también les da miedo la soledad.
Conocí a un afamado torero, muy valiente, que le tenía pánico a la oscuridad, y mira que demostraba valor cada tarde en la plaza.
Cuando estás en la oscuridad, alimentada por...
Situación laboral por la debacle que nos está barriendo.
Situación sentimental, abandonado sin explicación, engañada, se han aprovechado de tu bonhomía, o sencillamente traicionada.
Situación económica mala, desastrosa, meses sin cobrar, años sin trabajar.
Situación, con respecto a la salud, mejor ni hablar de ello. (Hipertensión, diabetes, artrosis, y etc.)
En cualquiera de esas desastrosas situaciones te pueden invadir irremediablemente las sombras, te puedes sumir en la más profunda oscuridad, y la mayoría de nosotros no estamos acostumbrados a nadar en un mar completamente negro, oscuro, sin divisar la costa ni al norte, ni por el sur, ni por poniente ni por levante.
Es muy difícil, pero no hay que temer, lo peor que nos puede pasar es que nos despidamos de este mundo por muto propio, o por los avatares del destino; por eso, todo lo que nos pase para bien, será una brazada más para salir de las sombrías profundidades.
Eso sí, no tener miedo, hay que sobreponerse y seguir adelante, no sabemos que nos puede deparar el destino.
"Nunca temas a las sombras, sólo constituyen el inicio de que en lugar cercano hay una luz resplandeciente".

Imagen extraída de la página: bolsamania.com


VICTORIAS Y DERROTAS.

Ganar o perder, esa es la cuestión; y como es natural todos y todas queremos siempre ganar, cosa que es literalmente imposible.
Dicen por ahí, que las derrotas enseñan más que las victorias, pero lo que realmente creo es que: las derrotas no enseñan, solo te tienes que acostumbrar a vivir con la derrota, al igual que te toca vivir con una enfermedad crónica, o no crónica, que te imposibilita tu normal existencia.
Quizás, probablemente, las victorias, a la gente normal les deben enseñar más, y me explico:
Haciendo la deducción a la inversa, si cuando te derrotaron solo se acercaron a ti, tres o cuatro amigos para darte ánimos, para insuflarte un poco de aliento, y te extendieron la mano para que pudieras salir del barro, del lodo en el que estabas; cuando ganes, todos los que se te arrimen, exceptuando a esos tres o cuatro, son completamente falsos.
Si para las derrotas, para los fracasos, la mente debe estar despierta y lúcida para no caer en la oscuridad, para no irte derecho a las profundidades del abismo; en la victoria hay que tener la misma lucidez para que nadie se aproveche de ti, para captar rápidamente las falsas adulaciones que no buscan otra cosa que engancharse al carro de tu triunfo y llevárselo a tu costa.
Pongo un solo ejemplo, la pauta de una persona que ha vivido en una montaña rusa, y que como tal ha tenido, y tiene,  un viaje de altibajos constantes.
Con sesenta recién cumplidos y confinado por el coronavirus, Diego Armando, no sé si se repondrá alguna vez de sus errores.
Quinto de ocho hermanos, lo pasó humildemente en su infancia, destacó siendo un adolescente, fichó por el Boca Juniors con 16 años y ahí empezó a subir a la vagoneta de la montaña; todos sabemos ya...
F.C. Barcelona, selección Argentina, mundial, Nápoles, Sevilla y rápidamente comienza la cuesta abajo de nuevo, y luego arriba, y así sucesivamente.
Seguro que sus "amigos" de los buenos tiempos, los que jaleaban los triunfos y se aprovechaban de ello, salieron huyendo cuando llegaron los fracasos, quedando más bien pocos.
Por eso no debemos olvidar que la vida es para todos igual, unos más y otros menos, para unos más dura y para otros menos dura, pero todos y todas tenemos victorias y también fracasos y derrotas.
Por eso...
"No  dejes que tus victorias se  te suban a la cabeza, pero tampoco que tus fracasos inunden tu corazón". 

Foto extraída de la página: es.dreamstime.com


CUIDADOS INVERSOS.

Allá por abril, todavía confinados, estuve más de un mes enzarzado con una hemorragia por la nariz en los que cada tres o cuatro días me tenía que personar en urgencias del hospital para que me taponaran y me destaponaran conforme era necesario, gracias a Dios, todo terminó bien; pero una tarde, cuando estaba sentado en urgencias con la toalla roja de sangre, esperando que me atendieran, una señora pidió por favor una mascarilla quirúrgica porque la suya se le había caído al suelo,  le negaron la mascarilla; al poco apreció por la puerta un hombre...
Mal vestido, mal aseado, sin mascarilla, sin guantes (en aquel tiempo era aconsejable llevarlos); se pasó al guarda de seguridad y se coló casi hasta donde estaban los médicos bramando:
- Quiero mi pastilla, ¿me la dan ahí dentro?, ¿el médico me da mi pastilla?, ¿está ahí dentro?
Y se coló. En diez minutos, salió con su pastilla (supongo que de metadona) y una mascarilla nueva colocada. Los que estábamos allí soportando hasta horas de espera nos quedamos anonadados.
Entonces me pregunté:
-¿Esto por qué tiene que ser así? ¿No debe de guardar su turno y comportarse como todos los que estábamos allí?
Un buen amigo mío médico lo explicaba el otro día por radio.
Decía...
-Quien tiene que reclamar no lo hace, y quien no tiene motivos es el que realiza la reclamación; porque en España hemos aprendido, desgraciadamente el tan traído y llevado: "Quien que no llora no mama".
Hemos aprendido a comportarnos mal en sociedad en este país, y eso ha hecho que el que llora y grita parece que consigue las cosas y los otros no.
El que se calla, se aguanta, el que intenta colaborar, el que intenta cooperar, al callarse no consigue las cosas. Lo estamos haciendo al revés, y eso en medicina tiene un nombre: "Ley de cuidados inversos". Eso implica que el 80% de los cuidados se vuelquen sobre un 20% de personas (los protestones, gritones, maleducados, etc.); por lo que el restante 20% de cuidados recae sobre el 80 % de las otras personas (educados, no protestones, ni gritones)
La práctica totalidad de las reclamaciones, incomprensiblemente, las acaparan ese 20% de protestones, gritadores y maleducados.
Esta actitud tan española debe de cambiar.
Y yo afirmo que no solamente debe cambiar en la medicina; como bien decía Enrique, es un mal que tiene gangrenado a nuestro país, en cualquier sitio, si no te comportas con corrección te atienden y solucionan antes los problemas, y quizás ese sea el reflejo que emite el hemiciclo cuando salen en televisión los debates que en eé ocurren.
"La desvergüenza llevará, más tarde o más temprano a la desventura".

