No obligues a nadie a quererte, mejor oblĂ­galo a irse. Quien insista en quedarse, es quien realmente te quiere. Siempre seremos para alguien, la persona correcta que conocieron en el momento equivocado.

Seguidores

20 octubre 2018

POR GAONERAS.

QuizĂĄ hubieras tenido el valor de irte a porta gayola para recibir a ese maldito morlaco; seguro que, como muchas veces hiciste, hubieras echado la pata “palante” y le hubieras recetado un buen ramillete de verĂłnicas rematĂĄndolas con una media “abelmontada”, esa que tanto te gustaba. Lo mĂĄs probable es que hubieras llevado por chicuelinas, con las manos bajas como Manzanares padre, a ese maldito  zaĂ­no al caballo para que le dieran fuerte, como hiciste hace casi tan solo un mes; pero amigo, de ese resabiado, no te podĂ­as fiar ni un momento, no podĂ­as perderle la cara ni un segundo, porque cuando menos te lo esperabas te embistiĂł a traiciĂłn como hizo ayer; cuando creĂ­as que podrĂ­as domeñar su brusca embestida haciĂ©ndole un quite por gaoneras en honor a Rodolfo Gaona, el mejicano(tu tito como a veces te decĂ­a), en un suspiro, ese bicho te ha dado una cornada mortal acabando con tu vida de torero y de persona.
Compañero, amigo, jefe, y maestro del toreo, hoy te darĂĄn la vuelta en el ruedo de NerviĂłn, tu otra casa despuĂ©s de la Real Maestranza, la roja, la del color de la muleta de torear. Fuiste torero por todos los costados, Miguel (Mateo, MiguelĂ­n, Plaza de la Real Maestranza de CaballerĂ­a de Sevilla, y Gaona precursor de la "gaonera"; mĂĄs torero no se puede ser.
Tu compañero de paseíllo en los ruedos de mårmol te desea lo mejor para la nueva plaza donde vas a debutar en breve.
Descansa en la paz del mismĂ­simo Ra, amigo Miguel, que el albero te sea leve.
Seguro que mĂĄs tarde o mĂĄs temprano haremos de nuevo el paseĂ­llo juntos.


Gaonera; foto extraĂ­da de la pĂĄgina: es.wikipedia.org


No hay comentarios:

Publicar un comentario