No obligues a nadie a quererte, mejor oblígalo a irse. Quien insista en quedarse, es quien realmente te quiere. Siempre seremos para alguien, la persona correcta que conocieron en el momento equivocado.

Seguidores

30 diciembre 2019

CIBER ESPACIO.

La voz proviene de la palabra griega "kyber"(timón, control) y ha servido para formar palabras relacionadas con el espacio virtual creado por medios informáticos.
Es un elemento radical que es usado en palabras compuestas:
Cibercafé, cibermética, cibermetización y el que da nombre a este capítulo, Ciberespacio, proviene directamente de cibernética, "kybernetike" (arte de la navegación)
Por lo que "ciberespacio"  es el arte de navegar por el espacio.
Pero si nos remitimos a la base de la palabra "kyber" nos damos cuenta que hasta en la formación de palabras relacionadas con la informática nos indican qué va a pasar con nuestros datos, nuestras fotos, nuestras conversaciones, nuestras opiniones, nuestros credos; que en el ciberespacio se podrá timonear, controlar, dirigir a todos los y las que estamos dentro de las redes sociales.
Fake news (noticias falsas), falsos rumores, miedos colectivos, movimientos importantes de masas económicas con solo un clic y una inoculación adecuada en el ciberespacio.
El ciberespacio, es como he dicho anteriormente el arte de la navegaci√≥n por el espacio virtual, pero no con nuestro control,  no con nuestro tim√≥n; nosotros no somos due√Īos de nada de lo que subimos al ciberespacio, ni siquiera de nuestras ideas; (hay algunos programas que son capaces de indicar las ideas de cada uno o cada una seg√ļn lo que suba, hable, diga, comparta o simplemente vea en internet.
¿Y creemos que realmente los esclavos s√≥lo eran los de las pir√°mides, los ilotas, o los hombres y mujeres de color que trabajaban en los sembrados de tabaco?
¿Y nosotros somos libres?
Ja, ja, ja, ja.


DOCE CAMPANADAS.

Cuando estamos delante del televisor intentado escuchar los cuartos, se espera que el a√Īo se acabe en segundos, jam√°s he escuchado los cuartos del reloj de la Puerta del Sol en un d√≠a que no sea el de Nochevieja.
Uvas peladas y sin pipas, tradición reciente, porque cuando yo era más joven, las uvas iban para adentro con todo, incluso en algunas ocasiones con el rabito, que no veas como raspaba en la garganta, porque más que comer las uvas las engullíamos, igual que ahora por cierto.
En esta noche, al igual que en Nochebuena, todos queremos acaparar a los nuestros, todos deseamos que haya las m√≠nimas sillas vac√≠as, ansiamos desear r√°pidamente a la gente que amamos: feliz a√Īo, y por eso las anhelamos tener al lado; pero eso, cada vez es m√°s improbable.
Aparte de los que ya se fueron y que no van a volver, están los que en un momento determinado (parejas, madre, padre, hijos, nietos) tienen que abandonar la cena de Nochevieja para atender a sus compromisos en otras cenas familiares, que así como nosotros, también los quieren acaparar, y es lo natural.
Cuando empiecen a sonar las campanadas rememorar√© de nuevo a Cabo Ca√Īaveral en el  despegue de uno de los tantos Apolos que partieron rumbo a la luna; la cuenta, en Nochevieja, en vez de como se hace: 1,2,3 y as√≠ sucesivamente hasta el 12, deber√≠a de ser al rev√©s: 12-11-10 y as√≠ hasta cero dando lugar al despegue del a√Īo nuevo.
Es mucho m√°s bonito, alegre y agradable contar esperando un nacimiento que enumerar para que algo muera, ¿o no? ¿la cuenta en la lona del boxeador noqueado es as√≠ no? 1-2-3...
Quedan horas para despedir a 2019 y recibir a 2020; no s√© qu√© nos deparar√°; lo que si es cierto, es que el que lo viva, vivir√° un d√≠a m√°s, febrero llevar√° 29 d√≠as, 2020 es un a√Īo bisiesto.
Yo os deseo lo que Gigliola Cinquetti cantaba junto a Los Panchos:
-Salud, dinero y amor.
Decía...
"El que tenga estas tres cosas que le de gracias a Dios, 
pues con ellas uno vive libre de preocupación.
Por eso os pido que aprendáis el refrán de esta canción:
"El que tenga un amor que lo cuide, que lo cuide; la salud y la "platita" que no la tiren, que no la tiren"
En eso estamos.
12-11-10-9-8-7-6-5-4-3-2-1...¡Que teng√°is un buen a√Īo!. 






28 diciembre 2019

ESNOB.

Este es un vocablo ingles "snob" aceptado por la RAE en 1923 y que es una abreviatura de la frase latina "sine nobilitate" (sin título nobiliario), esta palabra aparecía al lado de algunos nombres en las listas de estudiantes de Oxford y Cambridge.
Para nosotros, para los de la calle, un esnob es un cursi, un afectado, un presumido o un pedante, bastante diferente a lo que quería significar en un principio; diferenciar a los nobles de los plebeyos.
¡Hay, hoy en d√≠a, tantos esnobs de medio pelo, o de pelo entero!
¡Hay tantos esnobs que aparentan ser plebeyos, pero que en sus cuentas corrientes son como los nobles antiguos de castillos y tropas!
¡Hay tantos esnobs que no saben escribir la O con el canuto de una ca√Īa, como dec√≠an cuando yo era peque√Īo, y ostentan cargos excesivamente bien remunerados!
¡Hay tanto esnob de gimnasio y depilaci√≥n, de "movilones" (grandes m√≥viles) e instagram, de ropa hortera cara y que lo gana regular!
¡Hay tanto esnob que pretende trabajar poco, ganar mucho y jubilarse joven!
¡Hay tanto esnob figurante!
Me vais a permitir que modifique la etimología y la amolde más a los tiempos que corren actualmente.
Yo no los llamaría "sine nobilitate" (sin título nobiliario), los apellidaría "sine nobilitas", (sin raza, sin nobleza) y seguiría siendo esnob.
El árbol de la gallardía, del buen hacer, de la prudencia, del coraje para trabajar, de los "cojo..." para salir adelante, está inmerso en el inicio de período de extinción importante; y si no ponemos medios para ello, se irá apagando lentamente hasta desaparecer, y entonces...

M√ĀSCARA.

La palabra máscara es un batiburrillo etimológico, nos llega del árabe "mashará" (payaso); y esta palabra proviene de "sakhira" (ridículo).
Pero directamente no nos llega desde el √°rabe, sino a trav√©s del catal√°n o provenzal "mascarar" y √©sta con influencia del italiano "machera"  de "masca" (bruja).
La palabra persona, puede provenir del griego "prosopon" (delante de la cara).
La relación entre máscara y persona tiene su origen en el teatro griego, en el que la máscara servía para identificar al "personaje" sirviendo además de bocina para ampliar el sonido de la voz.
Originalmente máscara y persona eran sinónimos, con el paso del tiempo y tras las modificaciones de las lenguas se han convertido en antónimos; la máscara es lo que oculta a la persona, la que oculta su personalidad.
Estamos viviendo unos tiempos enmascarados; no los tiempos, sino las mismas personas que los vivimos. est√°n enmascaradas.
Hay m√°s lobos que borregos, los lobos se han ido comiendo progresivamente a los corderos, quit√°ndoles la piel y ech√°ndosela a los lomos para parecer todav√≠a a√Īojos, pero ya con el alma de lobo.
Poco a poco, los lobos se van apropiando progresivamente de los estratos sociales: la economía, la política, la sociedad de consumo, y terminarán apropiándose la la vida misma.
Lo malo es que cuando se acaben los mansos y solo queden fieras con pieles blancas; ¿Se empezar√°n a comer entre ellos como ya est√° pasando?
¿Ceder√°n hasta tal punto para parecer borregos y recibir√°n un bocado en la yugular de los lobos?
No se lo que pueda pasar, lo que si es cierto es, que aunque el ternasco ense√Īe su "patita" blanqueada con harina por debajo de la puerta, si soplamos un poco veremos que es negra, negra de fiera.
¿Despu√©s, en el cuento, viene lo de las piedras no? 
Habr√° que empezar a quitar m√°scaras de una vez por todas.