Foto extraída de la página: es.wikipedia.org



23 octubre 2020

PONER PIE EN PARED.

Esta frase viene de un juego infantil de hace muchos lustros;  este juego consistía en clavar una soga bastante alto en una pared, a bastante altura del suelo, y trepar todo lo que se pudiera asiéndose a ella y con la ayuda del apoyo de los pies en la pared, como si se caminara.
Significa: mantenerse con tenacidad en tu opinión, insistir en el empeño.
Pues bien, es hora ya de poner los pies en pared.
Parecemos niños pequeños, mejor dicho: ¡Niños chicos!
Se puede hacer humor con las cosas, pero nunca, digo bien nunca, ridiculizar a nadie.
Se puede criticar a quien se quiera, como yo hago de vez en cuando en este blog, pero nunca faltar al respeto a nadie.
Se puede reñir a las personas, más fuerte o más flojo, pero nunca insultar a nadie.
Si ya, muchos y muchas no merecen el esfuerzo ni de mirarlos, si encima tenemos la desvergüenza de ridiculizarlos y faltarles al respeto,  no se los va a poder echar nadie a la cara.
¿Me podéis decir qué imagen damos los españoles al exterior, y ante nosotros mismos, con el escarnio diario, la mofa, el ridículo, la burla, el pitorreo, y la rechifla con que nos referimos a la gente que nos representa en el parlamento de esta gran nación? 
Me da exactamente igual que se rían de Pablo Iglesias y sus compañeros de lista, que se mofen de Pedro Sánchez y sus camaradas de partido; que se pitorreen de Pablo Casado y sus condiscípulos, que se burlen de Santiago Abascal y sus acompañantes en la Cámara, o hagan escarnio de Inés Arrimadas y sus colegas de partido; me da exactamente igual, que sea el presidente del gobierno o que sea el concejal con menos votos de nuestra piel de toro; todos y todas han sido elegidos por nosotros mismos en unas votaciones libres, no como en otros sitios ni en otros tiempos, y como tal merecen un respeto.
Me parece bochornoso que a personas que, más bien o más mal, más mal o más peor, se están comiendo esta marabunta que se nos ha venido encima, además se tengan que tragar las burlas de la gente.
Criticar, opinar, detallar, enjuiciar, sí; el resto no. No todo vale para hacer reír a las masas, por muy divertido que ello sea.
Parafraseando a un médico que escribe a menudo en facebook (Juan Manuel Jiménez Muñoz) y que me gusta bastante leer, diría...
¡Pongamos de una vez pie en pared y detengamos esto, cagoentoloquesemenea!

Foto extraída de la página: cosicosas.blogspot.com





METERLE CAÑA.

 Un timón se ubica en la parte trasera de las embarcaciones; y está compuesto por cuatro piezas esenciales; a saber:
- La pala, que va dentro del agua cerca de las hélices del motor.
- La limera y la mecha que componen la unión de la pala con...
- La caña, que sale al exterior y va perpendicular a la popa de la embarcación, y que se agarra con la mano.
Si el movimiento de esa caña, es más acelerado el bajel navegará más rápido, y como es natural, si es más sosegado, irá más despacio.
Como muchas de las expresiones con las que hablamos a diario tienen su natalicio en la marinería, quizá la profesión más antigua del mundo.
De ahí hemos llegado con el paso de los años a convertir el "dar caña" o el "meter caña" en modismos usados a menudo para intentar que alguien trabaje más y más rápido, acelerar al coche o la moto para que corra más, provocar a alguien, y dentro de la zona más violenta, pegar, golpear o vapulear.
¿Se os ocurre a quién o a quienes deberíamos darle caña?
¿Y qué tipo de caña?
Para que trabajen más, para que lo hagan más rápido, o coger literalmente una caña de esas como las de la foto que ilustran a este envío (me niego a decir "post") y darle en los lomos caña, pero caña de la buena.

Foto extraída de la página: es.123rf.com









AMBICIÓN DESMEDIDA.

