No obligues a nadie a quererte, mejor oblígalo a irse. Quien insista en quedarse, es quien realmente te quiere. Siempre seremos para alguien, la persona correcta que conocieron en el momento equivocado.

Seguidores

29 abril 2018

LA VIDA TE DA ENGAÑOS.

La vida se complace en darte engaños a diestro y siniestro; pones toda tu vida al servicio de una persona y al final te engaña; prestas tu dinero a quien crees realmente que lo necesita de verdad, y también te engaña; haces miles de favores, te preocupas por la gente, intentas ayudar a todo el mundo, y cuando tú lo necesitas... ni con los dedos de los pies, sólo con los de la mano y y... otro engaño más; das tu vida por tus hijos o hijas, les entregas tu tiempo, tu dinero, tus horas de sueño, tus "sinvivires", tus propiedades, y después(salvo honrosas excepciones) no somos capaces, de devolverlo a nuestros progenitores, los engañamos y por ende nos engañarán.
Votas a un partido con un programa que se adapta a tu ideología, y te engaña; juran y perjuran que no han hecho nada, que no son culpables de nada, y cuando ves las pruebas, te sientes engañado.
Te piden algo para comer, les compras un bocata, y a la vuelta de la esquina lo tiran a la basura, y lo ves, y te vuelves a sentir engañado; te presentan una cara estupenda, bien afeitados o maquilladas, bastante bien vestidos, simpáticos, atentos, y al final lo que pretenden es venderte algo que ni siquiera necesitas, le has abierto tus necesidades, y al final, también engañado.
Yo he llegado a una conclusión, como decía el chiste del Valenciano que venía a Sevilla y de vuelta lo llamó su amigo de Sevilla para preguntarle:
-Vicent, cagarte sabemos que te has cagado, pero dinos donde que no podemos entrar en la casa.
Engañarme se que me van a engañar, pero por lo menos, voy a intentar “regalar” los menos engaños posibles a los que me acompañan en este camino que es la vida.
No “des” engaños a los demás, porque lo más probable es, que para ellos se conviertan en  des-engaños.

MANUAL DE INSTRUCCIONES.

Te compres lo que te compres, siempre es obligatorio que el fabricante incluya en el envase un manual de instrucciones.
Es imprescindible, y algunas veces vital, tener en tus manos esa hoja, ese folleto, o ese libro, depende de la complejidad del objeto.
Mientras más sofisticado sea el producto, mientras más accesos tenga, mientras más programaciones necesites para hacerlo funcionar, más amplias deben ser las instrucciones, algunas veces nos encontramos con un tocho verdaderamente considerable.
En esa comparación, podemos concluir, que mientras más complicado sea un aparato, más grande y complejo ha de ser el libro de instrucciones.
Eso me da que pensar, por qué el ser humano cuando nace no lleva consigo el manual de instrucciones; no podría determinar el volumen ni el número de hojas que debería tener; en ningún sitio podemos leer como criar a un hijo, como educarlo, qué hacer cuando encontremos un error, cómo poner en funcionamiento habilidades que tiene el nuevo ser; vamos criando, nos fueron criando, y nos criarán, a base de la experiencia del que cría y normalmente, la mayoría de las veces incurrimos en anacronismos, porque normalmente el camino que indica nuestro manual en algún momento determinado, seguro que será diferente al que indicaría el manual de nuestros hijos.
Realmente es difícil intentar educar a los hijos sin manual, puedes procurar inculcar las normas básicas de comportamiento, forma de actuar ante las adversidades, cómo tomar decisiones; pero al fin y al cabo, siempre serán tus formas, no las de él o ella. 
Por eso, creo que para criar a un vástago, no es necesario tener un libro de instrucciones; pero si hay un manual de conducta, para que los hijos vayan creciendo,que está redactado con los ejemplos que les demos durante nuestra vida, ese si que es un buen manual de existencia.
Para algunos, por desgracia, ese sumario se acorta incomprensiblemente por los avatares de la vida, pero hay muchas personas en las que leer un buen catálogo de instrucciones para aprender a crecer.