27 diciembre 2019

LA BALANZA DEL CORAZ√ďN.

¡Ay si pudi√©ramos tener una peque√Īa balanza en nuestro coraz√≥n!
¡Ay si supi√©ramos utilizarla, aunque fuera imaginaria!
¡Cu√°nto sufrimiento nos ahorrar√≠amos!
Podr√≠amos poner en el platillo de esa balanza el trato con nuestros padres, el v√≠nculo con uno u otro amigo/a, el amor con nuestra pareja, la correspondencia con nuestros compa√Īeros de trabajo, la correlaci√≥n con nuestros hijos; sopesar todo antes de empezar, durante el desarrollo de la vida en com√ļn, y por supuesto antes de dar por cerrada una relaci√≥n. 
Y una vez pesado detalladamente todo, tomar la determinación pertinente.
Pero no, el corazón es apasionado, a veces airado, alocado, otras osado, y no tiene casi nunca que ver con el equilibrio; si bien las decisiones las toma el cerebro, el corazón es el que determina la pasión, y contra eso...
Todo lo que nos hacen queda marcado en nuestro coraz√≥n, heridas peque√Īas, m√°s grandes y enormes; y algunas, las pocas, infartantes.
Somos, inconscientemente, due√Īos del futuro de quien nos rodea en cualquiera de los estratos en los que te muevas: familia, padres, madres, hijos/as, pareja, amigos, compa√Īeros, vecinos, etc. Y como tales deber√≠amos ser un poco m√°s conscientes de ello.
Si yo tuviera esa balanza...
En un platillo de esa balanza colocaría mis odios, mis sufrimientos; y en el otro mis amores, mis goces...
Y he llegado a la conclusi√≥n de que si las cicatrices del coraz√≥n nos ense√Īan, las caricias tambi√©n.
Anoche se desbordó la balanza de lo bueno, no hay nada más gratificante que ver a un vástago superar etapas en la vida y hacerlo bien.
Enhorabuena a Jes√ļs y a su comparsa El Arenero.

EL SIESO.

¡Anda que el t√≠o ese no es sieso ni n√°!
Expresi√≥n muy com√ļn entre nosotros, los de aqu√≠ abajo, refiri√©ndonos a una persona desagradable, antip√°tica, desabrida (sabor√≠a), etc.
Esta acepción está en el diccionario de la RAE como segunda de la palabra "sieso"; la primera acepción creo que es todavía más desagradable...
-Sieso: Ano con la porción inferior del intestino grueso.
Esto si que suena fatal.
La lengua muchas veces acopla palabras a cosas o personas equilibrando los significados, las palabras homónimas.
¿O no?
Sería conveniente que fuéramos menos siesos, y dejáramos de "perfumar" a los que nos rodean con esa jeta y ese perfume de "mierda", y ser bastantes más agradables, aromando la cara y el alma de los que conviven con nosotros con la fragancia de la alegría y el buen hacer.
Como diría Louis Van Gaal:
¡Siempre positivo, nunca negativo! ¿O era al rev√©s? , Jejeje, creo que era al rev√©s, no me parec√≠a el se√Īor Van Gaal tan optimista.
Solo es necesario mover doce m√ļsculos para sonre√≠r, ¡Joder,! ¿Tanto trabajo no cuesta, no? 
A ver si de una vez por todas nos tomamos la vida como hemos de tom√°rnosla, si al final nos vamos a ir todos al "sieso" (o sea, a la mierda). 
Pues eso.


El espa√Īol es idioma, 
que, por rico es travieso
y parece gastar bromas:
¿Sabes a qu√© llama sieso?

SER UN L√ćDER, GOBERNAR.

"No es que el capitán ruegue a los marineros que se dejen gobernar por él, ni que los sabios acudan a las puertas de los ricos.
Al contrario, lo que es verdad por naturaleza es que quien est√° enfermo se vea obligado a acudir a las puertas de los m√©dicos y que todo el que necesite ser gobernado acuda a las puertas de quien tiene capacidad para gobernar; no, que el gobernante pida a los gobernados que se dejen gobernar, si verdaderamente les es de mejor provecho" (Plat√≥n, fil√≥sofo griego seguidor de S√≥crates y maestro de Arit√≥teles 427-347 antes de Cristo, La rep√ļblica libro VI)
Dos mil cuatrocientos a√Īos que tiene esta frase, y parece que es de hoy mismo, de las noticias de esta ma√Īana; ¿C√≥mo es posible que el ser humano sea tan imb√©cil?, ¿C√≥mo puede ser aceptable retirar la filosof√≠a de las aulas?, ¿Y la m√ļsica? ¿Quiz√° para hacernos m√°s burros, y por ende m√°s manejables si nos doman?
Hoy en día la política se basa en todo lo contrario a lo que escribía Platón, los gobernantes pidiendo el voto para que los gobernados le concedan la facultad de gobernar sin ni siquiera conocerlos.
El sistema político es un sistema piramidal invertido, y lo más sensato sería un sistema piramidal natural, y me explico.
Excluyamos a los partidos políticos y centrémonos en las personas, que al fin y a la postre eso somos, personas.
Entre los vecinos de la calle elijan al que crean mejor para gobernarlos, entre esos gobernantes de calles (en teoría los mejores) elijan al mejor alcalde y a los mejores concejales, todos ellos conocidos.
Entre los mejores alcaldes y concejales elijan a los representantes regionales (que tambi√©n ser√≠an los mejores y ser√°n conocidos); y entre estos elijan al gobierno de la naci√≥n, que a la postre ser√° tambi√©n conocido, sin nadie presentarse a nada, sin campa√Īas, sin rollos macabeos.
¡Creemos que eres el mejor y te pedimos que nos gobiernes!
Esto si sería una verdadera democracia (demo=pueblo, kratia=fuerza, poder)
Es muy difícil ser un líder, pero ya va siendo hora que los que se titulan como tales(que para todo hay que valer) de una vez por todas lo sean.
Pero también existen las utopías.

COTURNOS.