Ricardo Darín era entrevistado hace unos días en el programa "Animales sueltos" por Alejandro Fantino; el conductor le preguntaba por qué no había trabajado en Hollywood nunca, y Ricardo le respondió que no le quitaba el sueño; yo ya fui, lo vi, y ya está, no me puso muy contento y estoy acá.
En una parte de la entrevista, le pregunta por qué rechazó un papel en la película "Hombre en llamas" de Denzel Washington; y Darín le contestó, vaya si le contestó...
- Me ofrecieron hacer un narcotraficante mexicano, y yo no quería hacerlo; ¿todos los narcotraficantes son sudamericanos?, si EEUU es el país con mayor consumo de la tierra.
No me gustó, yo quería venir a mi casa, llevaba seis meses en Madrid haciendo teatro y quería ver a mi mujer y a mis hijos.
Fantino le pregunta entonces:
-¿Vos sabés  la guita que podrías haber ganado?
Y la respuesta de Darín se me ha quedado grabada en la retina y en los oídos hasta el día de hoy...
- ¿Y para qué sirve? ¿Mejor de lo que yo vivo?  Me pego dos duchas calientes en un día. La ambición te puede llevar  a un lugar muy oscuro, muy desolador...
Y desolado se quedó Alejando Fantino ante la desbordante filosofía de Ricardo Darín.
Creo firmemente que la ambición es necesaria para progresar, es necesaria para tener un aliciente y trabajar por una meta determinada pero...
La ambición desbordada, creo que si, que te llevará a un lugar muy, muy negro.
Le podemos preguntar a muchos, los vemos a menudo en los juzgados, en las noticias; y los que quedarán por sentarse en los banquillos, más que en el del Real Madrid en dos o tres temporadas.

Foto extraída de la página: ecured.cu




22 octubre 2020

BUENOS DÍAS...

¿Por qué decimos buenos días?
En inglés es "good morning", en italiano, para portugueses y brasileños "bom dia", en alemán suena "guten morgen"  y para los franceses, por acabar con ejemplos, "bonjour".
En todos estos países se emplea el singular, menos en el nuestro, que se dice en plural: Buenos días; pero ¿por qué?
Eso proviene de que, en un principio, en castellano antiguo el saludo completo era:
"Buenos días os dé Dios".
No solamente haciendo referencia al día en curso, sino también a días sucesivos, o en un caso a una existencia completa.
También se habla de como el día, cristianamente, esta dispuesto en cinco partes, a saber: "maitines" (antes de amanecer), "laudes" (al amanecer) , "nona" (sobre las tres de la tarde, "vísperas" (tras la puesta de sol) y "completas" (antes de acostarse, sobre las 21 horas); se hablaba en plural para completar el saludo a todas las horas del día.
Y por último, y más convincente es que, al saludar así, utilizamos el plural expresivo. 
El plural expresivo, que no denota cantidad sino intensidad, y que se usa comúnmente en frases de respeto para aplicar más énfasis en lo que se dice.
A ello se debe, por ejemplo:
Buenos días, buenas noches, buenas tardes, gracias, felices fiestas, felicidades, mis condolencias,  y un largo etcétera.
Lo que nunca he escuchado, y es lo que más necesitamos en estas fechas es: ¡Buenas suertes!
En fin, lo cierto y verdad es que con esto hemos, y he aprendido, el por qué os digo, y nos decimos, buenos días todas las mañanas.

Foto extraída de la página: hermosasimagenes.net





TENER DINERO.

El otro día, por casualidad, escuché en televisión la odisea que vivió no hace mucho Josep María Mainat, (productor y miembro del trío humorístico "La Trinca"), versus Ángela Dobrowolski a la sazón su esposa.
Que si para arriba, que si para abajo; que si le inyectó tres o cuatro veces insulina para provocarle una hipoglucemia mientras dormía, que si solo le pinché lo necesario, que si pudiera ser un caso de asesinato premeditado, etc., etc.
Un verdadero culebrón de otoño entre un matrimonio en el que Mainat exactamente dobla  la edad a la Dobrowolski; un escort  (chico de compañía) latino de Ángela, denuncias por maltrato de Josep María  hacia Ángela, la novia del escort , Alina, por otro lado; veinticinco personas viviendo en el palacete de Mainat, Pau, el hijo de Mainat y Rosa María Sardá q.e.p.d. que no sabe nada; y una teórica cláusula en el testamento de Josep María, que estaba en trámites de divorcio, porque ya vivían separados, en la que en caso del susodicho divorcio, Ángela Dobrowolski no obtendría ni un euro del mismo.
Y pudiera ser que todo está causado por eso.
Hay tantos famosos con dinero que no son capaces de asimilar que lo tienen, de darse cuenta de que no se lo podrán llevar a ningún sitio cuando entreguen la cuchara, que a veces da miedo; a muchos y a muchas la fama y el dinero les ha costado la vida; por motu propio o por la intervención de unos u otras como en este supuesto caso de intento de asesinato.
Algunas veces te preguntas...
¿Es bueno tener mucho, mucho dinero?
Problema de matemáticas:
La novia de Juan tiene 26 años y Juan tiene 65, pregunta...
¿Cuánto tiene en la cuenta corriente Juan?
"Es bueno tener dinero, pero hay que estar alerta para no quedarnos sin las cosas que el vil metal no puede comprar." 


Foto extraída de la página: atlantico.net


FORMAS DE OLVIDAR.

En mi ya extensa vida creo que he hecho muchos favores, ayudado además por el sitio que ocupaba en los últimos veinticinco años de mi vida laboral.
En otro orden de cosas me he mantenido firme en mis convicciones de que si favoreces a los demás, y ellos lo hacen con otros, más tarde o más temprano te llegará a tí; y caso de que eso no fuera posible, siempre es bueno acostarse con la sensación inmensa que produce el hacer el bien a los demás.
No se si habré ofendido alguna vez a alguien; supongo, que aunque haya sido sin querer, lo más probable es que lo haya hecho; si me he percatado de ello seguro que he pedido perdón o disculpas, y si no, ahora lo hago.
No se, si los unos y las otras, o viceversa, recordarán en ambos casos mi intervención en su vida, si fue positiva, por el bien que les hice; o negativa, por una ofensa o daño que les pude hacer.
Cuando paseo por mi pueblo, las personas que me encuentro, muchas veces me recuerdan las cosas buenas que hizo mi padre por muchas personas, e incluso de mi abuelo Manolo; como es natural nunca me refirieron nada sobre ofensas o cosas dañinas, no hubiera tenido sentido.
Algunas veces, cuando he hecho algo por alguien, o he soportado cosas no necesarias de otras, y me han preguntado el por qué lo hacia, siempre contestaba lo mismo:
- No suelo olvidar, y por favor que no olvide nunca, a la gente que me ha hecho el bien.
Y de eso mismo es de lo que adolece la humanidad, olvidar lo bueno, y mantener siempre en la memoria lo malo, lo doloroso; y eso, al final ,es contraproducente para uno mismo.
"Nada se olvida más despacio que una ofensa, y nada más rápido que un favor. (Martin Luther King 1929-1968)"


Foto extraída de la página: unidosporlosderechoshumanos.es


17 octubre 2020

IMPORTACIÓN/EXPORTACIÓN.