PECES BOBOS.

Aunque se creía firmemente que los peces tenían una memoria un poco difusa; se llegó a afirmar que solo podían retener cosas durante treinta segundos, recientemente se ha demostrado que pueden incluso recordar hasta después de quince días donde se han alimentado.
El problema es que cuando baja la red del pescador, más aún si es de pesca de arrastre, el aprendizaje que resulta les cuesta la vida. Los que se van en la red hacia arriba,  tienen la incapacidad de comunicarse con los que se quedan fuera, si pudieran les dirían:
- ¡Huid, cuando veáis que se aproxima una red cerca de vosotros, corred como el mismo diablo!
Y claro, eso suponiendo que los otros pudieran escuchar, que tampoco lo creo.
Pues bien, si catalogamos a los peces como "bobos" por la poca inteligencia que tienen, por la nula capacidad de comunicación (aunque nos quieran inculcar lo contrario con Nemo y otras películas)...
¿Cómo habremos de nombrar a los y las que se dejan enganchar por las redes sociales?
¿Dónde encasillaremos a los y las que comparten a diestro y siniestro: bulos, niños enfermos, bendiciones, cadenas e la suerte, comunicados de la guardia civil o la policía en las redes sociales?
¿Cómo clasificaríamos a los y las  que suben fotos a las redes aunque sea "cagando"? con perdón.
¿Qué diríamos que les ha pasado?
¿Estaban advertidos de que iban a caer en las redes?
¿Tienen la capacidad de escuchar?
¿Los que están alrededor, tienen la aptitud de hablar?
Pues entonces no me queda más que pensar que algunas veces, o en otros casos muchas veces, somos más bobos que los peces, y ya es un decir.

25 abril 2018

VENTILADORES.

En breve se acerca el tiempo en que todavía no es necesario conectar el aire acondicionado, pero si hace el suficiente calor para poner un rato el ventilador.
El ventilador es un electrodoméstico muy apreciado, no hace muchos años nos refrescaba durante todo el verano, solo unos privilegiados disfrutaban del aire acondicionado, si bien éste fue patentado en 1906.
¡Ay el ventilador!... creíamos que dejarían de fabricarse por el auge del acondicionador de aire, pensábamos que desaparecerían las fábricas y que los empleados tendrían que ir a un ERE; pero nada más lejos de la realidad.
La venta de ventiladores, en los últimos treinta y tantos años, cada vez ha crecido más, y no para de hacerlo.
Hay almacenes enteros repletos de ellos; en la calle Génova de Madrid y en sus sucursales, en la calle Ferraz y sus agencias, también en la calle Zurita y en la calle Alcalá. Hay naves en comunidades autónomas, en ciudades y hasta en el más pequeño de los municipios.
También hay subastadores de "caca" (perdón por la palabreja), que la venden al mejor postor en las plazas de todos los municipios, ciudades y comunidades  de España.
Cuando alguien no tiene ningún proyecto interesante, cuando alguien no cumple, cuando alguno o alguna mete la pata; cuando se equivocan, cuando hacen mal las cosas, cuando se salen de la legalidad, cuando se meten en el bolsillo lo que no es suyo; cuando en suma, demuestran no estar capacitados o no tener la dignidad y preparación suficiente para hacer frente a su trabajo en beneficio de la comunidad que los puso ahí, empieza la guerra de ventiladores. Los de enfrente, cuando no tienen argumentos para rebatir, enchufan el ventilador a la máxima potencia y lo rocían de "caca" frente al otro; y evidentemente el que no tiene otra defensa, enchufa el suyo y lo rocía con más mierda.
Y en medio todos nosotros, respirando esa brisa fétida y apestosa que cada día nos invade más y más y más.
Vamos a tener que cortar los cables de los ventiladores, a ver si así...

24 abril 2018

EL ESCLAVO DEL CLEMENTE.

