No obligues a nadie a quererte, mejor oblígalo a irse. Quien insista en quedarse, es quien realmente te quiere. Siempre seremos para alguien, la persona correcta que conocieron en el momento equivocado.

Seguidores

31 julio 2019

EL CARDO Y LA CARRETA.

Nos estamos, o nos est√°n acostumbrando a aguantar las subidas de tonos de voz, los gritos, las faltas de educaci√≥n, y al fin y a la postre, ¿para qu√©?
El otro d√≠a en el autob√ļs, una se√Īora le dec√≠a a una "chica" que llevaba un "carrito" con un beb√© y que estaba hablando por el m√≥vil, parec√≠a que con su "chico"...
 - Deber√≠as atar bien el carro a la barra que hay para ello, porque el bus tiene muchos vaivenes, y el peque√Īo podr√≠a tener un golpe.
Le contest√≥ la "muchachita" con una serie de improperios, a voces limpias, y continuando hablando por tel√©fono, quiz√° para que el chico, que estaba al otro lado, comprobara que la t√≠a ten√≠a cojones; ¡Le form√≥ una a la se√Īora!...
Que ésta, avergonzada, se bajo en la siguiente parada, le correspondiera o no y con las lágrimas a flor de piel.
Cuando bajé, y emprendí camino para mi rehabilitación se me pasó por la mente el flamenco de mis admirados Lole y Manuel:
- De lo que pasa en el mundo, por Dios que no entiendo "n√°", el cardo siempre gritando y la flor siempre "call√°"; que hable la flor y que se calle el cardo, y "to" aquel que sea mi enemigo que sea mi hermano.
Podr√≠amos aplicar esta letra a todos los aspectos de nuestra vida, en especial la podr√≠an acoplar a su comportamiento los se√Īores que dirigen nuestros destinos.
Y si no...
Iban un padre y un hijo por un camino y vieron pasar una carreta tirada por dos bueyes, el padre le dijo a su v√°stago: 
-Mira hijo, ahí va una carreta vacía, lo habrá vendido todo en el mercado.
-¿C√≥mo sabes que est√° vac√≠a padre?
-Porque si estuviera llena no haría tanto ruido.
La Moraleja...
Vosotros la determinen bien por favor.

AMIGO MANOLO.

Cuando una persona madura toma decisiones en su vida, seguramente nunca sabrá las consecuencias que traerá para sí y los demás, esas resoluciones.
Cuando esas consecuencias aparecen en la vida de los que t√ļ has amado m√°s de veinte o treinta a√Īos despu√©s de tus actos, es cuando realmente te das cuenta de que las obras de esa persona valieron la pena, aunque a muchos, toda vez a la mayor√≠a, le pareciera que esa persona era ...
El domingo paso una cosa, que se solucionó el lunes y el martes me hizo llorar.
Una amiga, muy apurada, pedía ayuda porque tenía una importante avería en su casa, como pude, telefónicamente le dí consejos de cómo atajar el problema, pero la solución, lejos de llegar, se quedó parada hasta la llegada de un profesional.
Ella, tenía asumido que el arreglo le iba a costar un verdadero pico, porque ya le habían advertido de ello, pero no tenía más remedio que hacerlo.
Llegó el experto y solucionó el problema, y cuando llegó la hora de hacer la factura, esta persona comprobó que esta mujer era hija de mi amigo Manolo.
- No te voy a cobrar nada, después de la cantidad de favores que me hizo tu padre y las ocasiones en las que me ayudó a salir adelante dándome trabajo, lo menos que puedo hacer por él es esto.
Esta semilla que sembr√≥ mi amigo Manolo hace, como dije antes, m√°s de veinte a√Īos, floreci√≥ y dio sus frutos con creces el lunes pasado.
Cuando su hija me lo estaba narrando, se me saltaron las l√°grimas, y solo le pude decir:
Mateo 13:1, Marcos 4:1, Lucas 8:4; no fue la semilla que cay√≥ en el camino, ni la que cay√≥ en los pedregales, ni la que ten√≠a poca ra√≠z, ni la que cay√≥ en los espinos, sino la que se deposit√≥ en una buena tierra y dio un inmenso fruto, aunque "veintitantos" a√Īos despu√©s tu semilla, amigo Manolo, germin√≥ en el coraz√≥n de esa persona. Un abrazo all√° donde est√©s. 

23:59:55.

¿Cu√°ntas veces hemos querido parar el tiempo?
¿En cu√°ntos ratos, en los que lo est√°bamos pasando bien, quisimos haber podido para el tiempo?
¿Qu√© cantidad de ocasiones hemos deseado que el tiempo se detuviera un poco para estirar nuestra subsistencia?
Hay un momento en el que seguro se piensa m√°s, una hora, en el gran horario de nuestra vida, en  la que se hace latente el deseo del alargue, estemos bien o estemos peor, todos deseamos alargar nuestra existencia.
Cuando has visto en el reloj de tu vida la hora 23:59:55 e intuyes que solo te quedan cinco segundos, o un poco más, o también un poco menos, es cuando te das cuenta realmente de lo que vale el tiempo.
Parece mentira las ocurrencias que se pueden pensar en cinco segundos, o menos; por nuestra cabeza pasan al instante miles de cosas, buenas, malas o regulares que hemos hecho; se presenta en tu mente la gente a la que quieres y que vas a dejar de ver, llega a tu entender: el arrepentimiento, la verg√ľenza, la contrici√≥n, y por qu√© no, la felicidad de lo bien hecho.
Cuando ves que la de la guada√Īa se acerca aceleradamente, y que muy probablemente venga a por t√≠; esos pocos segundos que pasan desde que la presientes, hasta que la ves pasar de largo sin que el dalle que porta en sus manos apenas te roce en el brazo, es cuando realmente te das cuenta del secreto de la vida.
Eso sí que es parar el tiempo, eso sí que es quedarse en "stand by" durante una fracción corta de tu existencia y descubrir en solo cinco o menos segundos, que nada malo de lo que hagas tendrá premio, que solo te orgullecerá lo bueno que obres y lo mejor que des; por lo que si se ha de parar el tiempo, que lo haga para que te de más lugar de hacer el bien por los demás, ese será seguro tu premio.

29 julio 2019

INCENDIOS Y FUEGOS.