Los primeros zapatos que utilizaron los griegos eran una suela de madera, cuero o fibra textil atada a la pierna con una correa.
La "krepis",solo para los hombres libres, con leng√ľeta y tira tallada y con clavos en las suelas para los soldados.
Tambi√©n estaban los "embades", zapatillas "bisex" atadas con cordones.
Los ancianos usaban las "persikai" (¿por si cai?) es broma, originaria de Persia.
Los "embates" reforzados para montar a caballo.
Y después estaban los "coturnos" que son los más famosos y que, por mor del destino, todavía se ven en nuestros días; zapato cerrado con una suela de corteza de alcornoque(corcho) para dar grosor a las plataformas, algunos historiadores dicen que fue Esquilo quien lo empleó en la escena del teatro para dar mayor altura a los actores.
(Dixit José María Amat en el semanario Valle de Etna, foto incluida).
A todos nos gustan esos zapatos, no solo a los discípulos de Esquilo, todos queremos sobresalir por encima de los demás, mirarlos desde arriba, otear sus coronillas diciendo:
-¡Aqu√≠ arriba estoy yo, y vosotros ah√≠ abajo!
En casa con propios o agregados, en la calle, entre amigos, en el trabajo, en la política, todo el mundo querría calzarse unos "coturnos"para mirar al prójimo desde arriba, y desde arriba solo puede mirar Uno que mira desde el cielo.
Las drag queens, los utilizan para sus espect√°culos; y al igual que ellas, si el o la que est√° tan arriba pierde el control y el equilibrio, el trastazo es bastante m√°s importante que si tienes los zapatos a ras de suelo.
Lo que si es una tradici√≥n griega de fin de a√Īo es quemar los zapatos; hac√≠an una pila con zapatos viejos y usados, y les prend√≠an fuego para purificar los malos pasos andados; estos "coturnos" seguro que ard√≠an de p... madr...
El fuego purifica, regenera, y da opción a una nueva vida...
¡Of√ļ!


Coturno utilizado en escena, del museo del calzado.




26 diciembre 2019

INOCENTES.

Inocente, del lat√≠n "innocentis" (el que no perjudica); derivado de "nocere" (hacer da√Īo).
Del significado etimol√≥gico de "que no da√Īa", se ha pasado a "libre de culpa"  como consecuencia de no haber hecho ning√ļn da√Īo.
La matanza de los inocentes es un hecho del Nuevo Testamento con car√°cter singular; el √ļnico que lo relata es Mateo y tambi√©n aparece en "el evangelio ap√≥crifo de la infancia" de autor desconocido, no anteriores ambos al siglo VI.
Ambos textos cumplen con la profecía de Jeremías que decía...
«Un clamor se ha o√≠do en Ram√°, mucho llanto y lamento: es Raquel que llora a sus hijos, y no quiere consolarse, porque ya no existen.»
No solo los que te√≥ricamente perecieron el "28 de diciembre" son inocentes; hay varios conceptos m√°s de inocencia, a saber:
-Creer que nos va a resultar gratis la investidura del presidente del gobierno; inocente.
-Imaginar que con este ritmo de gasto p√ļblico va a haber dinero bastante para sanidad, educaci√≥n y pensiones; inocente.
-Fantasear que todo el mundo es como t√ļ: sincero, formal, leal, entregado a los tuyos, honrado, eso tambi√©n es de inocente.
-Figurarse que la felicidad consiste en tener mucho poder, mucho dinero; inocente, inocente.
-So√Īar con un mundo mejor libre en envidias, rencores, guerras, enfrentamientos, i n o c e n t e.
¿Y nos gusta dar inocentadas?
¿Nos damos cuenta cuan inocentes somos?
¿Nos percatamos de que los "nocentes" (los que hacen da√Īo) nos comen cada vez m√°s el terreno?
Si inocente significa todo esto...
¿A que viene darle tanto por saco a los inocentes?
¿Qu√© os han hecho los inocentes para que los maltrat√©is de esa forma?
Si el uno de noviembre es el d√≠a de todos los Santos, el d√≠a de hoy deber√≠a de ser el de los inocentes, los sin culpa, los confiados, los que se lo creen, y tambi√©n por a√Īadidura la conmemoraci√≥n de la matanza.
¡Seguid siendo inocentes!, ser inocente es tener el coraz√≥n puro.

24 diciembre 2019

EL L√ĀPIZ Y LA GOMA.

El otro d√≠a recordaba ese l√°piz que ten√≠amos de peque√Īos al que se le humedec√≠a la punta con la saliva y escrib√≠a en morado, cuando seco escrib√≠a en negro (o gris oscuro, vale), se le llamaba el l√°piz tinta.
Al grafito se empez√≥ a a√Īadirle arcilla para endurecer las puntas, y eso dio lugar a la graduaci√≥n de la dureza de los l√°pices; as√≠ mismo, sobre los a√Īos 50 a esa arcilla se le a√Īad√≠a un tinte, y era lo que consegu√≠a que el l√°piz al mojarlo escribiera como una pluma, evitando as√≠ los engorrosos tinteros en los pupitres.
Posteriormente llegó el lápiz con la goma de borrar incorporada...
El treinta de marzo de 1850 Hymen Lipman recibió la primera patente por pegar un borrador al extremo de un lápiz; en 1862 Lipman vendió su patente a Joseph Reckendorfer por 100.000 dólares, que a su vez se destinaron a demandar al fabricante Faber por infracción.
En 1875, el tribunal supremo de los Estados Unidos dictaminó contra Reckendorfer declarando la patente como inválida.
En el amor, en las relaciones de pareja, en la amistad, también se utiliza, o se debería utilizar el lápiz con goma de borrar incorporada; como se determina por su fisionomía tiene dos funciones, escribir y borrar, borrar y escribir, que al fin y a la postre es lo que todos necesitamos, algunas veces que nos escriban y otras, que nos borren lo mal escrito; lápices y gomas, gomas y lápices...
"Más si no puedes ser el lápiz perfecto para escribir la felicidad de alguien, sé la goma de borrar que elimine sus tristezas.

SUB-CAMPEONES.

En el pasado mundial femenino de balonmano celebrado entre los meses de noviembre y diciembre del pasado a√Īo, nuestra selecci√≥n conquist√≥ el sub-campeonato, un verdadero triunfo, demasiado poco valorado para los que quedan segundos.
Todav√≠a recuerdo cuando mi hijo y sus compa√Īeros, o sus compa√Īeros y mi hijo Fran, dirigidos por Javier, tuvieron la capacidad de vencer en el campeonato provincial de baloncesto juvenil en Sevilla; a√ļn tenemos este recuerdo agradable.
¿Los hubi√©ramos recordado igual si hubieran quedado sub-campeones?
Posiblemente sí, pero sin la misma trascendencia.
Hoy quiero abogar por los segundos, por lo que pierden en la gran final, por los que se llevan ese mal sabor de boca; un gran futbolista decía que prefería ser tercero a segundo, porque ser tercero significaba terminar la competición con una victoria, y ser sub-campeón conllevaba siempre una derrota.
Pero la otra noche, viendo la pel√≠cula "Campeones" de Javier Fesser 2018, cambi√≥ mi perspectiva de los segundos, con una frase de Mar√≠n, papel interpretado por Jes√ļs Vidal, premio Goya 2019 al mejor actor revelaci√≥n.
Cuando Marco Montes (Javier Gutiérrez) se lamentaba por haber perdido la final tristemente, Marín se acerca y le dice...
-¡Somos sub-campeones!!!!
-Eso, no somos campeones (decía Marco)
-No es tan malo ser sub-campeones, sub-campeón es más que campeón.
Marco se queda atónito mirando y Marín le contesta...
Sub-campe√≥n es m√°s que campe√≥n, lo mismo que submarino es m√°s que marino. ¿O no?
Siempre se aprende algo.

DOS ALMAS.