Mi querida amiga y compañera Pepi Acebedo dio el viernes con la tecla "Soy mayor bemol".
¿Por qué en España hay cada vez menos dinero que en otros países de Europa?
 El secreto está en dos patas principalmente.
Primero, la balanza comercial, balanza de mercancías, y sobre todo balanza de servicios.
¿Qué exportamos al extranjero?
Productos cárnicos y derivados del cerdo, aceite de oliva, aceitunas, pescado y vino.
Poca manufacturación en lo que se exporta.
El volumen total de exportaciones se elevaba en 2019 hasta los 71.013 millones de euros.
¿Qué importamos principalmente?
Coches, refinados del petróleo, medicamentos envasados, camiones, repuestos; a parte claro está del: petróleo crudo y el gas de petróleo.
Mucha manufacturación industrial en lo que importamos.
El volumen total de importaciones ascendió en 2019 hasta los 332.204 millones de euros.
Sólo hay una pequeña diferencia en la balanza comercial de apenas 261.191 millones de euros del ala.
Y si hacemos una pequeña comparación de la balanza de servicios...
Los inmigrantes en 2019 alcanzaron los 6.104.203 de los que 711.750 eran marroquíes, 622.628 rumanos y 415.085 ecuatorianos principalmente.
Nuestros emigrantes en 2019 llegaron hasta 1.444.942 de los que 303.293 marcharon a Francia, 155.042 a Alemania, y 120.652 a Estados Unidos principalmente.
Esto no deja de ser cifras, pero lo más importante es la pregunta de Pepi:
¿Qué coste de preparación, estudios y educación superior tiene, para el país de origen los inmigrantes que llegan cada  año a nuestro país?
¿Cuánto nos cuesta educar, preparar y dar unos estudios superiores a los que salen de nuestro país a buscar nuevos horizontes porque aquí "ná de ná"?
Coste de formación que se ahorran los países a donde llegan nuestros: médicos, ingenieros, investigadores, enfermeros, analistas, informáticos y demás personal cualificado.
Y queda lo mejor...
Lo segundo, dirigentes:
Alemania, un político por cada 553 personas y un asistente por político.
España, un político por cada 105 personas  e innumerables asesores.
Ah, por cierto, todos son datos reales extraídos de Google, no me inventé nada.

Foto extraída de la página: elcato.org




16 octubre 2020

TOLERANCIA.

Mi padre q.e.p.d. decía hace ya muchos años:
"Esto es una viña sin vallao" , o sin vallado como prefiráis. Y como podréis suponer, una viña sin valla, es una viña sin uvas, se las han llevado todas; es con vallado y se las llevan igual.
Y una de las cosas culpables de que la viña cada vez tenga menos vallas, y que todos puedan entrar a robar y coger las uvas impunemente es que somos muchos los imperfectos en este mundo, todos diría yo, y por ello son necesarias las vallas.
Lo estamos viendo fehacientemente y a diario en la noticias: desmadres y desmadres y más desmadres.
Unos más y otros menos somos realmente imperfectos; unos se afanan más en corregir sus imperfecciones y otros no tanto, pero lo que si es necesario es la tolerancia hacia los defectos de los demás.
Tolerar viene del latín "tolerare"  (soportar, aguantar), y "tolerare" viene de "tollere" (levantar).
Por lo que se podría definir tolerancia como la capacidad de recibir un estímulo (positivo o negativo) sin tener una reacción alérgica.
Me he prometido no hablar en muchos días de los políticos; tengo amigos y amigas que se dedican a ella, y lo hacen bien, por lo menos lo intentan, y son honrados; y no quiero de ninguna forma que entren en el mismo saco en el que meto a menudo a este grupo de desalmados que solo piensan en su beneficio o lucro personal.
Espero que alguna vez la viña se valle, porque si no,  la tolerancia va a tener que ser infinita.
"Puesto que soy imperfecto y necesito la tolerancia y la bondad de los demás, también he de tolerar los defectos del mundo hasta que pueda encontrar el secreto que me permita ponerles remedio"  Mahatma (de maha=grande y atma=alma) Gandhi  (1869-1944)



Foto extraída de la página: concepto.de

 

NO HACER NADA.

