No obligues a nadie a quererte, mejor oblígalo a irse. Quien insista en quedarse, es quien realmente te quiere. Siempre seremos para alguien, la persona correcta que conocieron en el momento equivocado.

Seguidores

30 noviembre 2019

DEJAR IR.

Desde que tenemos uso de razón nos deberían acostumbrar a dejar ir; dejamos ir a los abuelos, esos que tanto nos quisieron y de los que nos quedan innumerables recuerdos, pero no nos acostumbramos; dejamos ir a nuestros padres y madres y cuesta mucho trabajo acostumbrarse; dejamos ir a nuestra pareja; y algunos/as, tienen la desgracia de tener que dejar ir a sus hijos o hijas y eso es mucho más difícil todavía.
Dejamos ir la infancia, la pubertad, dejamos escapar entre los dedos la juventud, la madurez, y como por arte de magia y cuando menos te los esperas dejas la vejez y te marchas para siempre.
Se van los amigos, unos para siempre y otros por muto propio; se van los amores, unos por que mueren y otros muchos por que se desenamoran; por irse alg√ļn d√≠a se te va hasta la vida y muchos no se dan ni cuenta.
Muchos de los pensadores que escriben frases de autoestima y de ayuda nos conminan a aprender a dejar ir a la gente, a acostumbrarse a ello, a instruirse en vivir sin esas personas que se fueron y que nunca m√°s volver√°n.
Pero yo creo firmemente que ese no es el secreto...
"El secreto no es aprender a dejar ir a la gente, sino aprender a dejar ir ese pedazo de tí que se fue irremisiblemente con ellos.

CHOLLO.

El origen de esta palabra proviene de un italiano que lleg√≥ a Espa√Īa a mediados del siglo XVIII, napolitano, que para m√°s se√Īas se apellidaba "Cioglio",  y de ah√≠ fue derivando hasta el chollo que conocemos hoy.
Este hombre pidió licencia para poner sillas en las calles, en el recorrido de las procesiones y desfiles, de tal forma que la gente pudiera sentarse en lo uno y en lo otro y verlos cómodamente.
Y no olvidemos que el italiano cobraba a todo el que se sentaba en una de sus sillas, puestas en la calle, no lo olvidemos.
Colocaba y alquilaba sillas para miles de eventos y de ahí es como el italiano se hizo rico solo con unas licencias y unas sillas en la calle; de ello proviene, después de castellanizar el nombre, el llamar chollo a una bicoca.
Si alguien que lea esto, esta Semana Santa va a pagar por sentarse en una silla o asomarse a un balcón para ver las cofradías, pregunte por si acaso el que lo hace es italiano, quizá fuera familia del tal Cioglio.
Pero hoy en día hay un chollo mucho más rentable que el de alquilar sillas, es el de sentarte en la bancada.
Alquiler de vivienda, aunque tengas una en propiedad te lo pagan, la comida m√°s barata que en la guarder√≠a, coche oficial, secretario, despacho, ipad, m√≥vil, partes de emolumentos libres de impuestos, pensi√≥n asegurada con pocos a√Īos de trabajo, en fin...
Si el napolitano Cioglio levantara la cabeza, seguramente hubiera enfocado el negocio de otra forma. 


AHORRAR.

Ahorrar proviene del castellano antiguo "horro" (libre de nacimiento) y esta palabra dimana del √°rabe "h√ļrr"(de condici√≥n libre, libre).
Primero sobre el siglo XIII significó poner en libertad a un esclavo o cautivo; más tarde en los siglos XIII-XVI significó librar o sacar de un trabajo, pena, pago, etc.; y de ahorrar en trabajos, a partir del siglo XVII se pasa al ahorrar en el sentido moderno, reservar lo que no se ha de gastar.
Pues bien, ni este, ni ninguno de los gobiernos que han precedido al que ahora mismo tenemos en funciones, ha tenido la capacidad de ahorrar lo suficiente en ninguno de los significados de la palabra.
Seguimos siendo esclavos de las dos Espa√Īas; y ahora, para rematar el cuadro, de las tres, de las cuatro, o de las que ellos quieran; nunca nos han librado de un trabajo, ni de uno siquiera de los impuestos a pagar por todo ciudadano de bien; y para colmo, los pocos ahorros que hab√≠an podido escamotear de los abundantes ingresos que hubo en tiempos pasados, tambi√©n han desaparecido, en treinta y cuatro a√Īos de democracia no hemos ahorrado, no digo ya ni un euro, sino ni una "gorda".
En cambio, tenemos una extraordinaria deuda de aproximadamente:  Un bill√≥n doscientos mil millones de euros; eso significa que cada espa√Īolito de a pie debe m√°s o menos unos 25.800 euros, incluidos ni√Īos y jubilados.
No se a d√≥nde va a llegar esto, pero yo creo que, con la edad que tengo,  no me van a dar un pr√©stamo en ning√ļn banco para hacer frente a esos euros que debo. 
¡Of√ļ el de la l√ļ! ¿Qui√©n va a pagar todo eso?

EPITAFIOS.

Epitafio es una palabra que deriva del griego y que realmente se compone de dos: epi(sobre) y taphos(tumba), epitafio por tanto, literalmente significa sobre la tumba.
Hay una variedad extensa de epitafios por esos mundos de Dios: tristes, melancólicos, divertidos, siniestros, amorosos, y un sin fin de ellos más.
Hoy quiero hacer un homenaje a los que discurren esos epitafios que quedan para la historia plasmados en la tumbas o t√ļmulos de los cementerios, o bien en las esquelas de los peri√≥dicos.
Por ejemplo:
Divertidos:
-Aquí yace mi mujer, fría como siempre.
-Recuerdo de todos tus hijos menos de Ricardo que no dio nada.
Siniestros:
-Aquí te espero.
Tristes:
-Eras cerilla de palillo corto, pero encendiste un fuego eterno que durar√° para siempre.
-Roc√≠o de la ma√Īana, gran tesoro de tus padres, joya que no encontraremos en ning√ļn escaparate.
De amor:
-Estoy celoso de que estés feliz sin mí.
Y una historia sobre epitafios que me encanta...
Un se√Īor visit√≥ a un experto en determinar epitafios, el "epitafiador" le preg√ļnto:
-Dígame algo de su vida...
-Pues mire, lo que hago es trabajar desde que ten√≠a diez a√Īos; no me casado, ni tengo hijos, solo trabajar; desde que me levanto por la ma√Īana hasta que me acuesto a altas horas, s√≥lo trabajo y trabajo; como supondr√° soy aut√≥nomo y mi hobby es el trabajo, no tengo vacaciones, y tengo sesenta y siete a√Īos.
-¿C√≥mo se llama usted?
- Me llamo Eleuterio.
-Pues ya tengo su epitafio...
-Aqu√≠ yace Eleuterio, del co√Īo de su madre directo al cementerio.

UTOP√ćA.

