No obligues a nadie a quererte, mejor oblígalo a irse. Quien insista en quedarse, es quien realmente te quiere. Siempre seremos para alguien, la persona correcta que conocieron en el momento equivocado.

Seguidores

21 mayo 2024

MISAL.

El Misal romano (en latín, Missale Romanum) es el libro litúrgico que contiene las ceremonias, oraciones y rúbricas para la celebración de la misa en el rito romano.
Se le llama «romano» porque es el oficial del rito romano. Por ello, es el misal de uso más extendido dentro de la Iglesia católica. El mismo consta de tres partes: El Originario de la Misa, con las oraciones de cada día; el santoral y las Misas votivas, y Misas de difuntos. Aunque escrito en latín, la lengua oficial de la Iglesia, ha sido aprobada por todas las Conferencias Episcopales católicas una versión en la lengua vernácula de cada país.
Ese es el misal que utiliza el sacerdote, pero no hace mucho, había otro misal, el misal para los fieles.
Y existe también un librito: Meditaciones para el sacrificio de la misa, que contiene lo que exactamente dice el título y que se utilizaba para hacer meditaciones antes, mientras o después de los ritos de la misa.
Antes del evangelio, antes de la comunión, después de la comunión, al alzar la hostia, etc.
Además tiene un sinfín de oraciones para realizar a lo largo del día.
El que me atañe y que reproduzco más abajo, pertenece a mi madre, heredado de la suya, que a su vez heredó también de la suya.
Una reliquia, diría yo, que sería bonito conservar.


Foto de mi colección particular.