Abderramán III (Abderramán es una castellanización del nombre propio árabe de varón Ê¿Abd al-Raḥmān (عبد Ø§Ù„رحمن), que significa «esclavo del Clemente»fue proclamado califa de Al-Andalus el 16 de enero del año 929 con 38 años. Dieciséis o diecisiete años más tarde trasladó su corte a Medina Zahara, lugar en alto, muy recomendable para su defensa.
Cuentan que después de asegurar las fronteras de su emirato y dispersar a sus mismos compatriotas que querían arrebatarle el poder, convirtió a Al-Andalus en el centro cultural más importante del mundo en aquella época, la cultura…
¡Ay la cultura! 
¿Dónde está la cultura en los dirigentes de hoy en día?
¿Pondrían algo de su bolsillo para que tuviéramos cultura?
Pagó de su bolsillo: traductores de textos griegos y hebreos al árabe y al latín, llegando así a nuestros días: la Ilíada, la Biblia, El Corán, la filosofía de los pensadores griegos, matemáticas, etc. Impulsó la medicina hasta tal punto que se utilizaron patrones ginecológicos hasta el siglo XVII.
Y cuentan…
Que sobre el año 950 enviados de Ramiro II se acercaron al palacio para solicitar al califa un tratado de paz; las fuentes del palacio eran de mercurio en vez de agua, y los reflejos del sol en las gotas del mercurio, a lo lejos, daban la impresión de que tuvieran un muy importante contingente de soldados vigilando la atalaya.
Los enviados del rey leonés fueron recibidos por el califa, después de presentarse a varios visires super engalanados camino del palacio, Abderramán vestía sólo una túnica de lino y estaba descalzo, en una habitación con el suelo de tierra; éste, se mantenía sentado en la arena con un Corán a la izquierda y un alfanje a la derecha.
Cuando entraron los emisarios solicitando al Califa ese tratado de paz, Abderramán los hizo sentar, con sus menudas manos (era pequeño, pelirrojo y delicado) hizo un hueco en la arena y enterró el Corán y el alfanje, lo cubrió de tierra y expreso:
-Cuando seáis capaces de hacer esto, entonces habrá paz.
Solo habrá paz, cuando se entierre el fanatismo religioso y la violencia que generan las armas, se supone que quiso decir, frase que sigue estando vigente cada día que pasa más en nuestra existencia.
Esta es una anécdota del mayor dirigente de la historia de nuestra tierra, Al-Andalus, a la que llevó a lo más alto de Europa y del mundo.
(Tomada más o menos, y si no la he recordado mal, del tomo II de “la Historia de Aquí” del genial Antonio Fraguas de Pablos (Forges) q.e.p.d. que en su día me prestaron para leer).

21 abril 2018

EL BUEN "BAJÍO".

A todos los que me saludan por la calle cada día interesándose cómo estoy y cómo está mi madre, a los que me preguntan por mis hijos, por mi pareja, a aquellos que cuando les he pedido un favor han hecho lo imposible por ayudarme; a esos y esas (todos y todas sabéis quienes sois) que en los malos momentos de turbación, de desesperanza, de desengaño siempre tuvisteis un lado de vuestro hombro para que pudiera humedecerlo con mis desventuras.
A vosotros que siempre habéis sido cómplices de mi forma de ser en el antes, en el durante y en el después; a los y las que me habéis visitado cuando he estado enfermo, a la que tantos cafés se ha tomado conmigo y a la que tantos cigarrillos he "invitado" después del café; a los y las que han hecho de conductores improvisados acercándome a sitios que no hubiera visitado si no lo hubieran hecho; a los que me brindan una sonrisa a diario, a los que me animan a seguir intentando cosas, con todas las trabas que tengo para hacerlas; y también a los que me alientan a seguir escribiendo, a la gente desconocida y desinteresada que te demuestra día a día que ni todo ni todos son basura, a los que te dan la mano de verdad, a las que te besan sin compromiso, a las nuevas personas que vas conociendo a diario y que te hacen sentir bien, a los que me aprecian...
Y a la que se ríe conmigo desde que despierto hasta un segundo antes de dormir; y algunas veces, hasta en sueños.
A todos y todas os doy las gracias por ese buen vaho (en su tercera afección de la RAE: vapor curativo) que desprendéis  por donde pasáis y que hasta mí llega a diario.
No se si tendrá que ver ese vaho con el título de esta reflexión, o tendrá que ver con "bají" (suerte, en idioma caló), o pudiera ser una mezcla de ambas cosas; pero todos y todas, ellos y ellas me traéis diariamente un magnífico "bajío".
Os deseo el mejor de los "bajíos" también para vosotros y vosotras.