La utopía es una palabra inventada por Tomás Moro (pensador, teólogo, político, humanista y escritor ingles 1478-1535) para llamar a la isla ideal creada para su obra "Del mejor de los estados posibles y de la isla Utopía" de 1516.
Y la cre√≥ partiendo de dos palabras griegas "ou" que significa "no"; y "topos· que significa "lugar", por lo que utop√≠a literalmente ser√≠a: lugar que no existe.
De ah√≠ se pas√≥ a proyectos irrealizables, sue√Īos imposibles de conseguir, mundos ideales donde vivir, pol√≠ticos limpios entregados al ciudadano, buenas pensiones para todos, un buen y bien remunerado trabajo para todos, educaci√≥n generalizada, sanidad y medicinas gratis,etc., etc., y otra utop√≠a m√°s.
Como todas las utopías hay cosas que nunca serán realizables, y eso que nos joderá a todos y a todas.
Un día un hijo le preguntaba a su padre por la utopía:
- ¿Pap√° qu√© es una utop√≠a?
- Hijo, una utop√≠a es como el horizonte; si t√ļ caminas diez pasos, el horizonte se aleja diez pasos; si caminas veinte, el horizonte se aleja veinte.
- Entonces...
  ¿Para qu√© sirve la utop√≠a?
- Solo para avanzar hijo.


ORTO.

La palabra orto procede del lat√≠n (ortus) levantado, surgido, nacido, y este verbo tiene que ver con oriente, oriundo, aborto, orientar, etc.
No confundir este vocablo con otro-, que significa: bien, recto; ortopedia (pies rectos) ortografía(escritura correcta); este orto no es una palabra castellana ni latina, procede del griego orthos (derecho, estricto, canónico)
Cuatro letras que dependen de donde vengan significan cosas diferentes; pero para nosotros, para las personas, deberían de estar unidas de por si.
Desde nuestro orto (o nacimiento) hasta nuestro óbito (o muerte) deberíamos hacer gala todos/as de una buena ortozoí (una vida derecha y estricta)
Es dif√≠cil mantener un modo de comportamiento estricto con la variedad de manzanas (met√°fora de  la serpiente y el Ed√©n), que cuelgan de todos sitios en nuestro d√≠a a d√≠a.
Es complicado ver la luz del sol cada ma√Īana no haciendo caso de las chiribitas que se nos encienden delante de los ojos, es arduo mantener una l√≠nea de comportamiento siguiendo los c√°nones de la √©tica y el buen hacer, pero no hay m√°s remedio si queremos que nuestra humanidad prevalezca por muchos m√°s a√Īos conviviendo en paz.
Deber√≠amos de tener un orto (nacimiento) hacia el orto (rectitud, ser estrictos, y conforme a las reglas).
Hasta que no comprendamos que ese es el camino, andaremos vagando en la ignorancia.

BLACK FRIDAY.

Se conoce como "viernes negro" al d√≠a en que se inaugura la temporada de compras navide√Īas con grandes descuentos; en EEUU es semi-festivo y se celebra el viernes posterior al d√≠a de Acci√≥n de gracias; o sea, el viernes posterior al cuarto jueves de noviembre.
A su origen se le asocian varios mitos:
- Durante el comercio de esclavos en Am√©rica, el sexto d√≠a de la feria(viernes)  los negros eran vendidos con descuentos para impulsar la econom√≠a, de ah√≠ (black-negro) y (friday-viernes) el √ļltimo d√≠a de la sexta feria del mes de noviembre.
- También le llaman negro debido a las personas que morían y eran heridas en los principios de la rebajas (en 2006 diez muertos)...Bulos!!!
Mas el día 24 de septiembre de 1869, dos inversionistas de Wall Street Jay Gould y Jim Fisk, subieron el precio del oro para obtener grandes beneficios y provocaron la caída del mercado de valores de aquel día. El mercado cayó un 20% y el comercio exterior se detuvo; los agricultores sufrieron una caída del 50% en el valor de su cosecha de trigo y maíz; por ello a aquel viernes se le llamó: Viernes negro.
En la d√©cada de los cincuenta del siglo pasado, la polic√≠a de Filadelfia us√≥ el t√©rmino Viernes negro para referirse a la jornada entre el d√≠a de Acci√≥n de gracias y el primer s√°bado de compras navide√Īas; este viernes, una gran multitud de compradores y turistas invad√≠an la ciudad, y la polic√≠a ten√≠a que trabajar largas horas para controlar tanto a las personas como al tr√°fico.
Y ahí dejo todo lo que he aprendido hoy sobre esa soberana tontería consumista que para mí es el Black friday, gracias Carmen Gastalver por inducirme a escribir sobre ello.
Yo personalmente prefiero el Blas Fraile,  mucho m√°s divertido.



28 noviembre 2019

PALABRAS.

Después de tantas palabras que llevo escritas en las casi 850 entradas de este blog, jamás determiné una mejor forma de definir la palabra "palabra", y valga la redundancia.
Cuando leí el otro día la definición hecha por Carlos Siller en su blog se me llenó la mente de política.
Ninguno, o casi la mayor√≠a de los que rigen nuestros destinos, creo que ha tenido la oportunidad de leer esta entrada de Carlos, y si lo han realizado no le han hecho ni pu√Īetero caso.
Da pena, y de verdad digo pena, escuchar las flores que se lanzan unos a otros, y los otros a los unos a diario, da lástima comprobar que ninguno/a tiene la valentía de hacer un acto de contrición y pedir perdón; pocos/as son los que, sabiendo que lo han hecho mal, cierran su boca y se retiran.
Y se suceden las campa√Īas, y acaecen los debates, y se habla en el hemiciclo, en el senado, en la comunidad, en los ayuntamientos, pero lamentablemente sin comprender el significado de la "palabra"; se habla, incluso a veces demasiado pero sin comprender el significado de "palabra"
Me gustar√≠a que toda persona, especialmente la persona p√ļblica, y muy detalladamente el o la que se dedica a la pol√≠tica, tenga a bien leer esta frase, memorizarla y ponerla en pr√°ctica; seguro, seguro que nos ir√° y les ir√° mejor.
"Las palabras tienen mucho de aritmética; dividen cuando se utilizan como navajas, para lesionar; restan cuando se usan con ligereza para censurar; suman cuando se emplean para dialogar, y multiplican cuando se dan con generosidad para servir"
¿Os hab√©is enterado?
¿Nos hemos enterado?
¿Se enterar√°n alguna vez?
¿Nos enteraremos alguna vez?
Pues como no se enteren, los que nos vamos a enterar somos nosotros.

JUGAR.