El fuego es un fenómeno caracterizado por la emisión de calor y de luz, generalmente con llama.
Las llamas son las partes del fuego que emiten luz visible, mientras que el humo son físicamente las mismas pero que ya no emiten luz.
Es una voz patrimonial del latín "focus" (hogar, hoguera, brasero), sitio donde se prendía la lumbre para cocinar y calentar la vivienda; este era el centro de atención de la familia cuando no había nada de lo que hoy hay, de ahí las palabras foco, y enfocar, provenientes también de "focus" (centro).
De "focus" a "fuego"; la "o" tónica del latín se diptonga en castellano en "ue" véase cuerpo de "corpus"; hueso de "ossis" y nuevo de "novo".
También podemos ver el cambio de "cus" al "go" final como: luego de "lucus", juego de "iocus" y mago de "magicus".
En fin, esta breve reflexión sobre el fuego, me lleva a considerar algunas noticias que aparecen por estas fechas en nuestro país.
Fuegos en el norte, fuegos en el sur, al este y en el oeste, en las islas; en cualquier sitio, por muy desconocido que nos sea se puede producir un fuego.
Pero eso est√° mal informado, dado lo que hemos visto arriba; lo que se produce en nuestros bosques son incendios.
Incendio viene de "incendium" (resultado de prender un fuego) "in" (hacia adentro), "candere" (estar incandescente, arder) e "ío" (relación); por lo que incendio es la relación de arder hacia adentro.
Candidato, viene de "candidus" (blanco, brillante, radiante, puro, sincero; y su raíz es la misma que la incendio "candere", así como candente, candor, candela, candelabro, encender...
Por lo tanto, no debemos confundir fuego con incendio, ni candidato con diputado...
¿A que no hacen y dicen lo mismo un candidato que un diputado?
Los votos los convierten en cosas completamente diferente. Alg√ļn d√≠a hablaremos de ellos.

LA ABUNDANCIA.

El ser humano que no tiene, o tiene poco, siempre sue√Īa con la abundancia.
Desde so√Īar con una op√≠para comida los que normalmente no tienen ni para una comida diaria, a ilusionarse con una fortuna para dejar definitivamente de trabajar y vivir a la bartola.
Somos avaros por naturaleza y no nos gusta compartir lo que nos creemos que es nuestro y que en realidad es prestado, ya que para el √ļltimo viaje no nos llevaremos nada.
Hemos tenido en nuestro país épocas muy importantes de abundancia, pero incluso después de escuchar mil veces el cuento de la hormiga y la cigarra, el estado, las autonomías, los municipios y en nuestras mismas casas hemos despilfarrado el capital que nos llegaba en abundancia, y cuando llegó el invierno, la mayoría no teníamos para echarlo fuera.
Todos, bueno todos no, nos hemos apretado el cinturón, estamos intentando guardar para cuando no haya, no como hicimos antes, y prevemos que en un momento futuro, o no tan futuro, tendemos que echar mano de esos posibles ahorros.
Ahora bien, el mecanismo que creó la abundancia, es realmente cierto que nos indujo al consumo desaforado, la abundancia nos abocó a pedir para gastar incluso más de lo que teníamos; se pedían hipotecas para comprar todo-terrenos, o préstamos para ir al Rocío, y lo peor es que la mayoría entramos en ese círculo vicioso de relacionar la abundancia con el gasto extremo; organismos oficiales que incluyeron ingresos extraordinarios para contratar a gente ocasionando un gasto corriente, que cuando acabaron los ingresos extraordinarios no tenían como pagar; algunos ayuntamientos tienen una deuda de 12.000 euros por habitante; si sumamos la deuda propia, la cuota que nos corresponda de la municipal, la autonómica, la nacional, la europea o la mundial, seguramente no terminaremos de pagarla en la vida; ni nosotros, ni nuestros hijos, ni nietos, ni...
"El que crea la abundancia, al final, nos deja en la pobreza."
Y eso es así, como que el mundo es mundo.

COTANA.

Si nos remitimos a los expuesto en el diccionario de la Real Academia de la Lengua, es un agujero cuadrado que se hace con el escoplo en la madera para encajar allí otro madero o la punta de él.
En portugu√©s es un g√©nero de mariposas perteneciente a la familia "eupterotidae", tambi√©n en castellano significa esto; viven en Nueva Guinea y hay unas veintis√©is especies, la m√°s simp√°tica me ha parecido la "cotana splendida".
En la Real Academia de la Lengua también recibe este nombre el escoplo o el formón con que se abre el agujero anteriormente citado.
Pues ni el escoplo,  ni ninguna de las veintis√©is especies de Nueva Guinea, para m√≠, "cotana", ha sido siempre otra cosa, o quiz√°s deber√≠a decir mejor, ha sido otra persona.
Mari Carmen M√°rquez “cotana” ha sido, y es, desde que √©ramos peque√Īos una amiga muy especial, siempre nos hemos respetado mutuamente en todas nuestras opiniones: de conducta, amorosas, pol√≠ticas, educacionales, siempre la he escuchado y creo que tambi√©n siempre ella me escuch√≥ a m√≠.
En los momentos más difíciles de mi vida, estuvo a mi lado todos, o casi todos los días, animando, dando consejos, e incluso sacándome de paseo.
Recuerdo, incluso, que recurrí a ella también para llorar, cuando me comunicaron una desastrosa noticia, que al final, gracias a Dios, no fue cierta.
De vez en cuando es necesario echar la vista atrás y no olvidar a las gentes que se portaron bien contigo, sin pedir nada a cambio, y jugándose su honor por el famoso "qué dirán" de los pueblos.
Querida amiga, usted s√≠ que es una "COTANA SPLENDIDA" y no esa mierda de polilla que habita junto con sus hermanas en Pap√ļa Nueva Guinea.



EMPRESA P√öBLICA O PRIVADA.