TIEMPO LIBRE O UN PUNTITO.

Ya hemos pasado la época de la infancia en la que todos, sin lugar a dudas, nos hemos mostrado tal cual somos; con el paso del tiempo, vamos fabricando nuestra propia máscara para protegernos de todo y de todos, pero siempre hay algo...
Los que trabajábamos, trabajamos o trabajaremos, siempre estaremos necesitados de ese tiempo de asueto, entre serie de días trabajando y la próxima serie.
Absolutamente todos hemos deseado que llegue el fin de semana, un puente, los días de descanso o las vacaciones  para tener tiempo libre.
Esa fase de tiempo, es determinante para valorar quienes somos como personas.
Dependiendo de lo que hagamos en el tiempo de asueto se podrá valorar a cada persona; donde vayas, lo que hagas, con quien te relaciones describe tu personalidad..."dime con quien andas"...
Son o somos muchos los que alguna que otra vez, cuando vamos de diversión, hemos cogido un pequeño, o un gran puntito; y eso, también es determinante para expresar cómo somos realmente.
Con un puntito, el que esconde la violencia, se muestra violento; el lánguido se muestra llorón; el erótico, lascivo; el divertido, chistoso; el cariñoso excesivamente amoroso; y el seco y "malage" (de mal ángel); si encima dice la verdad, no hay quien lo aguante; y se habla, y se habla, y se dicen cosas...
Normalmente escondemos nuestra personalidad porque somos recelosos de que nos hagan daño si nos damos a conocer tal cual somos; y eso, al fin y al cabo, en este mundo de competición insana para estar encima de los demás, es completamente comprensible.
Pero siempre hay cosas que pueden mostrar cómo somos, aunque nos escondamos detrás de la careta de los buenos modales. Un puntito o un rato de tiempo libre te pueden delatar.
Conocí a un jefe de una empresa, que le gustaba tomarse unas copas con sus empleados para conocerlos tal cual eran y no cómo pretendían aparentar ser.


EL LIMBO.

Cuando éramos pequeños y estudiábamos religión nos teníamos que aprender muchas cosas de memoria, en aquellos tiempos nos explicaron  lo que era el limbo.
El limbo, en el cristianismo, es el lugar donde van las almas de los justos que mueren sin bautizar, sobre todo los niños; pero en teología no hay un acuerdo sobre la existencia del limbo, no habiendo declaración doctrinal de la iglesia sobre ese tema.
Pero no sólo son moradores del limbo los anteriormente citados; al limbo también se acercan muchísimas de las promesas de los políticos; viajan a través del cielo, camino del limbo, algún "donde dije "digo"; también moran allí juramentos prometidos en los altares de las iglesias o en los salones de los ayuntamientos: hasta que la muerte nos separe... serte fiel...en la salud y en la enfermedad... respeto mutuo...; todas estas frases también se acumulan en el limbo.
Todos esos y esas que no sabían, ni saben, ni sabrán donde está el dinero que se esfumó; los y las que desconocían que había pasado con los euros, los y las que no se enteraron de nada, también habitan en ese limbo.
También hay muchos en el limbo que no saben, que infringir la ley, tiene consecuencias y puede conllevar la privación de la libertad; se han ido también al limbo títulos, masters, estudios, tarros de crema... si no estaban ya allí.
Los y las que buscaban a desaparecidos habiendo sido ellos los causantes de dicha desaparición; los que no valoran lo que sus padres, abuelos, amigos y conocidos obran para hacerles la vida mejor; esos, lamentablemente también están en el limbo.
Creo firmemente que el limbo, de un tiempo a esta parte, está saturado en grado sumo; y también creo necesario, que muchos de los que residen actualmente allí, deberían de estar sin remisión en el purgatorio, ya que en el limbo no existe ningún tipo de penitencia.