Recuero cuando llegaron las m√°quinas traga-perras que se ubicaron en los salones donde estaban los billares, futbolines, y las pin-balls.
Eran un verdadero espect√°culo, con su luminaria excelsa, con su atronador ruido llamando al juego, con el aleteo que produc√≠an las monedas premiadas en la cazoleta que ten√≠a la m√°quina para ello; toda esa parafernalia lo √ļnico que hac√≠a era llamarte para que introdujeras una moneda y jugaras.
Jugar, jugar y volver a jugar...
Poco a poco fueron llegando los expertos en: las tres cerezas, las tres campanas, y los tres sietes (no confundir con la lejía); estaban a la caza del premio especial, agazapados en el salón espiando cómo entraba alguien e iba depositando monedas, y cuando creían que la máquina estaba a punto, echaban una cantidad de monedas, a veces desproporcionadas, para ver si "trincaban" el especial.
Conozco a muchos y a muchas que lo han echado todo por la ranura de la puta m√°quina: su dinero, su trabajo, su coche, su familia y por √ļltimo su dignidad; y hoy en d√≠a, si nuestros dirigentes no le ponen remedio, vamos a peor.
Nadie, digo mal, casi nadie se va a hacer rico con el juego, y me refiero, no a echar una "quinielilla" o una primitiva, me quiero referir a esa forma desproporcionada de jugar sin límites en casinos, bingos y salas de juego; pululan salas de juegos por muchos sitios de la ciudad, sobre todo en los barrios más azotados por la pobreza, y para colmo, ahora se han incrustado en la televisión y la radio y cómo no en internet.
888SPORT, bet365, Willian Hill, Bwin, Sportium, eso solo es un p√≥quer de los cientos de casas de juego internacionales que inundan las previas y los descansos de los partidos de f√ļtbol ,por ejemplo.
Y seguimos sin aprender de nuestros ancestrales refranes:
"La mejor lotería, es el ahorro y la economía"
Ah, y por supuesto uno nuevo de mi cosecha:
"El propietario del garito nunca pierde ni un durito"

XENOFOBIA.

Esta palabra, tan actual en estos tiempos, ha existido desde siempre; siempre ha habido personas que se han cre√≠do superiores, detestando al extranjero que pisaba su territorio; color, cultura, ancestros, eran y son motivos de rechazo, ese rechazo lo bautizan como xenofobia.
Su etimolog√≠a proviene del griego "xen√≥s" (extranjero) y "ph√≥bos" (miedo) literalmente miedo al extranjero.
Muchas veces confundimos la xenofobia, porque creo que cualquier habitante de un territorio que sea conquistado, lo que le tiene al conquistador es xenofobia, pero paradójicamente el que expresa y ejerce la xenofobia es el conquistador hacia el conquistado.
Dicen los grandes pensadores que la xenofobia se cura viajando, pero no todo el mundo tiene capacidad económica para viajar y curar su xenofobia.
Con la xenofobia, lo que si hay es, un detalle que no quiero pasar por alto y es la capacidad económica del extranjero.
En un 99,9999 por ciento tenemos xenofobia al extranjero pobre, al inmigrante sin casa, sin oficio, sin papeles, sin trabajo, que pulula por las calles de nuestras ciudades sin rumbo, sin oficio ni beneficio.
Al extranjero rico, al poderoso, al que viene a dejar su dinero aquí, y en otros casos a llevarse el nuestro, a ese siempre, en el 100 por cien, le extendemos la alfombra roja para que pase.
¿Entonces, le cambiamos el nombre a xenofobia y la llamamos "aporofobia" que literalmente es "miedo a la pobreza", tengan el color que tengan las manos que la soporten?
Pues eso.

CAMBULL√ďN.

En mi querida ciudad, allí donde me forje como persona, donde radica mi casa, hay una plaza/calle que desde que tengo uso de razón no sé exactamente cómo se llama.
Cuando yo vivía cerca de ella, jugaba a veces en su plazoleta, y la llamábamos Cambullón; pero cambullón, que después mutó a Zambullón, pasando por Çambullón.
Si la palabra primitiva es Cambullón el significado es:
"Cosa hecha por confabulaci√≥n de algunos, con enga√Īo o malicia, para alterar la vida social o pol√≠tica"
Proviene del portugu√©s (cambulhado/enredo) y tiene alg√ļn que otro significado m√°s en Canarias:
-Tr√°fico que consiste en cambiar o vender a bordo.
-Porción de víveres detraídos de la despensa del barco.
-Enredo, trampa o cambalache de mal género.
-Trueque de objetos de poco valor.
¿Cu√°ntos cambullones, a parte de la calle/plaza de mi pueblo, hay sueltos por ah√≠?
¿Por qu√© ocurre tambi√©n en mi ciudad esa paradoja que se le llama barrio de Cambull√≥n al barrio de la Verdad?
¿Es la misma paradoja esa que nos acucia diariamente en la que intentan hacernos creer que son todos los abanderados de la verdad y todos, o la mayor√≠a, lo que hacen constantemente es "cambullanear"?
Dejando al margen la mosca que me zumba "cambullaneando" en las orejas cada vez que me meto en este charco, prefiero volver la vista atrás, a mi infancia, cuando la panda se reunía en los bancos de la calle/plaza para tramar travesuras, que casi nunca teníamos capacidad para realizar.
  

DESEANDO COSAS.

El otro día echando un vistazo al programa de reformas en casa de los hermanos Scott, hubo un momento en el que con un programa de arquitectura, pudiera ser el "Autocad", los gemelos fabrican una realidad virtual con alzado en tres dimensiones, a color, de cómo va a quedar la casa después de la estupenda reforma que tienen planteada.
Pasan los minutos del programa viendo cómo realizan la obra, como colocan los muebles, y como decoran; y cuando los clientes entran en casa se quedan boquiabiertos por el éxito de la reforma y hablan gloria bendita de los Scott y del reformado.
En un momento sale a colación en pantalla, el proyecto con el Autocad y la realidad; y muchas veces, son bastante diferentes, porque no han podido colocar algo donde estaba previsto, o no encontraron el mobiliario adecuado; tanto el proyecto como la realidad están geniales.
Pues en la vida nos pasa exactamente lo mismo, en todos los momentos de la vida tenemos sue√Īos, tenemos pensamientos de c√≥mo o de qu√© forma queremos que sea esto y eso; deseamos tener objetos de determinada forma, queremos que sucedan cosas as√≠ como las hemos pensado o deseado, pero pocas veces recibimos con alegr√≠a las buenas cosas que nos depara el destino, ¡Claro, as√≠ no era como yo quer√≠a!
Deber√≠amos aplicarnos en toda su magnitud esta magn√≠fica frase de un tal Epicteto, fil√≥sofo griego que naci√≥ en el a√Īo 0 y muri√≥ con 80 a√Īos:
"No pretendas que las cosas sean como t√ļ las deseas; des√©alas como son."
Hay se√Īoras, que esperando su deseado pr√≠ncipe azul, se quedan sin un pr√≠ncipe verde, o rojo, o amarillo, o blanco.
Nunca desechemos lo bueno que la vida nos propone.



20 noviembre 2019

ESTUDIAR.