Hace muchos a√Īos discut√≠a con una buena amiga, que a la saz√≥n trabajaba en sanidad, sobre la empresa p√ļblica y la privada.
Mi argumento era que en la empresa privada se pod√≠an valorar los beneficios que obtuviera cada empleado y controlar las horas de salida y entrada, dando as√≠ lugar a un ratio beneficio/empleado; en la empresa p√ļblica no era posible; se "mosque√≥" bastante conmigo, como creyendo que yo estaba desprestigiando su trabajo, o diciendo que trabajaban poco, cosa que no era as√≠.
Más tarde salió la "factura informativa" de los gastos correspondientes a la asistencia médica que recibe cada paciente en quirófanos, hospitales, UCI, centros de salud, etc.
Con esas facturas si se podr√≠a encontrar un ratio beneficio/empleado en la sanidad p√ļblica, obteniendo as√≠ el resultado al que pretenden llegar en la empresa privada.
Y si tuviéramos que hacer el mismo ratio a los trabajadores autónomos, no quiero ni pensar que resultado saldría de esa ecuación.
Dadas estas evaluaciones, a veces me invaden mis sentidos miles y miles de preguntas como:
- ¿D√≥nde reflejan el nuevo control horario establecido para todas las empresas y aut√≥nomos los se√Īores diputados? (Por cierto en 1974 cuando empec√© a trabajar se firmaba cuando se entraba y se sal√≠a el control horario hasta que pusieron la m√°quina de picar?
- ¿Por qu√© tienen una fiscalidad diferente a cualquier otro tipo de mortal?
Y por ende...
-¿C√≥mo obtener el ratio de beneficio/empleado de sus se√Īor√≠as? (Porque son nuestros empleados, empleados de todos los espa√Īoles)
Eso es lo mismo que un padre que "bronquea" a su hijo a diario para que no fume y él se fuma, todos los días, dos paquetes en casa.
Pues eso. Como decía el otro día: Reclamaciones al maestro armero.

PESCADO BLANCO O AZUL..

El pescado azul, también denominado pescado graso, el tipo de pescado que tiene más grasa, su color, a diferencia del blanco, no atiende a criterios biológicos, sino nutricionales.
La cantidad de grasa influye en la coloración, así que gran parte de los pescados grasos tienen una coloración externa azul, de ahí su nombre.
Cuando yo era peque√Īo recuerdo que el pescado azul era malo, supongo que al ser graso, lo consideraban malo, desconozco si por aquel entonces se sab√≠a lo del colesterol bueno y los √°cidos omega 3 beneficioso todo para el sistema circulatorio y la prevenci√≥n de la artritis; lo cierto y verdad es que los m√©dicos aconsejaban pescado blanco, siempre pescado blanco: hervido o a la plancha.
El pescado blanco se aconsejó y se aconseja todavía en las dietas de adelgazamiento por contener menos grasas; pero la grasa de los azules ayuda a delgazar aportando los nutrientes necesarios para llegar a la saciedad y el buen funcionamiento de la hormonas.
Últimamente está proliferando un nuevo tipo de pescado, un pescado que se cría en el mar abierto, que se alimenta de todo lo que encuentra a su paso, y que es el pescado negro.
Este pescado es muy venenoso, demasiado venenoso diría yo, es un pescado negro plastificado, que deglute la basura que echamos día a día, hora a hora a esa alacena de alimentos "inagotable" que es el mar.
Es tan venenoso, que si lo comemos podr√≠amos hasta morir, pero lo que s√≠ lo hace tremendamente letal es su posible desaparici√≥n, si no cuidamos y respetamos a nuestros mares y nuestros oc√©anos, terminaremos vaciando esa alacena, apurando las √ļltimas especies de pescado negro, y despu√©s...
¿Que?

23 julio 2019

SOLUCIONES.

Todos los partidos que hay en el orbe pol√≠tico pretenden lo mismo, desde la ONU, al parlamento europeo, del parlamento espa√Īol, a los parlamentos auton√≥micos, y los ayuntamientos, no dejando atr√°s a las comunidades de vecinos; todos, digo bien, todos intentan buscar soluciones a los problemas que acucian a los ciudadanos para arreglarlos, que para eso los hemos votado en la infinidad de elecciones que hemos tenido en este pa√≠s.
Bueno, que intentan buscar soluciones no es totalmente cierto; buscan soluciones algunos, sin tener en cuenta lo que digan los demás partidos, ni los demás políticos, ni demás vecinos.
Ejemplo bueno de ello, de buscar soluciones por uno mismo sin el acuerdo ni siquiera de los que est√°n por debajo tuya en la escalera pol√≠tica, es el ex-presidente de Uruguay: Jos√© M√ļjica, no ten√©is m√°s que introducir su nombre en "san google" e imbuiros un poco en su vida, en sus milagros, y en sus decisiones, como he dicho antes, sin el benepl√°cito de los que trabajaban junto a √©l.
Como Jos√© son los pocos; los muchos, la mayor√≠a del elenco pol√≠tico son diferentes, unos, se ausentan en el pleno de investidura del presidente del gobierno, seguramente porque le "aburrir√≠an" los discursos; otros se llevan toda la ma√Īana pendiente del m√≥vil, ambas cosas no permitidas en ning√ļn tipo de trabajo.
Y los que se deciden a trabajar, no buscan soluciones a los problemas que tiene la nación, la autonomía, el pueblo o los vecinos; solo quieren imponer su opinión, y solo se preocupan de hallar culpables de que no haya soluciones.
No solo no hallan soluciones, sino que algunos crean más dificultades, retrasando la resolución, si la hubiera, de los problemas en sí.

BUSCA, BUSCA...

Nos llevamos toda la vida buscando, y buscando y no paramos de buscar; desde que nacemos y buscamos encarecidamente el aire para respirar, terminamos nuestra vida igualmente buscando encarecidamente aire para respirar.
Entre una b√ļsqueda y otra, buscamos muchas cosas.
La teta, la cuna, el biber√≥n, la papilla, agua, la comida; buscamos aprender, enterarnos de cosas, buscamos saber; nos especializamos en la b√ļsqueda, y seguimos buscando; despu√©s buscamos trabajo, buscamos un lugar donde vivir, buscamos una pareja, buscamos tener hijos; y buscamos, y buscamos, buscamos una jubilaci√≥n digna, y por √ļltimo buscamos tener una muerte en paz.
Buscamos tantas cosas que nos olvidamos que vivimos en un mundo acompa√Īados, que lo que nosotros estamos buscando, lo est√°n buscando tambi√©n un sin fin de personas, y muchas nos acompa√Īan en nuestro camino, van montados en nuestro tren.
Y, si nosotros buscamos las mismas cosas que buscan una cantidad ingente de seres humanos, ¿Por qu√© no buscamos un poco lo que podamos dar?
Si buscamos lo que podemos dar, y lo damos, seguramente le servir√° a quien lo reciba; lo mismo que nosotros nos beneficiaremos de lo que busquen los dem√°s y que nos den.
Y recordando que: el que busca solo, tiene m√°s dificultad para encontrar: salud, dinero, amor, trabajo, amistades, soluciones, comida, casa, coche, vivir mejor, cari√Īo, habilidad, etc.
Si buscamos todas estas cosas y muchas m√°s, para poderlas dar a los dem√°s, este mundo ser√≠a de otra forma; hasta la misma muerte quiz√° fuera m√°s ben√©vola con nosotros si damos parte a los dem√°s (o sea, morir acompa√Īados).
En fin, espero que eso sea tarde, tarde, muy tarde. 