A veces me he preguntado por qué no podríamos tener dos almas con la capacidad de bloquear el acceso de nuestra mente a ellas.
Sería, quizás, buena idea poseer dos almas, una para almacenar las desilusiones, las tristezas, los dolores, las incomprensiones, las putadas, y toda clase de estropicios; y otra, las más placentera, en la que se atesoren las cosas buenas, los ratos bonitos, los buenos recuerdos, los beneficios que te hacen.
Ambas deber√≠an de tener un control de acceso directo para no tener que rememorar nunca las cosas que est√°n sumidas en el alma "de lo malo", y s√≠ en cambio, entrar en el alma "de lo bueno" cada vez que sea necesario. 
Pero hasta para eso, y cómo no en todo, el sumo hacedor fue impresionante, inconmensurable, impredecible y sabio.
Solo nos hizo un alma; una sola, ahorr√°ndose la otra para as√≠ poderle dar m√°s capacidad; ahora bien, ese alma, tiene la virtud de borrar las malas cosas con las buenas, los malos rollos con los buenos, las putadas con las buenas obras, y cuando buscas en ella, lo primero que aflora es lo que te hace feliz; y para encontrar lo poco malo que quede sin olvidar, debes de escudri√Īar demasiado a fondo, y a veces no merece la pena.
Otra cosa es que tu alma se una a otra, entonces hablaría en otros términos, porque siempre se ha dicho que."La unión hace la fuerza".
La fuerza es el amor, y el amor une para siempre.

20 diciembre 2019

SABER CON SABOR.

Dos palabras diferenciadas solo por una letra y que literalmente no tienen nada que ver la una con la otra, pero el otro día, escuchando la radio (que por cierto me encanta), hablaban, con saber, del sabor de las cabezas de las gambas.
La recomendaci√≥n no es de ahora, sino del a√Īo 2011, y pretende aliviar la absorci√≥n de cadmio por nuestro organismo.
Donde más se localiza el cadmio en los mariscos es en la cabeza, porque allí se encuentran los hepatopáncreas de estos animales, en los cangrejos es en las patas o en los apéndices donde más se halla el cadmio.
Pero ahora vamos al saber...
Una persona puede consumir 0,2 miligramos de cadmio a la semana pues podr√° eliminarlo sin ning√ļn problema; un reciente estudio ha determinado que el cuerpo de los mariscos est√° libre de cadmio, por lo que la acumulaci√≥n de cadmio se reduce simplemente a la cabeza de los mismos.
Si te calzas de una sentada 1/2 kilo de mariscos y le chupas las cabezas a todos, consumir√°s el total del cadmio permitido y "seguro" para una semana.
Opciones:
Comer medio kilo de marisco a la semana nada m√°s.
Comer un kilo de marisco a la semana y chupar sólo la mitad de las cabezas.
Comer el marisco que te de la real gana y no chupar las cabezas.
No comer ning√ļn marisco y darle al jam√≥n, a la ca√Īa o al queso.
Ser "vegano", aunque algunos vegetales también lo contienen.
O literalmente: No comer; que adem√°s es bueno para adelgazar.
Por lo tanto, chupar algunas cabezas en las cenas familiares de estos días no es nocivo si no se abusa.
Pero ojo...
¡Atenci√≥n a aquellos y aquellas chupadores/as que se dedican a chupar las cabezas que desechan los vecinos de mesa porque no les gustan! 
¡Eso si es puro cadmio, ojo!.
Hay que estar informados...
"SABOR MUCHO, PERO CON SABER".

TRADICIONES NAVIDE√ĎAS.

La tradici√≥n nos empuja a felicitar a todo el mundo mundial en las Navidades y en el Nuevo A√Īo; la tradici√≥n nos dice que debemos desear: paz, felicidad, buenas cosas y amor a todos y a todas; la tradici√≥n nos aboca desde hace poco a colapsar las redes sociales, wasshapp, facebook, instagram, sms, etc., de fotos, v√≠deos, gifs, y palabras de felicitaci√≥n, la mayor√≠a hechas de cart√≥n piedra.
As√≠ como, la totalidad de las casas y construcciones del Bel√©n Viviente de Sanl√ļcar la Mayor, que  est√°n hechas de cart√≥n piedra, son ef√≠meras en el transcurso del tiempo, y no se vuelven a reconstruir hasta muy cerca de las navidades del pr√≥ximo a√Īo; as√≠ son las felicitaciones que nos enviamos en estos d√≠as: ef√≠meras, de cart√≥n piedra, de quita y pon, y muchas veces simplemente de humo; y en ocasiones de humo negro, porque se felicita a personas que literalmente no podemos ni ver.
Hace mucho tiempo dije: que la Iglesia Católica es "culpable" de que los que rezamos asiduamente el Padre Nuestro, pequemos con frecuencia contra el octavo mandamiento, y me explico...
"Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden"...
Eso ser√°, o "ser√≥"; m√°s bien deber√≠a decir: 
"Perdona nuestras ofensas como nosotros intentamos perdonar a los que nos ofenden u ofendieron."
Sería más realista y no nos haría mentir tan a menudo.
Pues lo mismo pasa con las felicitaciones de Navidad y de A√Īo Nuevo, muchas est√°n inoculadas con el virus de la mentira y la falacia, porque a muchos/as seguramente les desearemos durante 364 d√≠as del a√Īo otra cosa muy diferente a lo que ponemos en nuestros mensajes.
En fin, diga yo lo que diga, sea lo que sea, y hagamos lo que hagamos, el o la que lo haga de verdad, que lo haga; y el que no, también; a ver si así cambian un poco y mantenemos la tradición durante estos días por lo menos.
Por ello...
¡FELIZ NAVIDAD Y BUEN A√ĎO 2020!

AMOR Y DOLOR.

El amor est√° intr√≠nsecamente unido al dolor, en los primeros enamoramientos, de peque√Īos, ya se empieza a sufrir, se comienza a sentir dolor.
En primera instancia te enamoras locamente, con ese amor desproporcionado de un chico de 12 o 13 a√Īos de la primera chica de tu vida, es la primera vez que lo experimentas, y por supuesto es la primera vez que soportas la indiferencia de la joven, y el pavoneo junto a ese otro (desde entonces tu peor enemigo) por los pasillos del colegio.
Te enamoras una y otra vez, hasta que crees que la persona que tienes enfrente también está enamorada de tí y tomas la determinación de formar una familia.
Los roces diarios con tu pareja te producen un dolor, que normalmente se suaviza con el amor y otras veces, sobre todo cuando el amor no es lo suficientemente fuerte, acaban con la separación.
Después vienen los hijos...
¿Se puede amar a alguien m√°s que a un hijo o a una hija?
Pues así mismo los hijos te producen un inmenso dolor, muchas, muchas veces; y todos sabéis a lo que me puedo referir con ese dolor, unos con más intensidad y con más frecuencia y otros más levemente o en pocas ocasiones; pero doler, ineludiblemente que duelen; quizás sea lo que más nos duela, nuestros hijos.
Pero ya, cuando el pabilo y la vela de nuestra existencia se va desgastando, y está más cerca el apagón que la llama de luz, hay una relación excepcional entre el amor y el dolor.
Cuando te haces mayor, y algunas veces todavía joven, el dolor llega a tu vida enmascarado por la enfermedad, por la traición, por accidentes, o simplemente por el desgaste físico o neuronal; entonces es cuando realmente debe de aparecer el amor; amor de hijos, para cuidar a sus antecesores enfermos o impedidos; amor por la pareja de cada uno, que cuida al impedido con todo el amor del mundo, amor por las personas que te rodean y que necesitan un cable que les ayude a mitigar su dolor.
Cuando realmente se valora lo que es el amor, es cuando viene acompa√Īado del dolor, entonces es un AMOR con may√ļsculas.
Y si no, como en otros muchos momentos de la vida,...
Solo quien te quiere de verdad comprende el dolor detr√°s de tu sonrisa, el amor detr√°s de tu rabia y las razones detr√°s de tu silencio.


CAMBIAR EL PASO.