Cuando yo era peque√Īo y andaba por esos institutos de Dios intentando terminar un bachillerato para poder entrar en la Universidad; me preguntaba, y no ten√≠a claro a qu√© dedicarme en la vida; me cuestionaba una y mil veces qu√© estudiar que fuera de provecho y me permitiera vivir mi vida.
Al final decid√≠ presentarme a los ex√°menes para botones en un Banco y han sido 40 a√Īos; me dec√≠an por aquellos a√Īos que hab√≠a carreras en las que nunca se terminaba de estudiar: Medicina, enfermer√≠a, magisterio, y algunas m√°s; pero yo en mis 40 a√Īos de profesi√≥n he estado continuamente estudiando; al principio para intentar subir escalones en el escalaf√≥n bancario y despu√©s para prepararse la cantidad de productos que ten√≠amos que vender y que eran desconocidos para todos.
Uno de mis jefes, Germán, muy inteligente por cierto, estudiaba todo lo que entraba en el día a día; a veces le preguntaba cómo se hacía esto o aquello, y el me respondía:
-Cógete la normativa, buscas el capítulo, lo estudias, e intentas hacerlo; si después de un plazo prudente no das con la tecla, me lo dices.
No hay mejor forma de aprender una cosa que tenerla que estudiar.
Con la vorágine del internet, los ordenadores, los móviles, todos estamos en un continuo aprendizaje, y si no estudiamos para ello, seremos unos ineptos.
Como dir√≠a el fil√≥sofo, pol√≠tico, orador, y escritor romano Lucio Anneo S√ČNECA:
"Estudia, no para saber una cosa m√°s, sino para saberla mejor"
Seguro que mi buen amigo y compa√Īero Germ√°n, habr√≠a le√≠do a S√©neca y aplicaba perfectamente sus ense√Īanzas.
Pero ahora mismo, lo m√°s importante que tendr√≠amos que estudiar es c√≥mo comportarnos honradamente, c√≥mo conducirse sin hacer da√Īo, c√≥mo proceder educadamente; ¡Co√Īo, actuar como deber√≠a actuar una persona normal!
Lo otro es una putada.

AMORES Y AMOR√ćOS.

Paseando a solas el otro día por el barrio de Santa Genoveva, me fijé en el nombre de la calle por la que pasaba para no equivocarme a la vuelta, cosa que me suele pasar a menudo por mis defectos en la vista. Me suelo fijar por donde voy y hago fotos del nombre de la calle, sobre todo cuando llegamos en coche y quien me lleva lo deja aparcado en esa vía.
Esta calle tiene un nombre curiosísimo, tan curioso que incluye en el nombre de la calle dos vocablos parecidos pero completamente diferentes.
La más antigua raíz de amor (amma) proviene del indoeuropeo primitivo y significa: madre; y también tienen ahí su raíz: amigo, amistad.
El amor es un sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro con otro ser.
Es el sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, nos alegra y nos da energía para convivir, comunicarnos y crear.
Los amoríos son, o se consideran, relaciones amorosas superficiales y pasajeras, también son unos enamoramientos transitorios; antiguamente se relacionaba más con la amistad.
El amor es una palabra grande, con la que se nos llena la boca cuando la pronunciamos, pero que lamentablemente muchas veces, muchas, son amoríos.
El amor es un sentimiento que te hace grande si lo recibes pero enorme si lo das.
¡Hay tanto amor que dar!
¡Hay tantas personas necesitadas de nuestro amor!
¿Ser√≠a posible destilar hacia fuera de nosotros, aunque solo fuera un poquito de amor?
¿Se podr√≠a dar un beso, una caricia, ayudar a cruzar la calle, colaborar con el necesitado, liberarnos de prejuicios y amar sin frontera?
Pero con un amor s√≥lido, no con un amor√≠o caduco, con ese amor que hace de pilar de nuestra vida; ¡Cu√°ntas cosas se evitar√≠an s√≥lo con un poco de amor!


MARGARITA SALAS.

Margarita Salas Falgueras nació en 1938 en plena guerra civil, licenciada en ciencias químicas por la Universidad complutense de Madrid.
Fue discípula de Severo Ochoa (premio nobel de fisiología y medicina) trabajando con el en EEUU donde Severo adquirió la nacionalidad estadounidense en 1956.
Trabaj√≥ tambi√©n con Alberto Solis y Eladio Vi√Īuela.
Inici√≥ el desarrollo de biolog√≠a molecular en Espa√Īa, y fue profesora de CSIC; acad√©mica de la RAE y primera mujer en recibir La Medalla Echegaray otorgada por la academia de ciencias solo entregada catorce veces en 100 a√Īos de historia.
Asturiana e hija de médico, nos dejó en la primera semana del mes de noviembre, tiene más de trescientas cincuenta publicaciones en periódicos y revistas, tiene veinticuatro trofeos, medallas, reconocimientos y uno de ellos muy curioso y que me ha llamado la atención: Fue ganadora del MMX trofeo local de petanca en 2012.
Doctora honoris causa de la universidad Juan Carlos I, de Oviedo, de Extremadura, de Murcia, de la Politécnica de Madrid, de Jaen, de Cádiz, de Málaga, de la UNED, de la internacional Menéndez Pelayo y de la de Burgos.
Su mayor logro cient√≠fico fue la determinaci√≥n de la direccionalidad de la lectura de la informaci√≥n gen√©tica y el descubrimiento y caracterizaci√≥n de la ADN polimerasa del fago ő¶29, que tiene m√ļltiples aplicaciones biotecnol√≥gicas.
Cuando uno y una de los lectores que a menudo me comentan, me hicieron hincapi√© que hablara de ella, no sab√≠a mucho de esta se√Īora.
Hoy, al igual que espero de vosotros/as, he aprendido quién fue una de las mujeres científicas más grandes de la historia de este país.
Lo lamentable, es que para hacerse grande, tuvo que marcharse a Estados Unidos de 1963 a 1967 para trabajar como investigadora en la Universidad de Nueva York.
Abanderada de la inteligencia, portaestandarte de la investigaci√≥n en femenino, y palad√≠n de la ciencia. ¿O habr√≠a que decir paladina? 
A mujeres de este calibre un sinfín de hombres no le llegarían ni al tobillo, no fue feminista, más bien "FEMINOTA", grande Margarita Salas 1ª marquesa de Canero, pueblo donde nació el 30 de noviembre de 1938.
¡Chapeau doctora Salas, que la tierra le sea leve!




INSTRUIR..

Una amiga subió la historia hace poco, pero ya tenía escrita la reflexión.
¡Es tan dif√≠cil instruir!
Es muy dif√≠cil ser un buen maestro, es demasiado complicado, aunque a muchos les parezca muy f√°cil, porque tienen tres meses de vacaciones, m√°s navidades, m√°s Semana Santa, ¡Ja!
Como comenté el otro día del que un día fue mi jefe, hay que ser muy bueno para instruir, tener claro como tratar al instruido, y sobre todo respetarlo.
El prepotente, el "listo", el que lleva siempre grabado en el cuello de la camina la palabra "inteligente", si no respeta, nunca instruir√°.
El violento, el airado, el que se cree en posesión de la verdad, el infalible, el pretencioso, el presuntuoso, esos tampoco instruirán.
Ense√Īar como dije el otro d√≠a, es guiar, es indicar el camino y corregir los errores que en el camino de la instrucci√≥n nos aparecer√°n d√≠a a d√≠a, hora a hora.
Y ahí, en la corrección del camino equivocado, en la enmienda del comportamiento erróneo, en la rectificación de los caminos adoptados es donde está el secreto de la cuestión.
"Si para corregir, necesitas humillar, nunca sabr√°s instruir"
Los y las que van por el mundo humillando deberían leerse este relato de autor anónimo que no tiene desperdicio.