A RASSS.

Recuerdo un día un reportaje sobre el piloto de rallyes Carlos Sainz en el que se le grababa a él y a su copiloto Luis Moya (Luis Rodríguez Moya) durante el recorrido de una etapa.
Era especial la voz de Luis, con su libreta en mano, leyendo sus apuntes a Carlos, y sobre todo cuando llegaba a una curva que tenía que coger derrapando para seguir en línea a la salida de la ese.
Decía más o menos:
-Veinticinco, treinta y dos a rassss.
-Cuarenta cincuenta y cuatro a rasss.
Ese "A ras" se hizo muy popular, tan popular que cuando √≠bamos en un coche y el conductor cog√≠a una curva demasiado cerrada, dec√≠amos a voz llena: "A ras".
El otro d√≠a, camino de mi rehabilitaci√≥n en el hospital, estuve a punto de decirle al ch√≥fer del autob√ļs:
-¡A rasss!
¡Qu√© forma de coger las curvas!, ¡Frenazo!, ¡Otra curva!, "¡Un arranc√≥n!".
En fin, todo un recorrido de etapa de rally, supongo que debido a la necesidad de cubrir un horario determinado sin llegar tarde a la √ļltima parada.
Después del tramo de "a ras" y como iba "adelantadillo", en un par de paradas tuvo la gentileza que no tienen otros conductores, por lo menos que no han tenido nunca conmigo; abrió dos veces la puerta para que se introdujera uno o dos pasajeros, ya que las paradas están al lado de un semáforo, y estaba en rojo.
Gracias se√Īor, por evitar a tres personas mayores, tener que aguantar el calor enorme que nos abrasa a la una de la tarde, cinco o diez minutos en la parada, a que llegara otro bus.
¡Gracias por su gentileza, "a rassss"!.

19 julio 2019

IMPUDICIA.


La palabra impudicia llega por la simplificaci√≥n sil√°bica del lat√≠n “impudicitia” lo contrario de “pudicitia” (honra, verg√ľenza, honor, decencia). Es un derivado con sufijo de cualidad “-itias” a partir del adjetivo “impudicus” (desvergonzado, sin pudor, indecente) creado con el prefijo negativo “in” sobre el adjetivo “pudicus” (casto, t√≠mido, virtuoso y decente.
Recordando la pel√≠cula “La invasi√≥n de los ladrones de cuerpos” dirigida por Don Siegel en 1956, en la que por una invasi√≥n extraterrestre unas esporas provenientes del espacio exterior dan origen a “vainas”, de las que surgen copias id√©nticas de seres humanos.
Pues bien, la invasi√≥n de la impudicia en nuestra sociedad, proveniente del mism√≠simo coraz√≥n de la humanidad, est√° dando origen a una cantidad ingente de “vainas” impregnados de esa impudicia que proliferan en todos los estratos de nuestra sociedad.
Si los que debieran ser los √≠dolos de los ni√Īos y ni√Īas de hoy en d√≠a (padres, madres, maestros, maestras, educadores, educadoras, hombres y mujeres p√ļblicas, pol√≠ticos, m√ļsicos, escritores, deportistas de √©lite) lucharan encarecidamente contra la impudicia, los ni√Īos y ni√Īas tendr√≠an alguna posibilidad de derrotar esta invasi√≥n que ya casi nos ahoga.
Esos y esas vainas pintados  y pintadas de impudicia cada vez proliferan m√°s alrededor de las casas, en los barrios, en los colegios, en reuniones, y en los lugares de trabajo; hasta el punto en el que los hijos e hijas de padres y madres que ha inculcado a sus v√°stagos la repulsa a esas vainas, posiblemente no tendr√°n m√°s remedio que afirmar en alg√ļn momento:
-      ¡Vaya vainas que son mis padres!
Y entonces, estar√° todo perdido.

SOR MAR√ćA VICTORIA.

Mi primera maestra fue una monja, severa pero dulce, de rasgos duros, pero agradables, hace tanto tiempo…
Una monja salesiana, de la “P√≠a societas Sant Francisci Salesii” fundada por Don Bosco en 1859, en resumen, los salesianos y salesianas, que desde el principio de la “societas” ya ten√≠an diferenciaci√≥n de g√©neros.
Siempre, en toda mi vida de joven, incluso despu√©s en la madurez, cuando fui a visitarla ya de mayor a la residencia donde estaba, perpetuamente la llam√© Sor Mar√≠a; en mi casa, mis padres tambi√©n la llamaban Sor Mar√≠a Victoria, y todas las componentes de la casa Salesiana eran “sor”.
Y siempre me pregunt√© por qu√© se le pon√≠a el “sor” delante del nombre.
Esa duda quedó zanjada viendo la actuación de Sor Cristina Scuccia en la versión italiana de la Voz.
Esta monja, que canta como Cindy Lauper, y que defiende la canción como medio de comunicación con Dios, hizo su aparición en el programa, dejando a todos estupefactos cuando se dieron la vuelta.
Estaba viendo la actuaci√≥n con subt√≠tulos a√Īadidos, y cuando la afamada Rafaella Carr√° se dio la vuelta, y vio a la monja, grit√≥:
-¿Sorella?
Lo tradujeron como “hermana”.
Y entonces comprend√≠ que “sor” era la abreviaci√≥n  de “sorella” por lo que mi admirada Sor Mar√≠a Victoria pas√≥ a llamarse para m√≠: Hermana Mar√≠a Victoria.
Lo cierto y verdad es que sor o hermana, ella fue una persona que marc√≥ mi vida para siempre, y esto solo ha sido un gui√Īo a su existencia.
En las irlandesas, se les llama madre (Mother Mary Joseph) que tambi√©n conoc√≠ hace muchos, muchos a√Īos.