Cuando peque√Īo, me enamoraban los desfiles militares, me encantaba la disciplina y el bien hacer de los que participaban en ellos, recuerdo que, muy peque√Īo, me sab√≠a perfectamente los giros, el firmes, la alineaci√≥n, etc.
Despu√©s el destino quiso que no fuera a la famosa y tan denostada "mili", pero siguieron gust√°ndome los desfiles. 
Me sorprenden en demasía los del ejército soviético (ahora ruso) y los del ejército chino, son una verdadera barbaridad.
Pero lo malo que tienen estos desfiles es que alguno de los soldados cambie el paso, y que se vea, no se que le pudiera pasar a ese pobre soldado o "soldada", uff.
Cambiar el paso siempre se nota, se ve desde lejos; cuando est√°s harto de hacer favores a todos, cuando te sacias de que se aprovechen de tu persona, cambias el paso, y seguramente te dir√°n: 
- ¡Que "sabor√≠o" para una cosa que se le pide!
En ese momento, al igual que en el desfile, las miles de veces que el soldado no cambió el paso en otra infinidad de paradas, no se valoró, solo cuando se cambió.
Cuando te atiborras de tratar con educación a todos los y las que se cruzan en tu camino y te devuelven indiferencia, cuando vas a una ventanilla y solicitas las cosas con cortesía y te contestan con desidia y malas maneras, cuando pides lo que realmente te corresponde con cortesía y jamás te hacen caso, cuando esperas más de cincuenta minutos en un bar de comida rápida para almorzar y por prudencia te callas la boca y esperas, y esperas...
Pues todo eso se termina cuando decides cambiar el paso.
Va a ser necesario cambiar, de vez en cuando, el paso en nuestra vida; ya está bien que se aprovechen de los mansos/as. de los buenos/as, de los educados/as; habrá que denunciar, poner hojas de reclamación, eludir a los aprovechados/as, y mil etcéteras más; veréis como así adquiriremos algo de respeto, del que andamos demasiado escasos. Va a haber que intentarlo, que lo podamos hacer es harina de otro costal.

SIERRA MEC√ĀNICA.

Nuestras obras, las obras de todos, no tienen el mismo significado y dependen muy mucho de la forma en la que se utilicen las cosas.
No es lo mismo, en política, escamotear dinero publico de presupuestos de miles de cosas para engordar el presupuesto de sanidad, educación o pensiones; que escamotear ese mismo dinero, incluyendo el escamoteo en sanidad, educación o pensiones, para subidas de sueldo irracionales, firmas de contratos no necesarios; o incluso, el derroche en cosas no bien vistas, o inclusive ilegales.
No es lo mismo utilizar la morfina para paliar el dolor, que usarla para agredir y causar la muerte.
No es lo mismo castigar con prisión para cobrar las deudas del reo con la sociedad, que aprisionar por represión o dictadura.
No es lo mismo construir casas o pisos  para ganar dinero, que no utilizar los materiales necesarios en la construcci√≥n, poniendo en peligro la vivienda e incluso la vida de los compradores, para atiborrarse del vil metal.
No es lo mismo llevarse un d√≠a la comida que sirves en un "c√°tering" por un desav√≠o ocasional en casa, que comer y cenar a diario con esa comida que has de servir a los dem√°s  y que pagamos todos.
No es lo mismo utilizar la energía nuclear para conseguir luz, calefacción, etc,; que para fabricar bombas que destruyan a nuestros semejantes.
Por eso digo, que las obras de todos se asemejan a una sierra mecánica; porque una sierra mecánica se puede utilizar para construir una casa, para cortar árboles, o como parece que así ha sido, para hacer desaparecer a Marta Calvo.
Lo malo no son las cosas en sí, sino la utilización que hacemos de ellas.

17 diciembre 2019

CAMAS VAC√ćAS.

La otra noche est√°bamos cenando con unos amigos despu√©s de terminar nuestra trayectoria en el Bel√©n Viviente de este a√Īo; est√°bamos entretenidos, comentando cosas alegres, cosas del Bel√©n; mi amiga hab√≠a tenido el m√≥vil en silencio, y cuando lo abri√≥, ten√≠a muy malas noticias en el, mal√≠simas noticias en esa peque√Īa pantalla de cinco pulgadas.
Una amiga de su hija había decidido marcharse para siempre, y eso cambió la noche y los días para nuestros amigos.
Conozco a muchas personas a los que sus hijos/as se les han marchado para siempre, unos/as por enfermedad y otro/as por decisión propia; y eso, me vais a perdonar, creo que es lo más doloroso del mundo.
Puedes llevarte con tus hijos como el perro y el gato, podremos discutir ma√Īana, tarde y noche; pero la falta, su falta, ha de ser insoportable; incluso conoc√≠ al padre de un buen amigo que se le marcharon sus dos hijos.
Cuando el que se marcha es un antecesor nuestro, normalmente se desmonta la habitaci√≥n pretendiendo dar un cambio a lo que com√ļnmente ve√≠amos, para as√≠ afrontar mejor el duelo; cuando se marcha un hijo, tengo noticias de que muchos/as mantienen la habitaci√≥n intacta, pero con su cama vac√≠a.
Cuando mi prima sufri√≥ en sus carnes esta desgracia por la enfermedad de su peque√Īa, el psic√≥logo le aconsej√≥ que tuviera un hijo, ahora tiene dos varones, nunca olvid√≥ a su hija, pero eso le ayud√≥ a seguir adelante.
Si será dolorosa la cama de un hijo vacía, que, aunque solo sea porque se va a vivir a otra ciudad, cuando pasas por la puerta de su habitación, y la ves vacía, tu alma se llena de nostalgia.
Para todos/as los que por desgracia tenéis alguna cama de un hijo o una hija vacía y sin regreso posible, os doy un abrazo de comprensión y de valentía para seguir adelante, sobre todo por los otros u otras hijos/as que quedan, tienen derecho a tener unos padres lo más "normales" posible, aunque os resulte muy difícil.

14 diciembre 2019

UN SOLO REGALO.

Desde que fui padre siempre me detuve a pensar qué dejaría para mi próxima generación, mis hijos, nuestros hijos, en este caso literalmente "hijos".
Cuando te planteas esta disyuntiva te afloran a la mente mil millones de cosas, a saber...
Voy a procurar educarlos lo mejor posible para que sean personas honradas, rectas, coherentes y formales; al final, mucho depende de t√≠ mismo, pero tambi√©n de la "junti√Īa", de las gentes con las que se unan, como amigos o como parejas.
Intentaré dejarles una casa, por lo menos para que tengan donde vivir si les van mal las cosas, pero a veces no sabes si será beneficioso para ellos.
Pretenderé inculcarles modos de conducta que yo creo que son los correctos, pero desde otros ojos, las vistas son diferentes.
Quiero conseguir que la siguiente generación sea más feliz, que la naturaleza se regenere, que obtengan un trabajo con el que tengan suficiente para subsistir sin necesidades.
Hay tantas cosas que me gustaría regalar a los que me sigan...
Pero analizando mi vida, una vida vulgar como la de otro cualquiera, una de las cosas que m√°s da√Īo me hizo cuando peque√Īo y tambi√©n de mayor, fue las burlas de los crueles ni√Īos y mayores sobre mis "defectos", mis equivocaciones, mi forma de ser, mi inocencia en algunos casos y mis errores.
¿Acaso se cre√≠an o se creen, necios y necias, que no nos damos cuenta de nuestros defectos?
Incluso con la vista tan mermada que tengo, cuando me miro al espejo veo claramente que estoy gordo y que tengo poco pelo, por ejemplo, ¿y?
Pues eso, "si tuviera la oportunidad de ofrecer un regalo a la siguiente generación, sería la capacidad para que cada uno aprenda a reírse de sí mismo"
Ni m√°s, ni menos.