Un anciano conoce a un joven que le pregunta:

-¿Se acuerda de m√≠?
Y el anciano dice que no. Entonces el joven le dice que fue su alumno. Y el profesor le preguntó:
-¿Qu√© est√°s haciendo?
-Soy profesor.
-Ah que bueno, como yo.
-Si me convertí en maestro porque usted me inspiró a ser también como usted.
El anciano le pregunta al chico cuándo lo inspiró a ser maestro. Y el alumno le cuenta la historia:
-Un día, un amigo mío, también estudiante, llegó con un hermoso reloj nuevo, y decidí que lo quería para mí y lo robé, lo saqué de su bolsillo. Poco después, mi amigo notó el robo y se quejó a usted maestro. Entonces se dirigió a la clase:
-El reloj de un compa√Īero suyo ha sido robado. ¨Quien lo rob√≥ que lo devuelva.
No lo devolví porque no quería hacerlo. Luego cerró usted la puerta y le dijo a todos que se pusieran en pie que iría uno por uno para buscar en los bolsillo de todos hasta encontrar el reloj. Pero les dijo a todos que cerraran los ojos, que haría esto con los estudiantes a ciegas.
Todos cerraron los ojos y usted fue de bolsillo en bolsillo, y cuando llegó al mío encontró en reloj y lo cogió. Continuó usted buscando en todos, y cuando terminó, dijo:
"Abran los ojos. Ya tenemos el reloj"
-No me dijo usted nada. Nunca mencionó el episodio. Nunca dijo quién había robado e nadie.
Y ese día usted salvó mi dignidad para siempre, fue el día más vergonzoso de mi vida. Pero también fue el día que mi dignidad se salvó de no convertirme en un ladrón, mala persona, etc. Nunca dijo nada. Me dio una gran lección de moral. Y recibí el mensaje.
Y entend√≠ que esto es lo debe hacer un verdadero educador, ¿se acuerda usted de ese episodio, maestro?
Y el profesor respondió:
-Recuerdo la situación, el reloj robado, busqué en todos, etc. Pero no te recordaba porque yo también cerré los ojos mientras buscaba.

18 noviembre 2019

EL JUEGO DEL TETRIS.

El "tetris" es un video juego de puzzle originalmente dise√Īado y programado por Aleks√©i P√°zhitnov en la extinta Uni√≥n sovi√©tica.
Fue lanzado al mercado el 6 de junio de 1984, mientras trabajaba para el centro de computaci√≥n Dorodnistsyn de la Academia de ciencias de la Uni√≥n sovi√©tica en Mosc√ļ.
El nombre proviene del prefijo griego "tetra" (cuatro; todas las piezas del juego est√°n compuestas de cuatro trozos) y de "tenis"  (deporte favorito de P√°zhitnov).
El Tetris se juega con los "tetromin√≥s"  cuatro elementos de los "poliomin√≥s (utilizados en rompecabezas populares desde 1905.
Y el juego, si no hab√©is jugado nunca, consiste en encajar piezas con piezas, unas con otras, cuando completas una l√≠nea esta desaparece, y siguen cayendo "tetromin√≥s", y cuando no completas la l√≠nea porque no eres capaz de casar la estructura, estos se van api√Īando unos sobre otros, hasta que el rimero llega a la parte de arriba de la pantalla del juego, y entonces es cuando aparece la c√©lebre frase americana de los v√≠deo juegos; GAME OVER.
Viendo como caen las piezas, contemplando como haces todo lo posible por encajarlas en la línea, observando como los errores se van acumulando sin solución, hasta llegar a rebosar la pantalla por la parte de arriba, que es cuando muere el juego, se me asemeja en demasía a la vida misma.
La vida es como un juego de "tetris", las cosas que haces bien desaparecen, y los errores se te van acumulando hasta que pierdes.
Porque perder, siempre vas a perder. Entonces...
¿D√≥nde se apuntan las cosas que haces bien y que casi nadie recuerda?
¿A d√≥nde est√°n?
Pues sencillamente en el "Level" (Nivel) y en el "Score" (Puntuación), ahí es donde mirarán a la hora de juzgar cómo ha sido nuestra partida de "Tetris".

LA PERFECCI√ďN.

La palabra perfección proviene de la unión de tres partes latinas, a saber:
"Per"  Llegar hasta el final.
"Fec"  Disponer, poner, arreglar, hacer.
"Ción" Acción y efecto.
Por lo tanto, perfección sería: Acción y efecto de llegar hasta el final en disponer, poner, arreglar o hacer.
Todos quieren la perfecci√≥n, el deportista quiere ser perfecto, hacer las cosas perfectamente; el trabajador, el buen trabajador, quiere ser perfecto en su laborar diario, el padre y la madre quieren ser perfectos, y todos se afanan, todos y todas se preocupan de ello,  pero casi siempre, por no decir siempre, en algo, o en mucho nos equivocamos.
Ser un frangollo, ser un mal profesional, un dejado, una persona que no atiende a sus obligaciones es una "desperfección" (perdón por el "palabro").
Yo estoy convencido de que la perfección no existe, el o la que diga que es perfecto, o que esta cosa u otra le ha salido perfecto, es un o una fantasma.
No obstante, los que creemos que hay que hacer las cosas bien, los que somos conscientes que haciendo las cosas lo mejor posible, es m√°s f√°cil o ser√° m√°s f√°cil la convivencia entre todos.
El pasado viernes, viendo el nuevo programa de Cana Sur que sustituye al de los ni√Īos de Juan y medio, TIERRA DE TALENTOS, que presenta el genial Manu S√°nchez, escuch√© de boca del bar√≠tono Carlos √Ālvarez, a la saz√≥n uno de los jueces del programa de talentos, la mejor definici√≥n de perfecci√≥n que m√°s abajo detallo:
"La perfección no existe, pero perseverando para conseguirla llegaremos a la excelencia"
Esa excelencia no determina ning√ļn cargo,sino ser excelso en lo que hagas.
Si fu√©ramos un poco m√°s excelentes en nuestra vida diaria a este pu√Īetero mundo le ir√≠a much√≠simo mejor.


16 noviembre 2019

UN POCO M√ĀS POBRES.

Ayer de casualidad, buscando la pel√≠cula sobre la vida de Juan Pablo I (de nombre secular Albino Luciani);  263 Papa de la Iglesia cat√≥lica desde 26-08-1978 hasta 28-09-1978; solo 33 d√≠as, la edad con la que te√≥ricamente muri√≥ Cristo, ¿coincidencia?.
Como decía, estaba buscando esa película cuando me apareció un reportaje sobre el Papa actual, Jorge Mario Bergoglio, o como lo conocemos, el Papa Francisco.
Habló de muchas cosas, pero una de las que más me llamó la atención fue la que da título a esta entrada.
"Tenemos que acostumbrarnos a ser un poco m√°s pobres"
Y aparte de el significado cristiano que pueda tener esta frase, en la que se nos conmina a gastar menos en nosotros para poder compartir con los que menos tienen; también, a nuestro pesar, deberíamos de tomar al pie de la letra lo que dice la frase, si no lo hemos hecho ya.
Desde que entramos en el "timo" del Euro, el 1 de enero de 2002, cada día que ha pasado desde entonces hemos sido más pobres; los precios se han duplicado, triplicado, cuadruplicado o "atomarporculoplicado"; todo lo necesario para vivir, para disfrutar, para vestirse: electricidad, agua, comida, bebida; una espiral inversa, que como he citado antes, mientras más tiempo pasa, más pobres vamos siendo.
Y lo peor est√° por venir, con esos sueldos de mierda en los que navegan cientos de miles, millones de espa√Īolitos, con los que no van a tener sino para acostumbrase a ser un poco m√°s pobres.