Stephen Hawking, físico teórico, astrofísico, cosmólogo y divulgador científico británico (1942-2018) fue un hombre, con problemas de ELA; con veintitantos años pronto quedó casi inmovilizado, tuvo que estar la mayoría de su tiempo quieto, atado a una silla de ruedas, y con un movimiento nulo, pero jamás estuvo sin hacer nada; su carrera, brillante, extensa hasta su muerte con 76 años fue un ejemplo de superación. Sus premios son interminables, al igual que sus obras científicas y divulgativas.
Aydeè Ramírez (Colombia 1971), sufrió una falta de oxígeno al nacer, lo que le provocó una parálisis cerebral y retraso psicomotor, no mueve ni brazos ni piernas (que tiene atrofiados),  está quieta la mayoría del tiempo, sentada en su silla movible; pero pinta con la boca, habla, da conferencias y está todo el día haciendo cosas. (Os dejo foto de uno de sus múltiples cuadros)
Se me viene a la mente también, ahora mismo, mi amigo Florencio; desde hace años carga con una tetraplejia que lo mantiene quieto en una silla de ruedas; mueve la cabeza, la boca, los ojos, pero tiene el pundonor, la valentía, la fuerza de voluntad de salir a la calle solo, pasear por el pueblo, acercarse a la Feria y a la Semana Santa, y es común verlo a menudo en sus paseos matutinos,  siendo un placer para mí saludarlo efusivamente.
Hay, en cambio otros, que teniendo sus facultades mentales y físicas en perfecto estado, se dedican a malvivir, a estar tirados en la calle peleándose por un mísero euro para tener acceso a una litrona o a lo que venga bien meterse en el cuerpo.
Otros, que con las mismas facultades, y además estando en los sitios oportunos para poder hacer algo por sus semejantes, no mueven ni uno de sus dedos, ni el meñique del pie izquierdo para ello.
Viendo a unos y a otros, o a unas y a otras, no tengo más remedio que remitirme a una frase de la película de 2010, Karate Kid, en su nueva versión.
"Permanecer quieto y no hacer nada son dos cosas diferentes."

Foto de cuadro de Aydeè Ramírez extraída de la página: pinterest.com





15 octubre 2020

MORIR EN PAZ.

Creo firmemente que una de las metas principales del ser humano, ya que sabe que es imposible eludir a la muerte, es poder morir en paz; a quien le preguntes te dirá:
Yo lo que quisiera sería, una muerte rápida y poder morir en paz.
Pero la sociedad actual con los cambios que están acaeciendo de un tiempo a esta parte, está llevando a las personas a no estar tranquilos, ni a la hora de su jubilación después de muchos años de trabajo, ni por supuesto a la hora de la muerte.
Hay personas mayores ya, que deberían estar descansando de la continua lucha diaria para llevar a casa el pan, la educación, la ropa, y por qué no, "los caprichos" de sus hijos; deberían, con una paga justa, entregarse a la paz del guerrero, al descanso del luchador y a disfrutar de los pocos o de los muchos años que le queden de vida; y por supuesto, cuando les llegue la hora de entregar la cuchara, hacerlo en paz.
Pues no, con la vorágine de matrimonios desechos, las custodias compartidas, y la libertad que quieren los que se echaron, ellos y ellas solos, la responsabilidad de la paternidad/maternidad, los mayores, los abuelos y abuelas se ven inmersos en una espiral sin retorno, una espiral, que en vez de ir de más a menos como correspondería a la edad y a la relajación de sus responsabilidad, se torna en espiral inversa, y sube y sube y cada vez sube más.
Hijos e hijas con casi medio siglo a las espaldas, en casa, con lo que eso conlleva, muchos sin oficio ni beneficio, dependiendo de los ingresos de los abuelos; nietos a cargo económica, física y educacionalmente de los mayores, y muchas veces pensando, una y otra vez...
¿Qué va a ser de mis hijos y de mis nietos cuando me muera?
Ya no solo unos padres sufren por un hijo que no se puede valer por sí mismo, que padece una enfermedad que le coarta la existencia, también sufren ahora, por los hijos sanos y por sus nietos.
Lamentable es que ahora, en la recta final de una existencia de afanoso trabajo, casi sin tener paz para nada con: el estrés de la jornada laboral, crianza, educación de hijos, y un sin fin de etcéteras más; cuando llega la hora de descansar, y cuando llegue, ojalá sea tarde,  la hora de reposar definitivamente, no tengan la paz suficiente para ello.
¡Ojalá!


Foto extraída de la página: cuerpomente.com


06 octubre 2020

SI NO ESTABA PARA TÍ...

Recuerdo hace ya bastante tiempo, cuando intenté hacer una inversión inmobiliaria, y el vendedor no dejaba de ponerme zancadillas; a dónde llegaría este hombre, que cuando volví, después de hacer números y darle mil vueltas al coco, para hacer la operación a los tres días, me dijo:
-Ahora quiero cinco millones de pesetas más; yo había ya llegado al límite, no quise montar en un barco que muy probablemente zozobraría si hiciera mucho viento, y decidí cancelar la operación.
Una persona, con la que conviví muchos años, que respeté mucho, y por la que siempre me dejaba aconsejar, cuando le comenté lo que había pasado me habló:
"Si no estaba de Dios que fuera para tíi seguramente es que Él te guarda algo mejor."
Probablemente acertara de pleno en su sentencia.
A una buena amiga, tal vez le haya ocurrido lo mismo, posiblemente haya puesto toda su ilusión en un proyecto que ama con locura, por el que ha renunciado a muchas cosas, y al que se entregó en cuerpo y alma cuando así se lo solicitaron; pero cuando tuvo que tener su recompensa, esta salió volando y se posó en otras espaldas diferentes.
Triste, pero con la cara alta; dolida, pero reforzada; caída, pero levantada de nuevo; desilusionada, pero re-ilusionada nuevamente; y trabajando más y mejor para alcanzar definitivamente su sueño; siempre por derecho, en silencio, pero continuamente adelante.
Pudiera ser que yo debiera contestarle igual que me contestaron a mi, sería extraordinario que ocurriera lo mismo, y que una decepción, a la larga supusiera un gran beneficio; ¡Ojalá!
Probablemente no estaría eso para ti; pero confía, que con todo el amor que le pones, llegará, seguro que llegará.


Foto extraída de la página: Vix.com



DIME, MUÉSTRAME, INVOLÚCRAME.