SIEMPRE HAY ALGUIEN...

Para toda persona habida y por haber de todo el mundo mundial, lo que le pase a uno o a una, es lo peor de lo peor.
A mi me duele m√°s que a nadie, a mi me maltratan m√°s que a nadie, mis hijos/as se portan mal de cojones, mis padres son demasiado duros, estoy "reventao" de trabajar de ocho a tres, o incluso menos; cobro poco dinero, tengo una pensi√≥n de mierda, me ha abandonado mi mujer, mi marido me ha pedido el divorcio, mi enfermedad es m√°s grave que la tuya, yo me he roto m√°s huesos que t√ļ.
¡Joder, hasta en la desgracia queremos ser los ganadores!
Nos empe√Īamos en ser los m√°ximos sufridores del desierto, pero lo cierto y verdad es que, con las desgracias y sufrimientos, pasa lo mismo que con ser el m√°s fuerte, la m√°s guapa, la m√°s inteligente, el m√°s atractivo...
Siempre habr√° alguno o alguna m√°s fuerte, guapa, inteligente, atractivo que t√ļ, eso es seguro.
Pues en la otra acera, la de la adversidad, seguro, seguro, seguro, que por muy mal que est√©s, siempre habr√° alguien peor que t√ļ.
Y en todos los aspectos de la vida, incluso en la muerte; el otro d√≠a comentaba con un amigo una foto de nuestro grupo de comuni√≥n de 1966, donde ya faltaban m√°s de tres o cuatro compa√Īeros, y mi compadre Juanjo; ¡Joder, tambi√©n se fue con cincuenta!
Aunque tengamos la creencia que morir es pasar a una vida mejor, creo que la mayoría preferimos estar vivos.
Celebremos la vida, procuremos mejorar, y enfrent√©monos a lo que nos toque con arrojo y gallard√≠a; porque seguro que: "Siempre habr√° alguien peor que t√ļ"
Y aunque mal de muchos sea consuelo de tontos, esto que digo es una realidad tangible.

AMOR DE CUERPOS.

Los cuerpos...
¡Ay los cuerpos!
Esos trozos de carne con pelos, que algunos no tenemos ya , ojos, orejas, brazos y piernas; esa masa bioquímica que compone un organismo y que desde el mismo día que nace empieza a deteriorarse.
¡Ay los cuerpos!
Esos en los que nos fijamos nada más conocer a alguien y que, para bien o para mal, configuran nuestra opinión sobre el o la que tenemos enfrente, y condicionan la relación.
Después puede venir lo que venga, pero esa locura, sobre todo en la juventud, depende muy mucho del físico, y de la "química" como dicen otros y unas.
Eso tiene su explicación en la parte animal que portamos en nuestros genes, esa parte ancestral que lo que realmente busca es la procreación, y por ende, el galanteo, el galleo, el coqueteo, todo va a parar al mismo saco.
Pero ¡Ay los cuerpos!, los cuerpos cambian, el pelo se cae lo mismo que los abdominales, o el abdominal como tenemos algunos que otros; se engorda, el pelo se vuelve n√≠veo, y la nariz y las orejas no paran de crecer, los pechos se caen, el culo se engrosa demasiado; y la piel, esa capa que nos cubre y nos arropa de por vida, se arruga y se arruga y se arruga; y ya se pueden operar, aunque algunos/as son para darles una verdadera "soba".
Y si eso le pasa a los cuerpos, a las almas le ocurre todo lo contrario; con el paso del tiempo las bellas ser√°n cada vez m√°s rutilantes, y las malas cada vez m√°s malvadas; pero al final de todo el juego de la vida lo que restar√° ser√° nuestro alma.
Hay una frase de Víctor Hugo (poeta, dramaturgo y novelista romántico francés 1802-1885) que resume ciertamente lo que acabo de relatar; y dice así...
"Desgraciado quien no haya amado más que a cuerpos, formas o apariencias. La muerte le arrebatará todo eso. Procurad amar a las almas y un día las volveréis a ver"
Seguramente que si.

13 diciembre 2019

EL PR√ćNCIPE AZUL.

De vez en cuando aparece en mi televisi√≥n, por mor del "zapping", un programa en Cuatro TV que se apellida: “First dates".
Un programa de citas como el del Juan Imedio de Canal Sur, pero para incluso gente que acaba de cumplir los 18 a√Īos.
Muchos van a buscar una pareja que no han tenido la suerte de encontrar en su habitat natural, pero una gran mayor√≠a van a publicitarse, a intentar hacerse "famosillo" a ver si as√≠ pueden vivir alg√ļn tiempo de "v√°lvula", o sea, sin tener que doblarla.
Me causa una rabia inmensa cuando uno o una, nada más ver a la pareja que le han preparado, la rechaza sistemáticamente; a mi me gusta bailar a él no, a mi me gusta el campo a ella no, plenitud de tontadas que en tan corto espacio de tiempo es imposible de determinar quién y cómo es cada uno o cada una, o cual de los dos es más tonto.
Hay muchas, muchas, que esperando a su pr√≠ncipe azul, se les escapan: el rojo, el celeste, el verde, el amarillo o hasta el pr√≠ncipe de Col√≥n, el blanco; hay muchos que incluso teniendo a su princesa, se les escapa por tratarla como a una plebeya. 
Un príncipe azul es una raya en un pozo, y como tal muy difícil de hallar, por lo que sería conveniente que a la hora de elegir a la persona adecuada analicemos todas sus virtudes y defectos, antes de emitir una opinión.
Lo que no tiene desperdicio es el comentario de una se√Īora mayor hablando el otro d√≠a sobre el tema que me ocupa hoy:
"Te puedes buscar un marido que no te pegue, que no sea un borracho, pero por favor, lo importante es que no sea un "malaje".

EL ALMA ACUMULADORA.

En 1901 un f√≠sico norteamericano (como casi siempre) llamado Duncan MacDougall, confirm√≥ a todos los efectos y despu√©s de un sinf√≠n de experimentos con multitud de personas a punto de morir, que en el transcurso de la vida a la muerte, todos los cuerpos perd√≠an 21 gramos de peso, por lo que determin√≥, por mor de la deducci√≥n l√≥gica, que el alma de las personas tiene ese peso, veinti√ļn gramos.
Alma proviene del latín "ánima" (aire, aliento) y tiene la misma raíz que animal, animar, ánimo, unánime, magnánimo, etc.
Muchas veces me he preguntado c√≥mo una cosa tan peque√Īa y de tan poco peso puede acumular tantas y tantas cosas.
Si bien cada vez los acumuladores inform√°ticos guardan m√°s memoria, ninguno puede alcanzar a nuestro alma.
El alma, la nuestra, es un acumulador de decepciones: en el amor, en el trabajo, con los compa√Īeros, los vecinos, los amigos, e incluso con los de tu misma sangre, tu familia.
Cu√°ntos pinchazos en una cosa tan peque√Īa, cu√°ntos alfileres punzando, a veces durante toda la vida, cu√°ntas heridas y cicatrices.
Por ello hoy me quiero referir de nuevo a mi admirado Bruce Lee, admirado no como luchador, sino como fil√≥sofo. 
Vuelvo a recordar su famosa frase: "Be water my friend" (se agua amigo mío).
Pues sí, además de amoldar nuestro alma a lo que se necesite en cada momento de nuestra existencia, así mismo podríamos aplicar el agua para diluir en ella las decepciones y los estropicios acaecidos.
Mientras m√°s se diluya nuestro alma en agua, los ataques a tu felicidad te har√°n el menor da√Īo posible.

IMPOSIBLE.