ABRAZOS.

Palabra latina ad(rodear) y braccium(brazos) literalmente rodear con los brazos.
Los hay de muchos tipos, en particular voy a hablar hoy de varios tipos.
-El abrazo cl√°sico:
Se rodea el cuerpo del abrazado con ambos brazos, colocando las cabezas una al lado de otra; se utilizan mucho en las despedidas o en las bienvenidas, y también en el sexo y el amor.
-El abrazo de baile:
Utilizado para bailar lo que en mis tiempos era (el agarrao), canciones rom√°nticas y de amor.
- El abrazo visual:
Frente a frente, sin contacto con miradas de uno a otra.
-El abrazo de compa√Īerismo:
Normalmente se utiliza la mano izquierda para tocar la espalda del interlocutor mientras se estrecha la mano derecha.
-El abrazo asimétrico:
Uno sentado y el otro de pie, tiene connotaciones íntimas y sexuales.
-El abrazo lateral:
Rodear a una persona con un brazo mientras nos situamos a su lado y miramos en la misma dirección.
-El abrazo distante:
Ambas personas deben inclinarse mucho hacia adelante para poderse abrazar.
-El abrazo violento:
Abrazo con sensación de incomodidad, ya que uno de los dos no hace lo mismo, no se implica con el mismo grado de complicidad.
Y una variante del abrazo cl√°sico...
-El abrazo cl√°sico armado:
Ese que funciona igual que el abrazo cl√°sico citado anteriormente pero uno de los dos tiene un arma blanca imaginaria en una mano y se la clava al que abraza por la espalda.
Y por √ļltimo el abrazo reparador, el que deber√≠amos repartir a menudo por la calle, a todo el que le haga falta; esa abrazo cura enfermedades, anima de depresiones, y hace sentir mejor a quien lo recibe.
"Alg√ļn d√≠a alguien te abrazar√° tan fuerte que todas tus partes rotas se unir√°n de nuevo, te recompondr√°s de tus pesares, y tus penas se volatizar√°n volviendo a sonre√≠r"
Que así sea.

SERVICIO A LOS DEM√ĀS.

Algunas personas tienen, o tenemos, por costumbre subir a las redes sociales mensajes de despertar de la conciencia de los que nos leen; hay religiosos, jóvenes, mayores, políticos, que escriben que su labor es estar al servicio de los demás, servirlos, pero después, cuando realmente llega la hora, poco y pocas son los que contribuyen a ello. Y no me refiero a contribuir con dinero, me refiero a servir de otras muchas formas.
Servir de enfermero de almas escuchando a los que necesitan habar para desahogarse de esa losa tremenda que le aprisiona la cabeza con su depresión o ansiedad.
Servir de confesor a los que no est√°n bien y sienten que necesitan un consejo.
Servir de cuidador de los que necesitan cuidados físicos.
Servir de abogado, de asesor financiero, de cocinero, servir a quien nos necesite; y si eres político ya sabes que te eligieron para servir al pueblo, nunca para servirte del pueblo.
Y c√≥mo no, servir como abuelo/a, padre o madre, servir como hijo, no de hijo, servir como pareja, como compa√Īero de trabajo, servir como amigo, no servirte de amigos.
Hay una frase preciosa que resume enteramente la palabra servir, pero servir como, no servir de, ni servirse de:
" El servir a los dem√°s es el alquiler que pagas por un hueco en el cielo"
Ni m√°s ni menos.

SE MET√ČIS EN "TOS LADOS"

El otro d√≠a sali√≥ en televisi√≥n una familia de ocupas con cuatro chiquillos que por lo visto era ya la tercera o cuarta casa que ocupaban, y me qued√© (como dec√≠a Lopera) ¡Sorprendido!
Una amiga, una muy querida amiga, est√° ahora mismo embolada en la venta de su casa y posterior compra de un piso y me pregunta, y me pregunta, y le piden, y le vuelven a pedir...
Que si la idoneidad, que si el certificado energético, que si la escritura de titularidad, que si la plusvalía, que si la tasación, que si el dinero para la inmobiliaria que gestiona, que si el cambio del contrato de la luz, que si la mutación del contrato del agua, que si el empadronamiento, que si el ambulatorio porque si no no te antienden, y un sinfín de cosas más, y yo me pregunto:
-¿Si una casa o piso tiene la electricidad cortada y el agua cortada desde hace a√Īos los ocupas como se alumbran?
¿D√≥nde guardan la comida?
¿Con qu√© agua cocinan?
¿Con qu√© agua se lavan?
Y solamente hablo de las cosas más básicas, porque de ver la televisión, de cargar un móvil, o de planchar ni lo comento.
Esta familia que ha estado en cuatro casas diferentes de ocupas, estoy seguro que se han metido en "to" los lados menos en la ba√Īera.
A ver...
Me lo voy a tomar con un poco de humor, aunque la cosa no tiene ni pu√Īetera gracia para el que se encuentra su casa ocupada, y no puede acceder a ella, y adem√°s dejado de la mano de Dios.

MAMOTRETO.

Este vocablo también proviene del griego/latín "mammothreptus" y para todos nosotros normalmente y hasta que yo recuerde significa una cosa grande, muy grande.
Un mamotreto de coche, o un mamotreto de mueble, o de casa, en fin cómo diría el filósofo, "cienes y cienes" de mamotretos.
Cosa grande, armatoste, legajo grande de cosas, pero lo m√°s esencial es el significado literal de la palabra griega y romana:
"Ni√Īo criado por su abuela"
Y de ah√≠, gordinfl√≥n, abultado, por la creencia popular de que las abuelas cr√≠an ni√Īos gordos.
Las abuelas...
¡Ay las abuelas!
Si hace bastantes a√Īos ten√≠an una relevancia extrema, sobre todo cuando faltaba la madre (casa harto frecuente antiguamente), las abuelas alimentaban, vest√≠an, lavaban, peinaban, llevaban al colegio, y compraban lo necesario a los nietos, hasta que m√°s bien o m√°s mal los sacaban siempre adelante.
Hoy los abuelos y abuelas, muchos y muchas, también crían a los nietos, y los crían por muchos motivos:
Los padres trabajan, la madre est√° separada y se ha ido a vivir con los abuelos, la madre y el padre est√°n parados y viven en casa de los abuelos con los ni√Īos; creo que hay una medida desproporcionada en desentenderse de los hijos en, tanto en cuanto, se encarguen los abuelos/as.
Lo que no deberían de hacer esos abuelos, es que, cuando van a manifestarse para que el estado les pague pensiones más dignas, protestar porque con lo que cobran de pensión no tienen bastante para ellos, los abuelos, su hija y los nietos que están en casa; eso es imposible de sostener; ya es imposible con lo que se cobra.
En fin, un mamotreto de cosas que pedimos diariamente. Ufff.