El otro día comenté como aprendí tanto de mi jefe Germán León, pero quizá debiera decir, como me enseño tan bien a que aprendiera.
Y hoy quiero hacer un paralelismo entre cualquier tipo trabajo de aprendizaje (todos los trabajos, por muchos títulos, muchos masters, muchos estudios tienen un aprendizaje) y el tan traído y vuelto a traer virus Covid19.
Dime cuántos infectados hay hoy, dime cuántos han ingresado en la UCI, dime cuántas PCR se han hecho; dime, por desgracia, cuántos han fallecido, dime estadísticas, aturúllame con información, lléname la cabeza de cifras, números, y señoras y señores con una mascarilla puesta diciendo con mucho pesar que hoy se ha cerrado tal o cual pueblo; dime, solo dime y olvidaré.
Muéstrame en los reportajes, radiografías de los pulmones de los infectados, muéstrame la cara de tantos que están en la UCI, muéstrame como se queda el cuerpo de muchos después de que el dichoso virus le muerda en el cuello como un vulgar vampiro, muéstrame un tanatorio con un finado en la soledad de la muerte y en la soledad de los familiares y amigos; muéstrame y lo más probable es que pueda recordar.
Involúcrame en advertir a la gente que va por la calle sin mascarilla que se la ponga, y que se la ponga bien, involúcrame en ayudar al traslado de personas con Codiv de casa al hospital, involúcrame en ayudar a los que han perdido su trabajo para que puedan salir adelante,  involúcrame  en las residencias de mayores a repasar habitación por habitación para ver quien tose, quien no respira bien, o quien, lamentablemente ha perdido el conocimiento; involúcrame a las puertas de la UCI a verme cara cara con el familiar, si acaso dejan estar a alguno, que espera pacientemente a que la persona a la que ama se recupere, o involúcrame a acompañar a los que despiden a los que se van empujados al precipicio por este maldito hijo de puta. Involúcrame, involúcrame y entonces entenderé.
"Dime y olvidaré, muéstrame y podría recordar, involúcrame y entenderé". (Proverbio chino, o Benjamín Franklin, depende de donde lo leas)
Quizás sea la única forma de que aprendamos que, cuándo, cómo y por qué debemos hacer las cosas.


Foto extraída de la página: facebook.com







APRENDER A AMAR.

Como todo lo que nos sucede en esta vida, nada se sabe al nacer, con ninguna cosa conocida se nace, todo se aprende.
Se aprende a comer, a mirar, a oír, a tocar, a balbucear, a andar, a hablar, a escribir, a jugar, a estudiar, a besar, a soportar cosas, a asumirlas, a superarlas; e incluso en muchos de los casos se aprende muy bien a hacer lo que nos apetece, lo que nos gusta, lo que nos hace feliz.
Amando tampoco se nace.
A amar se aprende con el paso de los días, con el paso de los meses, o incluso diría yo con el paso de un rato.
Amar no es estar enamorado, o enamorarte, eso es un flechazo pasajero, producto de la tan traída y llevada "química", pero amar, lo que se dice amar no es eso tampoco.
Y no puede ser eso, porque tú con tu madre o con tu padre casi nunca tuviste química, en la mayoría de los casos no pensábamos igual, ni tampoco veíamos el mundo de la misma forma pero le teníamos o le tenemos amor, los que tenemos más suerte.
Pero...¿Hay amor más grande que el de un padre o el de una madre?
¿Se puede seguir amando aunque muchas veces el daño sea fehaciente y deje sus secuelas?
¿Por qué llega a ser tan grande ese amor?
Sencillamente por dos motivos: primero, porque se aprende; y segundo, porque es una persona con la que tienes la "obligación" de convivir; y eso conlleva a que las alegrías se multipliquen por mil y los desengaños se dividan por la misma cifra; conlleva que un gesto agradable perdure en tu memoria días y días, y un desprecio se desvanezca con la llegada del sol.
A amar se aprende, solo hay que tener interés en hacerlo, teniendo siempre presente que todos, sin excepción, somos imperfectos, y como tales tenemos que tratar a los demás.
El otro día vi esta frase dibujada en un muro, y no he tenido más remedio que añadirla a esta entrada.
"Uno aprende a amar, no cuando encuentre a la persona perfecta, sino cuando aprenda a creer en la perfección de una persona imperfecta".


Foto extraída de la página: youtube.com


02 octubre 2020

UN CERO.

El cero, o el vocablo que lo determina, es un préstamo del siglo XVII de italiano "zèro", y éste del latín científico medieval "zephyrum" . El término latino es absorbido del árabe "sifr"  (vacío, cero), y estos lo copiaron de los hindúes, que ya lo conocían con el nombre de "sunja"; este concepto, constituyó una innovación en el sistema numérico decimal árabe, y a la postre mundial.
Pero los mayas ya habían descubierto el cero independientemente, y lo usaban en su calendario; era un sistema de 20 (contaban con los dedos de las manos y los pies) y no como ahora que utilizamos un sistema decimal, basado en el 10.
Las palabras "cifras" y "descifrar" también provienen del vocablo "sirf" árabe.
El cero tiene un valor importantísimo en las matemáticas para determinar el valor posicional de un número: 6, 60, 600, 6000 etc, y tiene también la virtud de hacer de frontera entre los números positivos, y los negativos  5,4,3,2,1, 0, -1,-2,-3-4.
Esta cualidad lo convierte en el principio de los termómetros, de las cintas de medir, de las coordenadas, de las alturas, y por supuesto de la nada.
Y lo más importante de todo, el cero sirve para valorar el trabajo, las decisiones de mucha gente de la que dependemos, y que últimamente los podríamos valorar con un cero; está bien, lo valoraremos con un "uno" porque si lo valoramos con un cero, más tarde o más temprano, y si siguen por estos derroteros, llegaremos al menos uno, o al menos dos.
Lo cierto y verdad, es que preguntes a quien preguntes, podríamos utilizar el famoso cero que se inventó Aznar, y que escuchó de Gomaespuma en su parodia del "gitanito Pelaéz"...
¡Cero pelotero! señores, ¡Cero pelotero!