TOMAR EJEMPLO.

Los chavales que están empezando a jugar al fútbol comprueban a diario cómo tienen que actuar cuando el contrario se acerque por detrás y lo toque, queriendo o sin querer; tiene que tirarse al suelo ahíto de dolor y revolcarse un poco a ver si pica el trencilla.
Las repeticiones a cámara lenta de esos momentos son buenas para aprender y tomar buen "ejemplo".
Todo actualmente está así; infinidad de gente que comete improperios y lamentablemente sirven de "prototipos" para otros con la misma capacidad humana que ellos mismos; hay quien acompaña a su hijo a los campos de fútbol y acaba pegándose con los padres del equipo contrario, o con un crío o cría que viste de negro y que intenta poner un poco de orden en el partido.
Los que asesinan a su pareja, le dejan un "patrón de vida excepcional" a sus hijos, si los dejan vivir a ellos claro; los que roban, trafican, y mortifican, también son un buen "modelo". Los que salen en la tele hablando mal de los demás y poniéndolos como trapos, también sirven de "ejemplo"; los niños y las niñas quieren ser como los que van a esos programas.
Los que no reconocen que lo han hecho mal, que han engañado, que no han actuado con rectitud y honestidad, y que no han hecho buen uso, algunas veces ni malo, del voto que los ciudadanos creyentes en sus programas les dieron, son un verdadero "ejemplo a seguir" para las siguientes generaciones de mandatarios.
De la buena gente, de los que se preocupan por los demás, de los que se desviven por hacerle la vida más fácil a sus congéneres, de los educados, honestos y formales; de esos, de esos no toman ejemplo, piensan que es de vainas (envoltura tierna de lo que realmente vale, la semilla); es de vainas actuar de esa forma, no les va a  reportar ningún beneficio, y eso no interesa.

LA COLA PACIENTE.

Viendo las noticias de la televisión, algunas veces aparecen chicos y chicas esperando uno, dos o más días para entrar en un concierto de su cantante favorito; duermen en la calle, comen en la calle, pasan frío o calor en la calle, y encima pagan un importe elevado para poder asistir al concierto.
Otras veces observas una cola alrededor de un campo de fútbol para hacerse con una entrada para no se qué final de no se qué torneo; y la gente alegre y contenta.
Uno va al banco, a ingresar dinero para que te cobren los recibos y tiene que esperar una cola de varias personas para que te atiendan, si no tienes que esperar algunas veces también tu turno en el cajero.
Otras veces, en esos "comederos" de comida rápida, también hay cola para pedir y pagar lo que te vas a comer; incluso en algunos bares y restaurantes bastante afamados, también has de esperar turno.
Y en la pescadería, y en la frutería...
Todo en esta vida actualmente es una pura cola, a veces rabicorta, a veces rabilarga, pero siempre, vayas donde vaya, te encuentras una cola en la que normalmente esperas más o menos tiempo para gastarte el dinero.
Sin embargo, hay una cola en la que en vez de costarte los euros, la atención es totalmente gratuita, no sé durante cuanto tiempo, pero de momento lo es; y encima la cola es para que el galeno de turno te solucione algún que otro problema de salud. En esa cola, estamos protestando continuamente, preguntando impacientes al de al lado por el número que tiene y la hora de la cita, nos levantamos y abrimos la puerta cuando sale el enfermo anterior a nosotros sin habernos llamado, no dando ni un rato de tregua al médico de cabecera.
Para todas las cosas de antes, tenemos mucha paciencia, menos para ser pacientes; hay casos en los que nos hacen impacientarnos, pero los pocos, normalmente somos nosotros unos pacientes con muy  poca paciencia.