ORA ET LABORA.


Hay cosas muy difíciles de hacer, hay cosas que cuestan mucho trabajo a algunos, como por ejemplo: hacer un discurso, una exaltación, un pregón; pero siempre me remito a la frase que decía mi abuelo Manolo:
“El uso diario de una cosa dif√≠cil, demuestra el secreto de su f√°cil ejecuci√≥n”
Y eso es m√°s verdad que el mundo.
Hoy en d√≠a, la verborrea ha invadido, literalmente ha anegado la convivencia pol√≠tica; la casta pol√≠tica, toda, con las normales excepciones, tienen una palabrer√≠a excelsa, una locuacidad sin l√≠mites, una labia que “quita el sent√≠o”;
Y bla, bla, bla, y m√°s bla.
Y sigue…
Desde el 28 de abril no ha habido tiempo de llegar a un acuerdo para formar un equipo de gobierno, pero verborrea… tela marinera (que supongo que ser√° por la tela de la velas de los barcos que son muy grandes).
El otro d√≠a, escuche en tv a un alcalde, que lleva no s√© cu√°nto tiempo en la alcald√≠a, y en las √ļltimas elecciones ha sido elegido de nuevo, hablando delante de los micr√≥fonos.
Mientras este se√Īor dec√≠a ante el micr√≥fono: he hecho esto, y esto; y voy a hacer esto otro, la oposici√≥n se ahogaba en su propia verborrea y hab√≠a un momento que no pod√≠a nadar en el fango que produc√≠a su bla, bla, bla.
Haciendo una versi√≥n moderna de la locuci√≥n latina: Ora et labora (reza y trabaja), podr√≠amos decirle a estos se√Īores a boca lleva:
“Menos "ora" y m√°s labora” (Hablar menos y trabajar m√°s)
En todos los aspectos de esta vida, es mucho m√°s importante hacer que decir, porque siempre, las palabras se las lleva el viento.


Y OTROS MIRANDO...


En Fuengirola (M√°laga). Una pareja de ladrones se aproxima a una mujer forcejean con ella y le arrebatan el bolso. Un hombre de 22 a√Īos, para m√°s se√Īas Borja, observa la escena desde la distancia y corre raudo a interceptar al delincuente. Lo alcanza, le exige la devoluci√≥n del bolso y le asesta dos pu√Īetazos tras esquivar otro par de su contrincante.
Dos jornadas después, el ladrón muere en el hospital a causa de las hemorragias internas sufridas en la pelea. A los pocos días, Borja es detenido por la policía.
Ahora, cuatro a√Īos despu√©s de los hechos, entrar√° en prisi√≥n por dos a√Īos.
Normalmente esta situaci√≥n no es com√ļn en la sociedad de hoy, como tampoco lo fue la actitud de Ignacio Echevar√≠a en el atentado yihadista de Londres que le cost√≥ la vida.
Hoy en d√≠a, la mayor√≠a de nosotros, en ambas situaciones, huir√≠amos,  nos quedar√≠amos mirando, o lo m√°s, llamar√≠amos al 112 para denunciar el caso solicitando ayuda.
Hoy en día, en muchas situaciones que nos acucian a diario, la mayoría miramos lo que pasa, escuchamos o vemos en las noticias lo que ocurre, leemos en el periódico lo que sucede, y seguimos mirando.
Unos mirando, y lo que es más grave, otra gran mayoría, callando.
Por lo menos voy a intentar no callar, poco a poco, letra a letra, procurar√© dentro de mis posibilidades elevar a p√ļblico mis pensamientos.
“Y unos mirando y otros callando”
Y as√≠ nos va a todos, y encima el que echa “la pata palante”, o lo asesinan o a la c√°rcel a pagar por su decisi√≥n y mala suerte.



15 julio 2019

PORNOGRAF√ćA.

Este vocablo hace referencia a todo aquel material que representa actos sexuales o actos eróticos con el fin de provocar la excitación sexual del receptor.
Pompeya, ciudad que se ha mantenido tal cual durante siglos, estaba tapada desde el a√Īo 79 de nuestra era tras la erupci√≥n del Vesubio, que posiblemente pudo ocurrir del 24 de octubre de ese a√Īo 79. Al ser descubierta han salido a la luz muchas cosas; posiblemente Pompeya fuera puerto de mar, y por ello, paseaban por sus calles gentes que hablaban muchas lenguas; por ello en el foro(plaza del pueblo), en cada una de las esquinas tallados en la losas hab√≠a un falo enorme, dirigiendo al visitante.
De calle en calle, y de falo en falo, se llegaba directamente al "Lupanar" donde había mosaicos pornográficos detallando la habilidad de cada una de las chicas que allí residían.
Desde ah√≠ hasta ahora, la pornograf√≠a ha avanzado enormemente, mosaicos, dibujos, pinturas, dibujos a plumilla, peri√≥dicos, cine en blanco y negro y despu√©s en color, y ahora, con la llegada de las redes sociales, la pornograf√≠a se ha disparado hasta l√≠mites insospechados, y sobre todo con los peque√Īos y peque√Īas.
Pero sí hay una nueva pornografía que aparece ahora en las redes sociales y lo que intenta, no es la excitación sexual del receptor, sino algo mucho peor, "la pornografía sentimental".
Televisiones, radios, periódicos, medios de información de todo tipo, y además proliferan actualmente por, las tan traídas y llevadas redes sociales, un sin fin de "post" o fotos con pensamientos filosóficos, con consejos de cómo actuar ante la vida, cómo tratar a los hijos, de cómo ser feliz y no morir en el intento; y eso, a todos los efectos eso es pornografía sentimental, es una foto de una cosa a la que te gustaría llegar pero que normalmente es improbable.
Como diría Terenxi Moix:
    - La pornograf√≠a es el erotismo al que le falta la inteligencia.