Hay tantas cosas difíciles de conseguir (por ejemplo, que tengamos un presidente del gobierno, sea del partido que sea) que la mayoría de ellas las ubicamos en la zona de nuestra memoria rotulada como "IMPOSIBLE".
En esta nuestra existencia, hay muy pocas cosas que resulten f√°ciles de conseguir, normalmente todas tienen su gran, o su pizca de dificultad; pero lo que no debemos permitir nunca es, que por muy complicada que nos parezca una cosa, autom√°ticamente nos rilemos, y la pasemos a ese limbo del dejado o dejada que es "LO IMPOSIBLE".
Y no me refiero a lo que f√≠sicamente es imposible; por ejemplo y me toca directamente, una persona sin ri√Īones es literalmente imposible que orine, pero a eso no me refiero.
Hay tantas alegr√≠as, tantos triunfos, tanto placer, tanta felicidad perdida y difuminada en esos recovecos de la palabra "IMPOSIBLE", que alg√ļn d√≠a deber√≠amos escudri√Īar un poco en nuestra alma para darles un repaso, por si todav√≠a estamos a tiempo.
Y si todavía no me creéis, echadle un vistazo a la película "Lo imposible" de J.A. Bayona.
Un magnífico profesional constructor de nombre Félix, tiene una frase que determina exactamente lo que he querido expresar en esta reflexión en su estado de wastsapp:
"Lo imposible sobre la marcha; para los milagros habr√° que esperar"

FOTOS DEL BEL√ČN VIVIENTE.

El pasado viernes, d√≠a seis, se inaugur√≥ el Bel√©n viviente de mi ciudad en el que hago el papel de Josu√© (◊í'◊ē◊Ė◊Ē), miembro activo del Sanedr√≠n.
De los millares de personas que nos han visitado en estos d√≠as hasta ayer que se clausur√≥, no s√© cuantos cientos de fotos se hicieron los chiquillos conmigo y con otros compa√Īeros del Sanedr√≠n, los ni√Īos, ni√Īas y alg√ļn que otro mayor.
Como todas las noches, exceptuando las que estoy demasiado cansado, suelo hacer un examen de conciencia de c√≥mo ha pasado el d√≠a, donde me he equivocado, a quien he podido hacer da√Īo, etc. y hablando con mi pareja despu√©s de venir de la Bel√©n ef√≠mera se me inund√≥ el alma de nostalgia.
Sí, puede resultar tedioso, y muchas veces lo es, ese sinfín de fotografías y poses durante todas las tardes, pero todo ello tiene una inmensa recompensa a muy largo plazo.
Dentro de veinticinco o treinta a√Īos, cuando los ni√Īos y ni√Īas que tuvieron a bien retratarse con un servidor, les ense√Īen las fotos a sus hijos, y si yo ya no estoy aqu√≠, que ser√° lo m√°s probable;  conseguir√°n con ese simple gesto resucitarme a la vida; a m√≠, y a todos los que hemos participado en estos d√≠as en el Bel√©n.
Los peque√Īos preguntar√°n:
¿Eso que tiene ese hombre en la cara con cristales que es?
Espero que para esos a√Īos no tengan que pasar los ni√Īos el suplicio de las gafas desde los seis a√Īos.
Lo cierto y verdad es que ser√° una forma m√°s de vida eterna, de mantenerse vivo, con los ojos abiertos en las fotos, aunque sea a trav√©s de las gafas, v√≠deos y en los recuerdos de los que una tarde cualquiera, de los dos primeros fines de semana de diciembre, tuvieron la feliz idea de "echarse un retrato" conmigo y mis compa√Īeros.
Por todos ellos gracias a los ni√Īos, ni√Īas y a los fot√≥grafos, y nos vemos, Dios mediante, en las navidades de 2020 si √Čl as√≠ lo quiere.



ESCAQUES.

Viendo anoche un poco el discurso del Rey Joven, como lo llama el peque√Īo Jes√ļs, me ha dado por escribir en esta l√≠nea.
Escaque, pertenece al mundo del ajedrez, los m√°s avezados sabr√°n que es como se denomina cada casilla, clara u oscura del tablero.
Procede del √°rabe hisp√°nico "issha" este del √°rabe cl√°sico "as sah" y este a su vez del persa "sah" que la mayor√≠a de todos los de mi edad saben qu√© significa: Rey. (El Sah (Rey)de Persia, previo al Ayatoll√°).
El Jaque-mate (sahque-mate) por lo tanto es mate al Rey.
Parafraseando ambos términos y sus sinónimos, hay mucha gente que quiere que el Rey Joven, y el Viejo, se escaqueen, que se vayan, y eso me ha dado que pensar.
Sin entrar a valorar el m√°s id√≥neo modo de gobierno, lo que si es cierto es que los seres humanos, y especialmente los espa√Īoles de Espa√Īa, no estamos preparados, ni lo estaremos nunca, para la anarqu√≠a. Lamentablemente necesitamos que nos dirijan, que nos gobiernen, que nos manden y que si nos salimos de las normas nos castiguen; y para eso hace falta una forma de gobierno.
Monarqu√≠a parlamentaria, rep√ļblica parlamentaria, o dictadura (tanto de un lado como del otro).
¿Creemos a ciencia cierta que la monarqu√≠a es m√°s onerosa que la rep√ļblica, o estas ambas que la dictadura?
Pienso firmemente que todo es imperfecto, que nadie est√° en la posesi√≥n de la verdad, pero como dec√≠a el se√Īor Camps de Col√≥n...
¡Busque, compare y si encuentra algo mejor, c√≥mprelo!
Pero por favor, evaluemos las cosas con la cabeza no con el corazón, ni con unas u otras ideologías, que cada uno opine como le plazca pero guardemos a todas las personas el respeto necesario.


30 noviembre 2019

DEJAR IR.

Desde que tenemos uso de razón nos deberían acostumbrar a dejar ir; dejamos ir a los abuelos, esos que tanto nos quisieron y de los que nos quedan innumerables recuerdos, pero no nos acostumbramos; dejamos ir a nuestros padres y madres y cuesta mucho trabajo acostumbrarse; dejamos ir a nuestra pareja; y algunos/as, tienen la desgracia de tener que dejar ir a sus hijos o hijas y eso es mucho más difícil todavía.
Dejamos ir la infancia, la pubertad, dejamos escapar entre los dedos la juventud, la madurez, y como por arte de magia y cuando menos te los esperas dejas la vejez y te marchas para siempre.
Se van los amigos, unos para siempre y otros por muto propio; se van los amores, unos por que mueren y otros muchos por que se desenamoran; por irse alg√ļn d√≠a se te va hasta la vida y muchos no se dan ni cuenta.
Muchos de los pensadores que escriben frases de autoestima y de ayuda nos conminan a aprender a dejar ir a la gente, a acostumbrarse a ello, a instruirse en vivir sin esas personas que se fueron y que nunca m√°s volver√°n.
Pero yo creo firmemente que ese no es el secreto...
"El secreto no es aprender a dejar ir a la gente, sino aprender a dejar ir ese pedazo de tí que se fue irremisiblemente con ellos.

CHOLLO.