06 noviembre 2019

ME PREOCUPO POR T√ć.

Me preocupo por ti querido amigo (F) por la lucha que acabas de empezar, para que tengas la capacidad y la suerte de salir adelante, y con eso me preocupo también por mí.
Me preocupo por ti querida amiga (MC) por la lucha en la que estás, espero que llegue a buen puerto, igualmente me preocupo por mí.
Me preocupo por ti querida amiga (P) por esa nube depresiva que te enturbia la mente pesándote como una losa y que a veces no te deja levantarte ni de la cama, y por eso también me preocupo por mí.
Me preocupo por los y las que me leen a diario, por los y las que me comentan alguna cita, por los y las que me aprecian, y con ello me preocupo por mí.
Me preocupo por ti mamá, por tus sufridos días, por el tiempo que me quedará tenerte a mi lado, y por ello me preocupo también por mí.
Me preocupo por vosotros hijos, por vuestro futuro, por vuestras dolencias, por vuestros pesares, por vuestras enfermedades, y con ello me preocupo también por mí.
Me preocupo por ti compa√Īero/a, engullida/o ahora mismo por esa vor√°gine en la que te encuentras embutido/a cada ma√Īana cuando llegas al trabajo, por la desconsideraci√≥n a tu labor, con ello tambi√©n me preocupo por m√≠.
Me preocupo por ti, dirigente de mi ciudad, de mi provincia, de mi comunidad, de mi país, de Europa, del mundo; me preocupo por tu indiferencia hacia los pobres de verdad, los hambrientos de verdad, los perseguidos de verdad, los presos políticos de verdad, los torturados de verdad, me preocupo para también preocuparme por mí.
Me preocupo por el futuro que estamos construyendo, me preocupo por la naturaleza, el aire, los hielos y los cielos, con ello también me preocupo por mí.
Me preocupo por donde vivo, por con quien vivo, por con quien me tomo una cerveza, o canto una "coplilla", por mis amigos y mi familia, y por ende me preocupo por mi.
Me preocupo por ti cari√Īo, en ello est√° mi vida, y asimismo me estoy preocupando por m√≠.
Cuando te preocupas por los dem√°s, inconscientemente te preocupas por ti mismo, porque lo que hagas por otros a su vez inferir√° en tu vida. ¿O no?


PEQUE√ĎAS MENTIRAS.

Los ni√Īos vienen de Par√≠s, los Reyes Magos traen regalos a todos el d√≠a de Reyes, Pap√° Noel en navidades trae regalos tambi√©n, el Ratoncito P√©rez cuando se te cae un diente se lo lleva y te deja un regalo, etc....
Como estas, hemos contado a nuestros hijos, igual que nos contaron a nosotros miles de peque√Īas mentiras, o mentirijillas.
Tomarte una cervecita cuando terminas de trabajar y llegar a casa diciendo que un cliente te hab√≠a entretenido m√°s tiempo del necesario haciendo que salieras tarde, tambi√©n es muy com√ļn.
No, yo no he fumado, la ropa huele porque una que hablaba conmigo me echó el humo, esto dicho con olor a chicle de menta en la boca.
Y al final es, como el que empieza robando calderilla en casa, o en el trabajo; y cuando se acostumbra a robar, cada vez lo hace m√°s veces y en mayor cantidad.
Se empieza con peque√Īas mentiras, y cuando tu hijo te dice:
Me dijiste que si me tragaba un chicle se me pegar√≠a en las tripas; ¿Porqu√© me mentiste?
Y entonces...
Cuando descubres que alguien te miente, cuando te das cuenta que te han enga√Īado, cuando notas que lo que te cuentan tiene un leve, o un gran "tufillo" a "rollo macabeo" empiezan tus dudas.
El otro d√≠a, en un an√°lisis del debate a cinco antes de la elecciones hecho por Antena 3, detallaban las mentiras que hab√≠an pronunciado todos los candidatos, los cinco mintieron en alg√ļn momento del debate.
No nos damos cuenta de lo que ensucian nuestra alma las mentiras que nos endilgan, aunque sean peque√Īas.

"Una gota de mentira puede contaminar un mar de confianzas".

AMBICIONES.

La ambici√≥n es uno de los venenos m√°s ponzo√Īosos que ensucian nuestra existencia; a parte de ser una enorme estupidez pues por mucho que acumules nada te vas a poder llevar, incluso esa finca del de Ubrique con ese nombre, m√°s tarde o m√°s temprano cambiar√° de manos, nada es eterno.
Los grandes ambiciosos de la historia, quiz√° lo √ļnico que pueden dejar en el recuerdo es una tumba m√°s grande, m√°s hermosa, mejor adornada, pero al fin y a la postre son un mot√≥n de huesos sin vida, aunque est√©n en un cofre de oro.
Dejemos a los muertos en paz y volvemos a las ambiciones.
La ambición, ni podréis imaginar de donde procede, ni lo que etimológicamente significa; ambición, es un préstamo del latín en el siglo XV, (ambitio, ambitionis), compuesto por ambi-(alrededor) e -itio (vuelta).
Significa "rodeo, merodeo, ir de un lado a otro como acechando a una posible presa, y enseguida se aplic√≥ al ajetreo y merodeo de quien busca o pretende algo. 
Originalmente significó en política: "Vuelta de los candidatos para conseguir votos"
O sea, que lo que se hace en campa√Īa electoral es literalmente ambicionar, pero ya hoy en d√≠a no solo se ambicionan votos, se ambiciona todo lo que conlleva conseguir una gran cantidad de votos.
Pero sigo diciendo y afirmando que la ambición, tal cual la entendemos nosotros o tal cual lo indica su etimología, no es buena, lo dicen varios refranes, y uno de los mandatarios más ambiciosos que hubo en el mundo también lo dejó escrito en esta frase...
La ambición jamás se detiene, ni siquiera en la cima de la grandeza. (Napoleón Bonaparte)
Pero hay una cosa en la que no estoy de acuerdo con el Sr. Bonaparte, la ambici√≥n no se detiene, pero si la detienen, sobre todo esa chica, esa morenita, delgada, vestida de negro y que lleva en la mano una guada√Īa que lo corta todo, incluso la vida.

PAPEL DE CALCO.