UCRANIA.

No es bueno provocar a las personas de bien, no es bueno decepcionar día a día a la gente de buena fe, y os digo por qué.
A un violento, a una persona mala, a una extremista, si lo provocas, sabes que la reacci√≥n ser√° una reacci√≥n r√°pida y dolorosa; por lo que la mayor√≠a de personas con un poco de cabeza, no osa provocar a este tipo de gente porque se pueden encontrar con una reacci√≥n que haga da√Īo.
Entonces, ¿qui√©n se lleva la mayor√≠a de los palos en todo tipo de discusiones, peleas, broncas, enfrentamientos?, ¿de qui√©n se aprovechan m√°s los interesados?, ¿qui√©n entra por el aro una y otra vez para evitar confortamientos?...
Pues siempre los mismos, siempre son los mismos los que pagan el pato, los buenos, los pac√≠ficos, la gente de bien, son los que se llevan una  y otra vez las decepciones de esas personas que se aprovechan de ellos.
El otro día, vi una noticia publicada por internet de la cadena ETv, que creo que es italiana, los ucranianos habían cogido en brazos a uno de sus ministros, (con cartera incluida) y lo depositaron directamente en el contenedor de la basura.
"Anglicanizando" un poco el tema, a este se√Īor, literalmente lo dejaron los ciudadanos en "OFF".
Se est√° llegando a unos l√≠mites insospechados y desconocidos en la convivencia pol√≠tica actual, hay personas que llevan meses cobrando un sueldo y que el primer trabajo que tienen, cuando toman posesi√≥n de su esca√Īo, es nombrar un gobierno que dirija los destinos de la naci√≥n, pero ni eso se ha podido lograr todav√≠a.
¿Y quieren ampliar el congreso en cincuenta esca√Īos m√°s?
¿No ser√≠a mejor estrechar el elenco en ciento cincuenta o doscientos sitios en la bancada?
Las personas que nos representan deben estar siempre en modo "ON", sospechan ustedes ...¿Qu√© dir√≠an de una oficina bancaria, si cuando alguien va a pedir un pr√©stamo, les dijeran...
- Mire usted, el director no está nombrado todavía, están reunidos todos los días el subdirector, los empleados y los representantes sociales, pero todavía no hay, y hasta que no haya director, no hay nadie que pueda conceder el préstamo.

INDEPENDENCIA.

Esta palabra, hoy en d√≠a tan tra√≠da y tan llevada, est√° bastante m√°s adentrada en la cabeza de las personas, de lo que tenemos a diario en el plato del almuerzo y en la cena; o sea, la independencia de Catalu√Īa.
Pero no voy por ahí, eso es una cosa que tendrán que arreglar los dirigentes a los que hemos votado precisamente para ello, además de otras miles de cosas.
Voy por otras independencias, por las que se generan en los c√≠rculos m√°s √≠ntimos, por esas independencias que nos ata√Īen directamente a todos nosotros y me explico...
Hace muchos a√Īos, cuando yo era peque√Īo, en casa de unos amigos con siete hermanos, cinco varones y dos hembras, hab√≠a tres habitaciones, a saber: La del matrimonio, la de las chicas y las de los cinco chicos; dos literas para cuatro, y un colch√≥n en el suelo para el quinto var√≥n.
Seguramente, los cinco hermanos hubieran querido tener cada uno su propia habitación, cosa que como es obvio era imposible; pero hoy en día es diferente.
Con el descenso de la natalidad y la posibilidad que tuvieron muchos de trabajar ambos cónyuges, los matrimonios cada vez han tenido menos hijos y las casas compradas cada vez han sido más grandes; así, esos padres, intentaron darle a sus hijos, lo que ellos dejaron de disfrutar.
Eso, unido a las ventajas de los móviles/tablets/ordenador/con wifi directo a la fibra telefónica de la casa; hoy en día se pueden hacer miles de cosas desde la propia habitación de cada uno sin tener que salir para nada de ella.
No es bueno entrar en tu autonomía, cerrar la puerta de tu comunidad, y tener muy poca relación con el resto de las comunidades autónomas, el resto de la ciudades y el resto de ayuntamientos; eso, al final te lleva a la deseada independencia, porque no dejas que salga nada de tu comunidad; pero también, y más lamentable, impides que entre nada en ella, imposibilitas la comunicación entre comunidades y de ella con el estado, y todo ello, al final llega a la fractura de la unión que debe de haber entre personas que conviven en un mismo país.

10 julio 2019

EN LA MUDA EST√Ā LA DIFERENCIA.

El otro día fue con las erres, pero hoy estaba haciendo un crucigrama y me apareció la definición de pasar hojas de un libro echando un vistazo: "hojear", que no es lo mismo que "ojear" echar una ojeada rápida a algo; y en este caso se puede utilizar para lo mismo con la H, pero en estas otras...
No es lo mismo una "hora" de sesenta minutos, que una que "ora" sesenta segundos.
También podemos saludar con un "hola" a la "ola" que nos llega a la playa desde el horizonte; así como espero que nunca nos "harte" disfrutar del "arte" en todas sus vertientes, cine, pintura, escultura, poesía, prosa, etc., etc.
Siempre es bueno que una "aya" "haya" contribuido a la buena crianza de unos ni√Īos, pero mejor es, si esa misma, "halla" un tesoro "all√°" en lontananza , donde descansa el final del arco iris.
Nunca se podr√° hacer una fosa "honda" cavando con una "onda", esta la utilizaremos, en todo caso para tirar piedras.
No siento lo mismo cuando he "hecho" algo bonito, que cuando "echo" a la basura lo malo que me pasa; tampoco "habr√≠a" que cerrar tanto las puertas, yo siempre, cuando llegaba a casa las "abr√≠a" por la ma√Īana.
Me gustaría "habitar" por un tiempo en un barco, de ese barco se podría "abitar" los cabos a los norays que emergen en la dársena del puerto.
Mi hermano tiene un caballo para "herrar" y no puede "errar" al hacerlo porque si se equivoca, el caballo quedaría cojo y le costaría mucho cabalgar.
Ah, y "ah√≠", en ese sitio, "hay" un erizo escondido, que cuando metes la mano para cogerlo te pinchas con las p√ļas y gritas "ay".