El origen de esta palabra proviene de un italiano que lleg√≥ a Espa√Īa a mediados del siglo XVIII, napolitano, que para m√°s se√Īas se apellidaba "Cioglio",  y de ah√≠ fue derivando hasta el chollo que conocemos hoy.
Este hombre pidió licencia para poner sillas en las calles, en el recorrido de las procesiones y desfiles, de tal forma que la gente pudiera sentarse en lo uno y en lo otro y verlos cómodamente.
Y no olvidemos que el italiano cobraba a todo el que se sentaba en una de sus sillas, puestas en la calle, no lo olvidemos.
Colocaba y alquilaba sillas para miles de eventos y de ahí es como el italiano se hizo rico solo con unas licencias y unas sillas en la calle; de ello proviene, después de castellanizar el nombre, el llamar chollo a una bicoca.
Si alguien que lea esto, esta Semana Santa va a pagar por sentarse en una silla o asomarse a un balcón para ver las cofradías, pregunte por si acaso el que lo hace es italiano, quizá fuera familia del tal Cioglio.
Pero hoy en día hay un chollo mucho más rentable que el de alquilar sillas, es el de sentarte en la bancada.
Alquiler de vivienda, aunque tengas una en propiedad te lo pagan, la comida m√°s barata que en la guarder√≠a, coche oficial, secretario, despacho, ipad, m√≥vil, partes de emolumentos libres de impuestos, pensi√≥n asegurada con pocos a√Īos de trabajo, en fin...
Si el napolitano Cioglio levantara la cabeza, seguramente hubiera enfocado el negocio de otra forma. 


AHORRAR.

Ahorrar proviene del castellano antiguo "horro" (libre de nacimiento) y esta palabra dimana del √°rabe "h√ļrr"(de condici√≥n libre, libre).
Primero sobre el siglo XIII significó poner en libertad a un esclavo o cautivo; más tarde en los siglos XIII-XVI significó librar o sacar de un trabajo, pena, pago, etc.; y de ahorrar en trabajos, a partir del siglo XVII se pasa al ahorrar en el sentido moderno, reservar lo que no se ha de gastar.
Pues bien, ni este, ni ninguno de los gobiernos que han precedido al que ahora mismo tenemos en funciones, ha tenido la capacidad de ahorrar lo suficiente en ninguno de los significados de la palabra.
Seguimos siendo esclavos de las dos Espa√Īas; y ahora, para rematar el cuadro, de las tres, de las cuatro, o de las que ellos quieran; nunca nos han librado de un trabajo, ni de uno siquiera de los impuestos a pagar por todo ciudadano de bien; y para colmo, los pocos ahorros que hab√≠an podido escamotear de los abundantes ingresos que hubo en tiempos pasados, tambi√©n han desaparecido, en treinta y cuatro a√Īos de democracia no hemos ahorrado, no digo ya ni un euro, sino ni una "gorda".
En cambio, tenemos una extraordinaria deuda de aproximadamente:  Un bill√≥n doscientos mil millones de euros; eso significa que cada espa√Īolito de a pie debe m√°s o menos unos 25.800 euros, incluidos ni√Īos y jubilados.
No se a d√≥nde va a llegar esto, pero yo creo que, con la edad que tengo,  no me van a dar un pr√©stamo en ning√ļn banco para hacer frente a esos euros que debo. 
¡Of√ļ el de la l√ļ! ¿Qui√©n va a pagar todo eso?

EPITAFIOS.

Epitafio es una palabra que deriva del griego y que realmente se compone de dos: epi(sobre) y taphos(tumba), epitafio por tanto, literalmente significa sobre la tumba.
Hay una variedad extensa de epitafios por esos mundos de Dios: tristes, melancólicos, divertidos, siniestros, amorosos, y un sin fin de ellos más.
Hoy quiero hacer un homenaje a los que discurren esos epitafios que quedan para la historia plasmados en la tumbas o t√ļmulos de los cementerios, o bien en las esquelas de los peri√≥dicos.
Por ejemplo:
Divertidos:
-Aquí yace mi mujer, fría como siempre.
-Recuerdo de todos tus hijos menos de Ricardo que no dio nada.
Siniestros:
-Aquí te espero.
Tristes:
-Eras cerilla de palillo corto, pero encendiste un fuego eterno que durar√° para siempre.
-Roc√≠o de la ma√Īana, gran tesoro de tus padres, joya que no encontraremos en ning√ļn escaparate.
De amor:
-Estoy celoso de que estés feliz sin mí.
Y una historia sobre epitafios que me encanta...
Un se√Īor visit√≥ a un experto en determinar epitafios, el "epitafiador" le preg√ļnto:
-Dígame algo de su vida...
-Pues mire, lo que hago es trabajar desde que ten√≠a diez a√Īos; no me casado, ni tengo hijos, solo trabajar; desde que me levanto por la ma√Īana hasta que me acuesto a altas horas, s√≥lo trabajo y trabajo; como supondr√° soy aut√≥nomo y mi hobby es el trabajo, no tengo vacaciones, y tengo sesenta y siete a√Īos.
-¿C√≥mo se llama usted?
- Me llamo Eleuterio.
-Pues ya tengo su epitafio...
-Aqu√≠ yace Eleuterio, del co√Īo de su madre directo al cementerio.

UTOP√ćA.

La utopía es una palabra inventada por Tomás Moro (pensador, teólogo, político, humanista y escritor ingles 1478-1535) para llamar a la isla ideal creada para su obra "Del mejor de los estados posibles y de la isla Utopía" de 1516.
Y la cre√≥ partiendo de dos palabras griegas "ou" que significa "no"; y "topos· que significa "lugar", por lo que utop√≠a literalmente ser√≠a: lugar que no existe.
De ah√≠ se pas√≥ a proyectos irrealizables, sue√Īos imposibles de conseguir, mundos ideales donde vivir, pol√≠ticos limpios entregados al ciudadano, buenas pensiones para todos, un buen y bien remunerado trabajo para todos, educaci√≥n generalizada, sanidad y medicinas gratis,etc., etc., y otra utop√≠a m√°s.
Como todas las utopías hay cosas que nunca serán realizables, y eso que nos joderá a todos y a todas.
Un día un hijo le preguntaba a su padre por la utopía:
- ¿Pap√° qu√© es una utop√≠a?
- Hijo, una utop√≠a es como el horizonte; si t√ļ caminas diez pasos, el horizonte se aleja diez pasos; si caminas veinte, el horizonte se aleja veinte.
- Entonces...
  ¿Para qu√© sirve la utop√≠a?
- Solo para avanzar hijo.


ORTO.

La palabra orto procede del lat√≠n (ortus) levantado, surgido, nacido, y este verbo tiene que ver con oriente, oriundo, aborto, orientar, etc.
No confundir este vocablo con otro-, que significa: bien, recto; ortopedia (pies rectos) ortografía(escritura correcta); este orto no es una palabra castellana ni latina, procede del griego orthos (derecho, estricto, canónico)
Cuatro letras que dependen de donde vengan significan cosas diferentes; pero para nosotros, para las personas, deberían de estar unidas de por si.
Desde nuestro orto (o nacimiento) hasta nuestro óbito (o muerte) deberíamos hacer gala todos/as de una buena ortozoí (una vida derecha y estricta)
Es dif√≠cil mantener un modo de comportamiento estricto con la variedad de manzanas (met√°fora de  la serpiente y el Ed√©n), que cuelgan de todos sitios en nuestro d√≠a a d√≠a.
Es complicado ver la luz del sol cada ma√Īana no haciendo caso de las chiribitas que se nos encienden delante de los ojos, es arduo mantener una l√≠nea de comportamiento siguiendo los c√°nones de la √©tica y el buen hacer, pero no hay m√°s remedio si queremos que nuestra humanidad prevalezca por muchos m√°s a√Īos conviviendo en paz.
Deber√≠amos de tener un orto (nacimiento) hacia el orto (rectitud, ser estrictos, y conforme a las reglas).
Hasta que no comprendamos que ese es el camino, andaremos vagando en la ignorancia.