Cada vez me sorprenden más desagradablemente los discursos políticos, me aburren y me enervan en muchas ocasiones.
Todos prometen el oro y el moro, todos, y digo bien todos, ofrecen cosas, beneficios, y dinero sin saber ninguno de ellos de dónde van a sacar los euros necesarios para hacerlo.
Yo puedo prometer que voy a subir las pensiones un 25% (¿De d√≥nde?)
Puedo prometer que el salario m√≠nimo lo voy a subir a 1.500 € (¿De d√≥nde?)
Voy a bajar los impuestos (¿Hasta d√≥nde?)
En fin, como en todas las campa√Īas electorales, ¡Bla, bla, bla,! ¡Paroles!
¡Vamos a ser realistas de una vez! ¡Y por favor, listos!
¿Cuando est√°bamos en el colegio, en un examen importante, y no ten√≠amos ni idea de como empezar a plantear el problema que nos ocupaba, no mir√°bamos al de al lada a ver si pod√≠amos copiarle algo?
¡Co√Īo, pues lo mismo!
En Austria, por ejemplo, la vivienda la gestiona el Ayuntamiento, no a lugar la especulación inmobiliaria, se hacen viviendas de uno, dos, tres o cuatro dormitorios, con servicios incorporados para que todo el mundo pueda acceder a una vivienda digna en cualquier parte de la ciudad, así se evitan los barrios "ricos" y los barrios marginales.
Y lo de Suecia con los diputados del parlamento es la reoca...
Al lado del congreso de los diputados (Riksdag) hay un bloque con 350 apartamentos, uno m√°s que los diputados que lo integran; compuesto de una habitaci√≥n, una peque√Īa cocina, una sala con Tv y una mesa de despacho, conexiones a internet y tel√©fono; en los s√≥tanos lavander√≠a y cafeter√≠a y un t√ļnel que conduce a los diputados hasta el congreso sin tener que usar ni coche oficial, ni escolta, ni pagar alquiler, ni esto ni lo otro.
Ellos se lavan su "ropita", ellos se hacen su "comidita" y van "andandito" a su trabajo.
Si somos torpes y no tenemos capacidad para corregir los desmanes y solventar los problemas que nos acucian, por lo menos que tengamos la inteligencia de copiar lo que funcione bien. Como diría mi admirado filósofo Bruce Lee, con el agua:
"Be water my friend", (Se agua amigo m√≠o) para que te puedas acoplar a todo, copia lo que bien funcione para que te rule a t√≠. 
"Be tracing paper, spanish politician "(Se papel de calco, pol√≠tico espa√Īol).

GRANDES MURALLAS.

El otro día vi un chiste gráfico muy "simpático" en el que un matrimonio en la cama, tenía en medio de ella separándolos una malla metálica como las de los campos de concentración, creo que no se querían ni rozar.
Se me vinieron a la memoria esos campos que tan bien describió mi amigo Andrés Pérez Domínguez en su genial libro: el Violinista de Mauthausen, el muro de Berlín, la gran muralla china, la muralla árabe de mi querido barrio de San Pedro de mi ciudad; todas las murallas, todas las vallas, todas las alambradas parten una tierra, y separan.
El genial Nino Bravo, en su canción "libre", describe a las mil maravillas lo que es una frontera amurallada, lo que se siente al cruzarla, y lo que te puede conllevar.
Incluso la muralla que separa esta vida de la que viviremos una vez abandonada esta, es una pared sin retorno, un muro que separa nuestro yo de aquí, malo, engreído, envidioso, de nuestro yo de allá, ser de luz sin complejos ni ataduras.
Lo primero que se construía cuando se conquistaba un territorio era una muralla, bien fuera de palos, de caliza, de piedra para que los enemigos, que a la postre eran los que anteriormente habitaban en ese territorio, no pudieran acceder a su antigua tierra.
Es de enemigos, no de amigos, que las ciudades aprendan la lección de construir murallas altas para preservarse.
Una de las frases que m√°s me impacto fue esta de Luis Alberto Spinetta (el flaco), multif√°cetico artista argentino:
"Despu√©s de todo t√ļ eres la √ļnica muralla, si no te saltas a t√≠ mismo, nunca dar√°s un solo paso"
Es hora ya de derribar las murallas, especialmente las nuestras, las que amurallan nuestro corazón.

FRACASOS.

Todos nos sentimos acechados por su sombra, la mayoría tememos su presencia en nuestras vidas porque eso significa que no hemos conseguido lo que buscábamos, por lo que luchábamos.
Recuerdo una entrevista televisiva a mi amigo y torero Juan Antonio Ruiz "Espartaco", en la que hablaba de su vida personal y profesional en la que comentaba que cuando se estaba vistiendo de torero, lo que más le preocupaba, lo que más miedo le daba, por lo que más respeto tenía era al fracaso.
Ya con la entrevista avanzada confesó que donde sí había fracasado sin remisión era en su matrimonio...
-Yo me casé para formar una familia, para criar a unos hijos, para envejecer juntos y he fracasado; o quizá hemos fracasado, debería haber dicho.
Todo el que intenta algo puede tener el yin y el yang, el triunfo o el fracaso, la gloria o el infierno.
Pero lo que si debemos de tener presente es que un fracaso no significa que todo se acabe; en cualquier aspecto de la vida, en el colegio, en la vida laboral, en la vida social, en la vida amorosa, como padres, como hijos, todo fracaso tiene una oportunidad de resarcirse si uno, o una, así lo desea.
Quien tenga la osadía de aseverar que nunca ha fracasado, o no ha hecho jamás nada o es un mentiroso empedernido.
Cuando llegue el fracaso, que llegar√°, habr√° que revisar si un error nuestro ha sido el que nos ha llevado al el, intentar subsanarlo, e iniciar nuevos caminos, caminos en busca del triunfo y la felicidad.
Y recordad siempre que...
"Hasta los monos se caen de los √°rboles"
Y jam√°s dejan de subirse a ellos.

04 noviembre 2019

PARADOJAS DEL TRABAJO.


Tres millones cuatrocientos veintidós mil parados al 31 de marzo.
Los responsables pol√≠ticos de nuestro pa√≠s llevan a√Īos utilizando a los que sufren la lacra del paro como bola de tenis; unos se la lanzan a otros y otros se la lanzan a unos.
Pero ninguno pone el dedo en la llaga; ninguno, ni ninguna, profundiza en esa piscina cenagosa que es el desempleo.
Habría muchas cosas que discutir sobre este tema, pero lo esencial debería de ser que todo el mundo, trabaje o no trabaje, tenga un sueldo justo a fin de mes.
Partiendo de esta afirmación, nos podemos hacer algunas preguntas:
-¿Si hay tres millones y pico de parados, por qu√© se permiten las horas extras y la mayor√≠a de las veces no remuneradas?
Menos cotización a la seguridad social y puestos de trabajo que se podrían ocupar por otras personas.
-¿Por qu√© se permiten contratos a media jornada cuando en algunos trabajos no ser√≠a l√≥gico el cambio de turno a la mitad?
Seguimos con menos cotización a la seguridad social.
Trabajos en negro, muchas veces propiciados por los mismos trabajadores, que también influyen en la cotización a la seguridad social.
En fin, entre que todos los que están en la lista del paro no están realmente parados, entre que se hacen horas extras sin contratar a nadie, y mientras que haya jubilados y personas con invalidez que ocupen puestos de trabajo, quizá el paro no tenga nunca arreglo; podrían echar una "miradita" a Francia que está ahí al lado.