08 julio 2019

TR√ČBOL DE SEIS HOJAS.

El tr√©bol de cuatro hojas siempre fue sin√≥nimo de buena suerte, es uno de los m√°s conocidos amuletos que existen; y eso es debido a que, desde peque√Īos, se nos incitaba a mirar los tr√©boles (normalmente de tres hojas) a ver si pod√≠amos ver uno de cuatro.
Eso es, cosa complicada, y si se halla, algunos aconsejan guardarlo en un libro, y otros en sus zapatos.
Es una planta que atrae cuatro puntos de suerte: Salud, dinero, amor y prosperidad, pero yo quiero animar a todos/as a guardar este de seis hojas, para seguir siempre adelante; y en cada hoja una frase...
1.- Cuando estés solo, cuida tus pensamientos.
2.- Cuando estés con amigos, cuida tu lengua.
3.- Cuando estés enojado, cuida tu temperamento.
4.- Cuando estés en grupo, cuida tu comportamiento.
5.- Cuando estés en problemas, cuida tus emociones.
6.- Cuando empieces a tener éxito, cuida tu ego.
Siguiendo las pautas de este tr√©bol, no s√© si tendremos mucha suerte o no, pero lo que si est√° claro es que viviremos siempre con la cabeza alta, el pecho henchido  y la mirada clara.
Si no encontramos el de cuatro hojas que es arduamente complicado encontrarlo, utilicemos el de seis hojas, que sí depende de nosotros mismos.

ISTA.

Cada una de las personas que lean esto tendr√° su propio significado para la palabra "feminista".
Mujeres que defienden sus derechos, luchadoras por la igualdad salarial, el derecho a vestirse cada una como quiera, y cada una ser como sea; luchadoras codo con codo con los hombres, poder defender sus derechos reproductivos, derogar los términos vejatorios, un justo reparto de las tareas domésticas y del cuidado de los hijos; romper techos de cristal y tener opción de alcanzar puestos importantes en el mundo, el derecho a caminar tranquilas por la calle, lucha feroz contra la violencia de algunos hombres en todas sus manifestaciones...
Seg√ļn la revista Tredencias, estas son las once caracter√≠sticas que s√≠ definen a una feminista moderna.
Las chicas me van a perdonar, pero creo que ling√ľ√≠sticamente llamar machista a un asesino, a un violador, a un maltratador, a un cacique que maltrata ps√≠quicamente a sus empleadas, a un cerdo que pretende llevar a la mujeres atadas, a cuello corto, como si fueran perras, no es correcto; machista deber√≠a de significar lo mismo que feminista, pero en masculino.
Esta generaci√≥n se est√° preocupando tanto por probar que una mujer puede hacer lo mismo que un hombre, que la hace perder lo que la hace √ļnica; la mujer no fue creada para hacer todo lo que hace un hombre, es m√°s especial, se cre√≥ para hacer todo lo que no puede hacer un hombre.
Lo malo es que si llamamos todo lo anterior a un machista y después le damos la vuelta...
Malo.
Habr√° que nominar a las cosas de otra forma para equiparar los t√©rminos, ¿o no?.
Por cierto, "Un hombre hecho y derecho es el que pone sonrisas, donde un est√ļpido dej√≥ l√°grimas."

MANGAS VERDES.

La Santa Hermandad fue una corporación compuesta por gente armada, pagada por los concejos municipales, para perseguir a los criminales.
Fue instituida por Isabel la Católica en las Cortes de Madrigal en 1475, unificando las distintas hermandades que habían existido desde el siglo XI. fue disuelta en 1834.
Vestían camiseta verde con calzón del mismo color, cubiertos con un jubón ocre; encima se colocaban un peto de metal y llevaban también su armamento; tenían la misma misión que hoy en día tiene la policía o la guardia civil, por lo que pudieran ser llamados los antecedentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.
No se cómo los avisarían para que hicieran acto de presencia, desconozco de qué dispondrían para desplazarse al lugar de los hechos, pero lo que sí es cierto es que casi siempre llegaban tarde al lugar del crimen.
Esta tardanza en acudir a las emergencias dio lugar a este dicho, que desde entonces se aplica a todo o a todos los que no llegan a su hora, o en el momento adecuado.
¡A buenas horas mangas verdes!
Por favor, los que tengan que hacer algo por los ciudadanos, los que tienen la obligaci√≥n de gobernar bien y arreglar los grandes problemas que nos acucian, ¡No se pongan nunca mangas verdes!.

V.E.R.D.E.

Hab√≠a un romance, romance son√°mbulo llamado, que un d√≠a pari√≥ Lorca y que despu√©s le pusieron m√ļsica tocada, dando lugar a esa canci√≥n de: Verde que te quiero verde...que populariz√≥ el malogrado Manzanita.
Hab√≠a un equipo de f√ļtbol que vest√≠a con trece barras verdes y blancas, que tambi√©n hac√≠a a sus aficionados cantar el: Verde que te quiero verde...
Estaban también esos billetes que antes circulaban por nuestras manos y que ahora es mucho más difícil; los de mil pesetas, los verdes, los veíamos entre nuestras manos o por nuestra cartera; pero ahora, los de cien euros, también verdes, se esconden bastante más, y algunos ni los vemos.
Hab√≠a tambi√©n un campo verde, un c√©sped verde, etc. etc.
Pero hoy me quiero referir al t√≠tulo V.E.R.D.E., con sus correspondientes puntos, que indican que nos circunscribimos al Rey de Espa√Īa.
Normalmente el Rey viste con corbata verde, en una recepci√≥n con el Rey de Espa√Īa es de etiqueta llevar corbata verde, y las se√Īoras algo verde, el verde est√° unido intr√≠nsecamente a la casa real dadas las siglas que lo componen:
V   Viva
E    el
R    Rey
D    de
E    Espa√Īa.
Otra forma de ver el color verde, ¿o no?

04 julio 2019

DOCENAS.