Foto extraída de la página: definición.es

 

ES BUENO QUE HAYA NIÑOS.

 Cuando éramos niños, en aquellos tiempos, la culpa de todo era nuestra, los niños éramos los culpables de todo; si se rompía algo... 
- Ha sido el niño.
Si algo se perdía...
- Ha sido la niña.
Y así todo; pero ahora es diferente, ahora la culpa la tenemos los padres...
-Padre, ¿Dónde has puesto mi camiseta?; madre, ¿dónde has guardado mis papeles?; padre, ¿dónde has escondido mis botines?, y así sucesivamente.
-Pues donde voy a poner, esconder o guardar las cosas, ¡"po" en su sitio coño, no tiradas por ahí!.
Esa es, ni más ni menos, la situación actual.
Pero de un tiempo a esta parte ha nacido un niño, y no precisamente en Belén, que tiene más o menos un año, y que desde que echó a andar con unos seis meses no deja de llevarse las culpas de todo.
Hay colapso telefónico en el SAS, la culpa es del puñetero niño.
En Endesa no podemos atender a su petición por culpa del jodido niño.
Ahora mismo no podemos ir a pintar su casa, estamos hasta arriba por culpa del pánfilo del niño.
No sé cuando podremos ir a arreglar la avería que tiene en su domicilio, estamos saturados por el cabrón del niño este.
Sentimos no poder atenderle pero el mamón del niño se ha comido todos los cables de las líneas telefónicas y solo tenemos una línea para 5.000 personas, esto es un contestador automático.
Pondremos pocas servilletas en el bar, y ni pondremos el periódico, es que el niño este se lo lleva todo.
Exclusivamente estamos para urgencias, el servicio normal está suspendido porque el niño no nos deja en paz.
Si necesita algo urgente, referente al niño, diga o pulse uno, si no no se moleste en esperar que no le vamos a atender.
No podemos recibirle para atenderle en su papeleo, con sus dudas y preguntas; el niño que es un cotilla y quiere enterarse de todo.
¡Joder, siempre es bueno que haya un niño para echarle la culpa, para responsabilizarlo de la ineficacia y la inutilidad de nuestra gestión, para hacerlo causante de nuestra inhabilidad, y Dios, de nuestra torpeza; siempre es bueno que haya un niño, como el de ahora, para hacerlo culpable de todo, ¡Maldita sea!.
Y al jodido niño le pusieron un nombre bonito por los cojones...
" Al niño lo bautizaron en China como: Covid, "Covid-19" , con su puñetera madre".



Foto extraída de la página: abc.es

DISTOPÍA.

Distopía proviene del griego Î´Ï…σ (dys)  que significa "malo"  y Ï„όπος (tópos) que puede traducirse como lugar; por lo que distopía literalmente significa: lugar malo o mal lugar.
Este término lo acuño Santo Tomás Moro (Londres 1478-1535 pensador, teólogo, político).
Y figura en su obra más conocida, publicada en 1516 "DE OPTI"  en la que describe un modelo de sociedad ideal con unos niveles bajos de crímenes, violencia y pobreza, o sea una sociedad feliz, más bien una utopía, por cierto, el título de la obra.
Pues bien, después de más de 500 años, la utopía cada vez se parece más a su antónimo "la distopía".
Sigue siendo una representación ficticia, al igual que la obra de Moro, pero al contrario, con características  negativas causantes de la alineación humana.
Todo es una distopía, o cada vez más cerca de ella; la constitución, el sistema, la forma de tratar a las personas; sí que hay más estudios y estudiados, más información, pero nuestra sociedad utópica hace aguas por todos lados, cada vez se anega más, y los que están encima de las barcazas, esos no se mojan como los que nos asaltan a diario en pateras.
Alguien me dijo alguna vez...
"En cualquier grupo, organización, reunión, asociación, equipo, etc., etc., etc. que te pienses, en los que esté presente el ser humano, si escarbas a fondo, al final te encuentras  la mierda"
Ahora hagamos un pequeño examen de conciencia a ver hacia donde se decanta la balanza de la obra de Moro...
¿Estamos más cerca de una utopía?
O por el contrario cada vez estamos más próximos a una distopía.
Es nuestra la decisión, la obra escrita está, y lo que significa cada cosa también.
Y a quien Dios se las de, San Pedro se las bendiga.                                             



Foto extraída de la página: academiaplay.es

 

LOS PRECIOS.

