No obligues a nadie a quererte, mejor oblígalo a irse. Quien insista en quedarse, es quien realmente te quiere. Siempre seremos para alguien, la persona correcta que conocieron en el momento equivocado.

Seguidores

19 mayo 2023

CHIVO EXPIATORIO.

Los judíos, en los tiempos del Antiguo testamento, sacrificaban un chivo (macho joven de la cabra), de acuerdo con el mandato de Dios, a fin de purificar las culpas por medio del sacrificio (Levítico 16). La expresión proviene del latín "expiatorius", y significa literalmente, antes de venerar.
Y la expresión "chivo expiatorio" se acuñó ya en el siglo XVI para describir a los animales rituales en los que la comunidad judía depositaba sus pecados para preparar el Yom Kippur.
Pero hoy la usamos para describir a las personas que asumen simbólicamente los pecados de los demás.
Pero hay una etnia, un grupo de ciudadanos y ciudadanas, un elenco de brillantes estudiantes y trabajadores, oradores faltos de eclecticismo, en los y en las que ni por asomo, ni por error, ni por un casual, ni de coña, jamás aparece un chivo expiatorio.
Nadie asume responsabilidades, nadie quiere cargar con su culpa, y menos con la de otros; nadie, absolutamente nadie es responsable de nada si es malo, y solo quieren figurar y aparecer en los papeles si es bueno.
El chivo expiatorio, al final, siempre es el ciudadano de a pie.


Foto de mi amiga Juana Mora.


No hay comentarios:

Publicar un comentario