Recuerdo, cuando peque√Īo, que mi madre me mandaba a una tienda que hab√≠a muy cerca de casa, en la misma acera, al lado de un zapatero remend√≥n, que ten√≠a su taller donde despu√©s se ubic√≥ mi amigo Eustaquio Florea q.e.p.d. con su despacho de abogac√≠a.
Todo estaba en sacos, en botes grandes o cajas y se despachaba en papel de estraza perfectamente liado por el dependiente, ninguno de los alimentos se sal√≠a; ni los garbanzos, ni las lentejas, ni el azafr√°n, ni la harina, ni el az√ļcar, ¡Co√Īo, nada!.
Después todo a la cesta, y para casa; ese papel se usaba para otras cosas en la vivienda: en la cocina, para quitar manchas de cera, de aislante, como mantelito improvisado, etc.
Hasta los huevos los liaban en el papel...
Pero con la invasión del plástico todo cambió; todo se sumió en el derivado del petróleo, y su precio creció y creció...
Una docena huevos val√≠a en el a√Īo 2000: 95 pesetas (0,57€),  hoy vale 430 pesetas (2,60€); pero hay una forma de que cuesten m√°s baratos  los huevos, unas...357 pesetas  (2,15€)...
Comprando un envase con diez huevos, otra forma de timo concertado.
Nos han llegado hasta colar: "decenas por docenas".

UNANIMIDAD.

En mi caseta de feria tenemos una costumbre desde hace m√°s de veintiocho a√Īos, conceder nuestra insignia de oro a personas e instituciones que hagan algo importante por nuestra ciudad.
En las reuniones para el nombramiento anual, casi nunca ha habido unanimidad en el conjunto de socios para la concesión de nuestro "pin" dorado.
No hay unanimidad en condenar la violencia, ni unanimidad en el respeto a las inclinaciones sexuales de cada una de las personas, tampoco en como regir un mundo, un continente, un pa√≠s, una comunidad, o un ayuntamiento, m√≠nima expresi√≥n de gobierno p√ļblico a nivel mundial.
Es muy difícil encontrar la unanimidad en cualquiera de los avatares de nuestra vida, es casi imposible que en alguna reunión, decisiva para algo, hay unanimidad.
Pero como en toda regla, las discrepancias usuales del día a día, tienen una gran excepción:
"La reunión para subirse el sueldo en algunos ayuntamientos".
Muchos de los plenos reunidos, y en esta cita y en el orden del día, tuvieron a bien subirse el sueldo por unanimidad; desde el 3,50% de unos, hasta el 40% de otros.
Nos imaginamos una empresa en la que todos los trabajadores se re√ļnen en un pleno extraordinario y como √ļnico punto del orden del d√≠a, deciden subirse el sueldo un tanto por ciento elevado.
¿Qu√© dir√≠an los jefes o propietarios de la empresa?
Los jefes, tendrían la posibilidad de despedir a los empleados.
Pero a estos otros...
¿Qui√©n los despide?
Y de la reforma laboral ni hablamos.

EL MAESTRO ARMERO.

Como prometí hace poco, hoy voy a hablar del ello.
Felipe V de Anjou, primer rey Borb√≥n de Espa√Īa, cre√≥ el cargo de “maestro armero” en 1703, cuando la pica dio paso al fusil como √ļnica arma de infanter√≠a. Seg√ļn he le√≠do en un portal de internet, los maestros armeros cuidaban del mantenimiento y la reparaci√≥n del armamento de su batall√≥n y a ellos acud√≠an los soldados con sus reclamaciones cuando alg√ļn arma presentaba un fallo. Se piensan que deb√≠an ser tantas las quejas, que con el tiempo se acu√Ī√≥ una frase ante cualquier reproche:
Las reclamaciones al maestro armero.”
El maestro armero debe de estar hasta los mism√≠simos “colones” de todos, el pobre hombre se dir√° cuando se le caen las cosas de las manos...
- Por favor, algunos/as empleados de entidades bancarias, unos funcionarios/as escolares y sanitarios, algunos/as pol√≠ticos de todos los estratos, desde la ONU, pasando por continentes, pa√≠ses, comunidades, y ayuntamientos; unos se√Īores/as que hacen reparaciones y que cobran a precio de oro, e infinidades de "profesionales" que dejen su trabajo sin terminar bien, (pero cobrando bien), etc., etc...
Dejen de una vez al maestro armero en paz, dej√©nlo que se jubile el pobre, que ya lleva m√°s de trescientos a√Īos (exactamente 316) cargando con las culpas de las negligencias, dejadeces, olvidos, y vagancias de tanta y tanta gente, y seamos de una vez por todas responsables de nuestros actos.
Y si hay alg√ļn problema irresoluble, algo que nos quisi√©ramos quitar de encima, cualquier cosa que no queramos ver, envi√©moslas a otra persona m√°s adecuada al tiempo en que vivimos...
"La reclamaciones al técnico informático".

EGIP√ĀN.

Este nombre proviene del griego Aigi-pan (cabra-pan) el Pan referido al semi-dios del mismo nombre, semi-dios de los pastores y reba√Īos.
Cuando Zeus fue privado de los tendones de sus manos y de sus pies, Egip√°n, junto con Hermes, consigui√≥ robar esos tendones que los Tifones ten√≠an escondidos y restaurarlos al gran Dios; Zeus, como premio, lo situ√≥ en las estrellas como la constelaci√≥n de Capricornio; m√°s adelante, con la llegada de Roma, a este semi-dios se le llam√≥ Fauno.
Al final, como siempre que nadas un poco en la mitología griega, terminas en un laberinto.
Y laberinto gordo, y muchos/as, que est√°n como una cabra en las f√°bricas de pan.
Por ejemplo, el noventa por ciento del pan que hoy en día se denomina "integral", no cumpliría los requisitos; ahora debe de tener: harina integral, trigo y cebada malteada.
Este pan integral pasa a ser (en cuanto a IVA) de la lista de los panes comunes, o sea, en vez del 10% el 4% de IVA, por lo que a partir del uno de julio deber√° de ser m√°s barato.
También afecta en ir rebajando la sal hasta el 2022 y acabar con los prefabricados.
La norma también apuesta por el pan más artesanal; y por definir queda: qué es realmente la masa madre, no quedando a la libre interpretación de los panaderos.
Si es difícil que se cumplan las normas establecidas, por ejemplo la normativa de control horario, no me quiero imaginar lo que puede ser una normativa a interpretar por los que tienen que ser controlados.
Como he dicho otras veces, hay problemas que no tienen solución, porque la solución del problema está en manos del problema.