Parece que todavía no nos hemos enterado, no se para qué sirven tantos parlamentarios, asesores, chupópteros, corre-ve-y-diles, etc. etc. (sean del color que sean, o del partido que corresponda)
Vamos a ver:
Desde que nos timaron con el puñetero euro (los países más poderosos se hicieron más ricos y los países desastre, como nosotros, mucho más pobres), impidieron que nuestra moneda se pudiera devaluar, la inflación crece, los precios suben y el euro sigue valiendo lo mismo, porque además, los sueldos han bajado una enormidad, por lo que cada día somos más pobres, exceptuando los que se suben el sueldo al libre albedrío, hasta un 26%.
Como en todas las crisis hay quien se pone las botas, y en esta también los hay, poniendo por todo unos precios desorbitados...
¿El que va a pescar cobra más que antes?, ¿pescan menos? ¿Por qué coño está el pescado tan caro?
¿El que trabaja el campo, cobra más caro por sus productos?, ¿hay escasez por sequía o enfermedades?, ¿Por qué están las frutas y verduras frescas tan caras?
¿O es que los intermediarios cobran más todavía que antes?
Si los ingresos familiares bajan y los precios no paran de subir, seremos cada día más pobres, como dije antes; pero además, hay un riesgo gravísimo que estamos corriendo...
Llegará el día en que cada vez se consuma menos, y menos, si no está llegando ya, y que los productores que no bajen los precios se tengan que comer sus productos con "papas".
Y de la electricidad, el agua, el teléfono, los impuestos y un largo etcétera ni hablamos.
Los productores y distribuidores de jamón han iniciado un buen camino, han bajado bastante los precios, ganarán menos, seguro, pero no perderán, como pasará con muchas cosas perecederas.
Por cierto, todavía no he visto modificados los precios del jamón en las cartas de los restaurantes "vips"
"La ganancia está en el volumen de negocio"  Más barato, más ventas, más negocio, más producción, más trabajo, y vuelta a empezar hasta reactivar la economía.
Y lo mismo pasa con los impuestos; "No hay que subir tanto los impuestos, lo que deben hacer es: obligar a pagar a todos según sus ingresos".


Foto extraída de la página: mercadosfiancieros.es


CATEADOS SIN CATES.

No soy muy mayor, ¿o sí?, pero todavía recuerdo cuando algunos "padres" propinaban palizas a sus hijos cuando se presentaban en casa con algún que otro suspenso, aunque algunos, de diez asignaturas, catearan once, y no aprobaran ni el recreo.
¡Una verdadera barbaridad!
Semanas y semanas de castigo si había alguna nota en disonancia con el aprobado o superiores notas.
Por aquel entonces el colegio era una paradoja, una cruel paradoja; si sacabas malas notas, si tenías muchos cates, te endiñaban en casa (no era mi caso gracias a Dios); pero si sacabas buenas notas... te endiñaban en la calle, tus mismos compañeros, con los que convivías día a día en los bancos del colegio.
Pero las cosas han cambiado, han mutado en el ámbito político: democracia, monarquía parlamentaria; en el ámbito social: asociaciones para todo, defensa de la mujer, para la identidad de género Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgénero (LGBT); la nación se ha divido en autonomías, y la libertad también llegó, (aunque algunas veces sea como el Guadiana, que aparece y desaparece, a conveniencia de unos y de otros)
Hay muchos hijos que no respetan a sus padres ni a los profesores, pero ahí seguimos.
Y el culmen del cambio lo leí a primeros de octubre en un Diario provincial.
¡Oleeee!  ¡Ya no habrá más cateados con cates! 
La ministra Sra. Celaá dejó el otro día en manos de las comunidades autónomas y de los centros educativos la decisión de que los estudiantes avancen, aún sin aprobar. (Día 1/10 página 37 Diario de Sevilla).
Pero el excelso, el de matrícula de honor, el que se esfuerza para sacar buenas notas, el que no se limita a aprobar, seguramente tendrá que continuar saliendo a la carrera de clase para que no le peguen sus compañeros.
¿Y creíais que los maltratados eran los que cateaban no?
Pues también.


Foto extraída de la página: monsieurdevillefort.wordpress.com

 

01 octubre 2020

PUEDE QUE SÍ, PUEDE QUE NO.

Este puñetero bicho, que ha venido para quedarse un buen tiempo, es: excepcional, especial, distintivo, peculiar, excluyente, e incluso diría yo que hasta un poco sibarita; y me explico.
Solo contagia cuando a los dirigentes les interesa, cuando a los que marcan las pautas se les antoja, cuando yo diga, cuando diga el de enfrente, y no contagia cuando los dolosos, económicamente hablando lo determinan;  en fin, como diría el "Selu" (José Luis García Cossío) y su chirigota "LOS QUE NO SE ENTERAN"...
"¡Puede que sí, puede que no!"
Si estás en casa con más de seis personas de tu familia, cenando, puede que sí...
Si vas en un autobús o un tren lleno de gente, puede que no.
Si tienes 30 invitados en la comunión de tu hijo, puede que no.
Si tienes una comilona para celebrar un premio con la inclusión de autoridades y ministro, puede que sí.
Si estás sentado en un bar a la diez y cinco de la madrugada, puede que sí...
Pero si estás a las nueve y media de la noche, puede que no.
Si estás en el parque al aire libre, puede que sí...
Si estás en el colegio en clases de 25 o 30 alumnos, puede que no.
Si tocas el botón del ascensor en un establecimiento, puede que sí...
Para pagar en los parquímetros de la calle, puede que no.
Si hay en una mesa de un bar ocho personas, puede que sí...
Si hay seis, o menos, puede que no.
Si te tienen que atender en organismos oficiales, a cualquier tipo de nivel, local, autonómico, estatal, en los bancos, en las grandes empresas que navegan solas, puede que sí...
En las tiendas, supermercados, gasolineras, y un sinfín de etcéteras más, puede que no...
¿Hay más gilipollas que rollos de papel higiénico? Puede que sí...
¿Sabe alguien, a ciencia cierta, por qué vamos a la deriva en esta pandemia? Puede que no.
¿Nos encerrarán otra vez?
Puede que sí, puede que no.
Como dirían los de gomaespuma: ¡Y así sucesivamente!.
Cada uno que agrande los versos de esta "chirigota" como le apetezca, yo solo he hecho un pequeño esbozo de lo caprichoso que es este virus cojonero.
¿Nos libraremos alguna vez del virus? Puede que si, puede que no.
¿Volveremos a como estábamos hace menos de un año? Puede que no, puede que no. ¿O sí?